¿Se condenará pasado mañana a Tognoli?

Policiales 05 de junio de 2018 Por
La sentencia contra Hugo Tognoli -exjefe de la Policía provincial- se conocerá pasado mañana, luego de un año de un proceso que pasó casi desapercibido. Conclusiones a las que arribaron periodistas de La Capital (de Rosario) llevan a pensar que se está en presencia de que no asomó una prueba elocuente que sostenga la teoría que llevó a Tognoli al banquillo.
Tognoli Hugo
FOTO ARCHIVO - HUGO TOGNOLI. Pasado mañana se conocerá la sentencia. en un juicio en el que se pidieron 15 años de cárcel como pena.

Damos a conocer una serie de situaciones que han llevado a cinco periodistas del colega La Capital de Rosario, a sostener lo siguiente.

* Acá no se juzga la integridad ética de Tognoli o su calidad profesional u otras conductas del pasado. Se lo analiza por un delito concreto que es proteger a dos sindicados narcos como Aldo Orozco, de Firmat, y Carlos Ascaíni, de Villa Cañás. Para que se trasluzca la responsabilidad en ello de Tognoli hace falta evidencia. Sin embargo, hay una conjetura de la Fiscalía, que dedicó mucho tiempo y esfuerzo de investigación a sostenerla, pero la prueba necesaria para imponerle los 15 años de prisión solicitados luce como ausente.

* Puede ser una impresión errada. Pero la comparten cinco redactores de La Capital que han cubierto distintos tramos del juicio. La idea también es compartida por otros defensores de este caso, algunos oficiales, que no tienen interés en Tognoli porque no lo defienden, y cuya suerte no depende de cómo le vaya al exjefe policial.

* Para fincar la responsabilidad de Tognoli como protector de esa red narco, los fiscales Adriana Saccone y Adolfo Villate hilvanaron una trama iniciada en un vendedor venadense, Mauro Miguens. La intención de los acusadores fue demostrar que el abastecedor de Miguens era Ascaíni, y que éste se jactaba de influenciar en las más altas esferas de la Policía provincial para que nadie molestara a sus vendedores. Para los fiscales, esas influencias llegaban hasta Tognoli.

* Lo acusan también de proteger a Ascaíni (para quien pidieron 15 años en este juicio por liderar una red narco), a quien desde la Comisaría de Villa Cañás le informaron de quién era una camioneta que lo seguía.

* No se establece cómo llega Tognoli a consentir o tolerar la protección a Ascaíni. No se define tampoco cómo tiene que ver con el uso de la clave "segu210183". En el juicio se explicó que Tognoli como jefe provincial de Drogas Peligrosas era responsable de la herramienta, pero que ésta quedaba a cargo de un usuario que al recibirla en sobre cerrado debía modificarla en el primer uso. Las defensas plantearon, incluso con testigos, que Tognoli distribuía las claves y que ignoraba cada consulta de los usuarios, por la misma razón que un jefe que delega no puede responder por cada acto de un subordinado.

* El único argumento que conecta en algo a Tognoli con los narcos juzgados, es que el jefe policial gestionó la clave con la que se hizo la consulta para que policías de Villa Cañás le dijeran a un presunto narco de quién eran las camionetas que lo perseguían. Eso no alcanza para probar que Tognoli, que además dice que no tenía cómo saber qué se hacía con esas claves, participó cubriendo a vendedores de droga.

* Tampoco se puede concluir que porque Tognoli se comunicó varias veces con Fernández, el día que éste detuvo a un dealer por la supuesta delación de Ascaíni, eso prueba la connivencia entre éste y ambos policías. Es asimismo una conjetura que Tognoli reemplazó a Francisco Armúa por Néstor Fernández en mayo de 2011 en Venado porque días antes el primero inició una investigación sobre Ascaíni. Los comisarios Sola, Daniel Herrera y Alejandro Druetta declararon que Tognoli les ordenó, el día que asumió, investigar a Ascaíni.

* Los defensores también señalan las distintas varas con que se miden cosas semejantes. Tognoli está preso por esta causa hace casi seis años con ningún contacto probado con los presuntos narcos juzgados. En tanto el comisario Druetta con una conversación grabada con una persona con actos de narcotráfico verificados fue imputado en libertad por este delito.

* Los fiscales elaboraron su planteo con elementos ciertamente sugestivos. Pero para mandar a alguien 15 años tras las rejas la evidencia debe ser certera.

* Y viene al caso que la semana pasada la Cámara Federal concluyó que el excanciller Héctor Timerman y la expresidenta Cristina Kirchner deben ser investigados por la muerte del fiscal Alberto Nisman, cuando ni siquiera está probado que fue un homicidio. Para los camaristas un indicio de la responsabilidad de la expresidenta es que la muerte del fiscal se produjo cuatro días después de su denuncia por un acuerdo de visos ilegales con el Gobierno de Irán, y horas antes de ir a exponerla al Congreso.

* Finalmente se concluye en que solo la prueba legitima a la Justicia, y aleja el miedo a ella.

Rubén Armando

Sección Policiales

Te puede interesar