Desbancarizados

Editorial 06 de junio de 2018 Por
Nuestro país es uno de los peores de la región en cuanto a bancarización de su población.

El mundo informático avanza a ritmo acelerado en todo el mundo, tanto que aquí mismo en la Argentina es uno de los  sitios que cuenta con mayor cantidad de conexiones a internet, como así también celulares en uso, pero en cambio esa misma vorágine no ha llegado todavía con tal empuje a la bancarización, ya que aún asciende al 52% de la población los que están dentro de la exclusión financiera, siendo por lo tanto el 48% -y todavía en minoría- los que se valen del sistema informático financiero merced al uso de apps, computadoras o celulares, para realizar toda clase de operaciones bancarias, sin necesidad de concurrir a las sedes de las entidades financieras.
De tal manera lo establece una encuesta nacional realizada por la Universidad de Palermo y la consultora Voices, revelando que en el primer trimestre de 2018 el 52% de los mayores de 18 años admitió no disponer siquiera de una caja de ahorro básica en un banco, detallando además que el promedio es bastante más elevado entre los personas de menores ingresos llegando al 57%,y también entre los jóvenes comprendidos entre 18 y 29 años donde asciende al 60%, impactando en este último caso la elevada cantidad de jóvenes desempleados, conocidos como los ni-ni pues no trabajan ni tampoco estudian.
Pero no se trata sólo de estos datos surgidos de la aludida encuesta, ya que también un estadio del Banco Mundial efectuado en 140 países que fue difundido en el pasado mes de abril, es coincidente en tal sentido, señalando por ejemplo que países de nuestra región como Uruguay, Chile, Brasil y Bolivia pudieron reducir el número de población no bancarizada entre los años 2014 y 2017, y que también progresaron en esa misma línea -aunque en porcentajes menores- Perú, Colombia y Ecuador. En cuanto a la perspectiva mundial surgida del relevamiento a los 140 países, da cuenta que se redujo de 39 a 33 por ciento.
En la Argentina en cambio ocurrió exactamente lo contrario en ese lapso de 3 años, pues subió la tasa de excluídos financieros, pasando del 50 a 52 por ciento, habiendo sido los de las franjas más carecientes quienes salieron del sistema, por lo cual se amplió aún más la diferencia con las clases altas. 
Volviendo al informe del BM, destaca que el 40% de la población argentina de menores ingresos, se redujeron del 44,6% que eran en 2014 a 37,4% tres años después. En tanto que el restante 60% de la población creció de 53,9% a 54,9%, habiéndose duplicado la brecha en los tres años analizados.
Sobre el tema, el decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Palermo, el rafaelino Gabriel Foglia -hijo de Graciela Beltramino y el histórico relator futbolístico local José Luis Foglia (el Flaco)-, con relación al informe de la casa de altos estudios sostuvo "la bancarización en la Argentina es notablemente baja. Estamos no sólo lejos de los países desarrollados, sino también de los que están en vías de desarrollo". Añade después que "la principal razón de nuestro retraso es el alto grado de informalidad de la economía, ya que a diferencia de otros países, acá no hay gente que tiene actividades económicas lícitas y aún así no tiene cuenta bancaria. Algunos motivos que podrían explicarlo son el interés por evadir impuestos, la falta de sucursales bancarias en las zonas menos favorecidas y una larga historia de crisis económicas que favorece la desconfianza, en especial entre las personas de mayor edad".
Tal lo puntualiza el BM, nuestro país con el 52% de no bancarizados quedó lejos del 26% de Chile, el 30% de Brasil y el 36% del Uruguay, siendo incluso superada por otro de sus vecinos, Bolivia, con el 49%. Sólo Paraguay, con referencia a nuestros vecinos, está por detrás con el 69%, cuando el promedio de Latinoamérica y el Caribe bajó a 47%, por lo cual nos encontramos por encima del mismo.
Para tener una visión más amplia -según lo puntualizó Clarín en una nota- los países más ricos del mundo están en el orden del 8% de personas no bancarizadas, aún cuando hay unos pocos que sólo tienen 1%, en tanto que en Rusia es el 24% y en la China y la India el 20%.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar