Panorama

Locales 08 de junio de 2018 Por
Leer mas ...
¿CONGELADOS?
Por iniciativa de Hugo Menossi -otro que suena para la candidatura a la intendencia-, con el respaldo de todo su bloque de Cambiemos y al que prontamente adhirieron todos los consultados y seguramente nadie quedará afuera, por una simple cuestión de sentido común, propuso congelar durante un año los sueldos de todos los funcionarios políticos del Ejecutivo y del Concejo Municipal.
Si bien se trata de "un gesto", ya que la suma en definitiva no movería la aguja, aunque algunos que afinaron el lápiz dicen que sería bastante significativa, quienes piensen solo de esa manera estarían errando la apreciación. Es que cuando desde arriba se habla de apretar el cinto, todos deben hacerlo y más que nadie quienes nos gobiernan y fueron elegidos como sus representantes por parte de la gente.
POR AHORA SOLO
PEROTTI

El senador nacional y ex intendente de la ciudad Omar Perotti es quien con mayor firmeza está lanzado y trabajando por su candidatura a la gobernación de la provincia en los comicios de 2019. Esta semana en Rosario, tuvo lugar una especie de lanzamiento del denominado Proyecto Santa Fe, ante medio millar de sus seguidores y militantes.
Una frase a considerar fue "Santa Fe es una provincia con dimensiones de país", dejando explícitamente sentado el intenso trabajo que se debe desarrollar, haciendo mención a la representatividad en los 19 departamentos y la atención que merecen las 363 comunas y municipios. 
Si bien son varios los que amagan y anticipan la búsqueda de la candidatura dentro del justicialismo, hasta ahora el único que además de hablar está trabajando en ese sentido es Perotti. Aunque queda bastante tiempo por delante y seguramente deparará novedades y tal vez sorpresas.
En cuanto a los demás, se aguarda el desenlace final de la posibilidad de reformar la Constitución, que le habilitaría la chance al gobernador Miguel Lifschitz, aunque caída esa alternativa -como se cree acontecerá-, ya el ex gobernador y actual titular de la Cámara baja, Antonio Bonfatti, si bien no lo dijo con todas las palabras, dejó entrever que sería el candidato. Algo que corre por todos los ámbitos del socialismo y del propio Frente Progresista, dentro del cual sigue a pie firme la disputa entre los radicales, un sector alistándose en la coalición que gobierna la provincia y el otro con Cambiemos.
Donde en cambio si bien hay nombre aún se espera definición es justamente en Cambiemos, apareciendo el nombre del intendente santafesino José Corral como la más firme posibilidad, siendo su origen radical fiel testimonio de la separación existente entre los de ese origen. El diputado Laspina parece haber pasado a segundo plano y el nombre de Federico Angelini parece no despegar del todo, pero se insiste que no está dicha la última palabra. Gran parte de las chances del macrismo están afincadas en cómo vaya con la economía de aquí a las elecciones, al punto que de haber continuado como ocurría hasta dos meses atrás, existía un enorme optimismo en ganar la provincia. Hoy, esa sensación mermó bastante.
Este es el panorama de una carrera que aún no tuvo la bandera de largada, pero que casi todos vienen corriendo y acelerando a fondo, cosa de ir ganando todos los espacios posibles.
La posibilidad, de darse un andar sin demasiadas sorpresas, apunta a irse repartiendo los votos en tres tercios -como sucedió en la anterior elección de gobernador en 2015-, quedando la definición en la captación de sufragios de ese 10% restante que completa la cantidad de electores.
Es oportuno recordar los votos de Perotti: en las primarias a gobernador de 2015 logró 365.239 y luego en la general alcanzó 558.571. Luego en las legislativas de ese mismo año fue elegido senador nacional con 616.146 sufragios, prevaleciendo sobre Reutemann que fue por Cambiemos con 570.060, Eduardo Romagnoli del massismo con 398.980 y Hermes Binner del Frente con 249.246 votos.
El diputado rosarino Alejandro Grandinetti (del massismo) estaría ya alineado junto al rafaelino.
¿Y EN RAFAELA?
En la ciudad en tanto, estando en juego la intendencia, existe un panorama con bastante similitud al provincial, ya que hasta el momento si bien trascendieron nombres, los conocidos de siempre y algunos otros que se van agregando con cierto carácter de sorpresa, tanto como para ponerle condimento a la contienda electoral que se viene, no hay demasiado donde escarbar. Es que aquí, si bien cambió de postura después del resultado de octubre, nadie duda que Luis Castellano irá por la reelección, y que sus posibilidades son muy concretas, al menos por lo que se desprende hasta ahora, incluso con algún sondeo de por medio.
En la coalición macrista-radical, que tuvo resonante victoria apenas 7 meses atrás, controlando el cuerpo legislativo con 6 bancas sobre 10, el asunto de los viáticos a Uruguay le significó un fuerte tropezón a Lalo Bonino, por lo cual ahora se fortificaron las chances de Hugo Menossi, si bien no se descarta tampoco que pueda ser el candidato a senador por el departamento Castellanos, banca en poder de Alcides Calvo, a quien todo el mundillo político considera imbatible en el distrito. Pero cuando se trata de sumar votos para la causa, a veces hay que hacer resignaciones.
También en Cambiemos, aunque del ala radical, está Leo Viotti, quien fue nada menos que el más votado de octubre y está trabajando como para aspirar al sillón de Giménez (identificación algo antigua pero siempre útil).
Queda el Frente Progresista que gobierna la provincia y que tiene que remontar el mal resultado de octubre, cuando perdió la única banca socialista en poder de Natalia Enrico, quedando su bloque reducido al unitario Lisandro Mársico, de extracción demoprogresista. Desde la misma designación de Fernando Muriel al frente del Nodo Regional se comenzó a especular con la chance de su candidatura, la que se hace cada vez más fuerte, aunque nadie haya dicho siquiera esta boca es mía en tal sentido.
Presuponiendo entonces que los candidatos sean Castellano, Menossi-Viotti-Bonino y Muriel, también aquí según vayan acomodándose las cosas hasta la fecha de comicios, las posibilidades aparecen divididas. Si tenemos sólo en cuenta el anterior comicio, con la aclaración que fue legislativo y no ejecutivo, la suerte estaría echada; en tanto por el lado del oficialismo que gobierna la ciudad desde 1991, hay mucho optimismo en revertir esos resultados; y finalmente, otro tanto sucede con el Frente, que busca superar el mal trago de octubre.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar