Goyén pasó de villano a héroe y le dio la clasificación al León

Deportes 04 de junio de 2018 Por
El arquero había cometido un grave error en el gol que le dio a Ferro, por intermedio de Beltramo. Pero en los penales el joven arquero juliense fue figura atajando dos remates. En la próxima fase el "9" se medirá con Sastre.
FOTO J. BARRERA CLASIFICACION./ El arquero festeja con sus compañeros el sufrido pasaje.  JUGADA CLAVE./ Goyén le tapó sobre el final la posibilidad del segundo a Beltramo.
FOTO J. BARRERA CLASIFICACION./ El arquero festeja con sus compañeros el sufrido pasaje. JUGADA CLAVE./ Goyén le tapó sobre el final la posibilidad del segundo a Beltramo.
En pocos deportes se pueden encontrar sensaciones tan emotivas como en el fútbol y particularmente en un puesto tan difícil como el del arquero. Ignacio Goyén supo reponerse en el mismo partido para terminar dándole la clasificación, sufrida por cierto, al equipo dirigido por Maximiliano Barbero.
En la previa, daba la sensación que estaba todo servido para el León. Un gol de ventaja de los 90' iniciales y el delantero más importante del rival (Matías Zbrun) que ya no estaba. Quizás eso haya relajado un poco al dueño de casa, o bien fue la postura de Ferro la que lo llevó a ser un tanto timorato.
En el primer tiempo apenas si hubo una chance de gol para cada equipo, en el contexto de un Ferro que más allá de tener la necesidad de revertir el resultado por la derrota en su cancha, no se decidía a ser ambicioso. La pauta fue claramente el planteo de Medrán, con un 4-4-1-1, ya que el reemplazante de Zbrun fue José Abt pero ubicándose como doble 5, para adelantar unos metros con el objetivo de aprovechar su claridad conceptual. Pero solamente encontraba a Chingolani, que generalmente estaba de espaldas al arco.
9 de Julio no se convencía de salir un poco más para no correr riesgos. Apenas mostraba cierto desequilibrio con las apariciones de Jonatan Lastra.
En el final aparecieron al menos las aproximaciones. Primero cuando Belinde salió del área y desde la derecha sacó un centro pasado, del otro lado apareció Lastra que buscó el arco pero Viotti respondió con seguridad.
Del otro lado, la chance fue para Gustavo Sala entrando por derecha luego de un lateral largo de Haspert. Cuando fue exigido Goyén mostró también su seguridad contra el palo izquierdo.
En el segundo tiempo fue otra la actitud de Ferro, siendo más agresivo y con Beltramo tomando la posta en la generación de juego. Además, empezaba a tomar protagonismo el gran sacrificio de Chingolani bajando y aguantando muchas pelotas.
Sobre los 9' tuvo su premio a esa intención, cuando desde un envío aéreo de la derecha salió lejos y mal Ignacio Goyén. Intentó tomar la pelota, pero chocó con dos compañeros y le quedó servido el balón a Beltramo para con un toque bajo señalar la apertura e igualar la serie.
Los Bichitos quisieron aprovechar el momento de desconcierto del León. Tuvieron un par de arremetidas, pero le faltó precisión en los últimos metros.
En los últimos 15 minutos, con la entrada de Monserrat por Forni, retomó la formación de Barbero la postura de querer terminar la serie el dueño de casa, pero no tuvo puntería en un par de aproximaciones. Pudo haberlo ganado Ferro en un claro mano a mano que Goyén le tapó a Beltramo.
Quizás esa fue la señal de que el arquero local sería gravitante en los penales. Una definición expectante como todas y en la que el reemplazante de Julián Maina (preservado por una lesión) contuvo los disparos de Ludueña y Sala.
Pasó 9 de Julio y será rival de Atlético Sastre, en fechas a confirmar (sería en dos semanas), con ventaja deportiva. Igualmente, un mérito muy grande de Ferro, que dio pelea con sus armas jugando doble competencia con mucho protagonismo.

Te puede interesar

Te puede interesar