15 Años de cárcel para un futbolista

Policiales 03 de junio de 2018 Por
La situación procesal del jugador mendocino Luciano Cabral, de 23 años y que se posicionaba como una promesa del fútbol internacional, está cada vez más comprometida.
0023153091
FOTO ARCHIVO - TIEMPO FELIZ. Luciano Cabral luciendo la camiseta de Argentinos Juniors.

La Fiscalía actuante pidió 15 años de prisión para quien está acusado del homicidio de Joan Villegas Gualpa, en General Alvear, al Sur de la provincia de Mendoza, durante los festejos de Año Nuevo de 2017.

El juicio en contra del mediocampista de Atlético Paranaense y ex-Argentino Juniors que se desarrolla en San Rafael, entró en la etapa final.

En los últimos días, el padre del futbolista, José "Mono" Cabral, de 42 años y que también se encuentra imputado en la causa, se adjudicó el crimen del joven murguero Villegas Gualpa, de 27 años, asegurando haberlo matado "a palos".

Pero, para los investigadores, hay varios cabos sueltos que comprometen a Luciano, ya que se produjo una contradicción en sus declaraciones, al asegurar ahora que estuvo en el lugar del hecho cuando en la etapa de instrucción había indicado que se encontraba durmiendo.

Lo complican testimonios y una prueba de ADN tras hallarse sangre de la víctima en sus zapatillas.

Memora hoy La Nación que Villegas Gualpa recibió fuertes golpes en su cabeza, que podrían haber sido realizados con pedazos de escombros, lo que le provocó el hundimiento del cráneo y la muerte en el acto.

"NO SOY NINGUN ASESINO"

Durante todo el proceso en su contra, el joven dijo que no había participado de la riña, lamentándose a su vez por la destrucción de su carrera como jugador profesional. "Yo no soy ningún asesino, no maté a nadie, solo quiero jugar al fútbol. Y si me dan la libertad no me voy a fugar", dijo en marzo, minutos antes de que la Cámara de Apelaciones rechazó su pedido de sobreseimiento, por lo que el deportista debió esperar tras las rejas el arranque del juicio.

El pasado viernes el fiscal Norberto Jamsech pidió una pena de 15 años para Luciano y dos de los cuatro imputados: 18 años para su padre y 14 para Axel Olguín, su primo.

En definitiva, se aguarda el fin de la ronda de alegatos para conocer el veredicto final.

Será cuando los magistrados de la Primera Cámara del Crimen, Julio Bittar, Carlos Parma y Ariel Hernández, tendrán la última palabra.

Te puede interesar