CARTA DE LECTORES

Carta de Lectores 09 de junio de 2018 Por
Leer mas ...
¿Qué nos pasa en Rafaela con los "pre conceptos"?

Sr. Director: 

No queremos ni lavacoches, ni malabaristas, ni artistas callejeros ni gente con "cara rara". Parecería que en esta ciudad NO somos todos iguales... sino que otro color de piel o, los que llevan el pelo largo, o los que usan las rastas; nos asustan, desconfiamos de ellos, sospechamos algo... pero ¿qué?
La policía demora gente por averiguación de antecedentes siempre dentro de este grupo que "no es como nosotros". Aduce que el poder político rafaelino, es decir, concejales e Intendente, no quieren a esa gente en la calle porque con ellos "no puede construirse ciudadanía"¿...?. Que alguien me explique por favor, de qué construcción estamos hablando. Mi hijo, Profesor de Artes Visuales egresado del Instituto Superior del Profesorado de Rafaela, elige ser artista callejero porque entiende que la cultura está en las calles, en la realidad espontánea y desmaquillada, donde todo es provisional. Desde esta mirada, el arte callejero representa la voz de la comunidad, de los grupos marginales, de los jóvenes que se esfuerzan por ser escuchados y, muchas veces, una forma de desafío a los prejuicios de las ideas estereotipadas. El arte callejero es realidad en el mundo y Rafaela no es una isla. Hacer malabares en un semáforo es sólo una de las múltiples formas de expresión tan válido como los grafitis, los murales (que tanto apreciamos en la ciudad), la danza o el canto a la gorra, etc.
Sin embargo, parece que, en esta ciudad, la policía o, según esta, el poder político local, no lo ven así. Sistemáticamente mi hijo ha sido perseguido ya sea por averiguación de antecedentes, o para pedirle documentos y/o ha sido demorado para investigarlo. La última vez que esto ocurrió fue en la esquina de mi casa, donde no estaba haciendo malabares sino simplemente, esperando que la madre lo pase a buscar. Evidentemente, el nuevo destacamento del Barrio 17 de octubre, que tiene que demostrar su eficacia en la preservación del orden ciudadano, entendió que llevar clavas de malabarismo en su mochila y gorra, lo hacía sospechoso de cualquier barbarie por lo cual lo detuvo para averiguar sus antecedentes penales. Más allá de la injusticia y, en el siglo de las comunicaciones, el trámite no debiera haber durado más de unos minutos si se consultaba por la web. Obviamente, no cuentan con Internet por lo que el procedimiento se demoró bastante. Como era de esperar, inmediatamente concurrí al destacamento para solicitar la información pertinente y la respuesta que recibí fue que por "su aspecto era sospechoso" y que, la orden de la Municipalidad, era sacar a quienes tenían este aspecto que, por supuesto, incluye a lavacoches o cualquier otra persona semejante. Aclaro que su piel es blanca pero que usa rastas y gorra porque hace frío. Esta situación no solo me avergüenza como rafaelino sino que también me indigna. Fui durante diez años parte del proyecto político que gobierna la ciudad. Primero como Secretario del Concejo, luego como Coordinador del Gabinete político y los últimos dos años como Secretario de Desarrollo Social. La Justicia Social es un valor que practico y que defiendo como siempre lo hizo el justicialismo, partido en el que he militado toda mi vida. Por eso más que enojarme que, por supuesto lo hace y mucho; me duele esta situación. Espero que el poder político local intervenga y aclare su postura ante la misma. De lo ocurrido notifiqué a quienes correspondía. Espero de ellos una respuesta y de toda la ciudad una reflexión que sirva para mejorar la convivencia y no para aumentar una brecha que, por este camino, se hace cada vez más profunda.

José Luis Rossetto
DNI 16.200.706
Rafaela

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar