Media sanción para las residencias deportivas

Locales 02 de junio de 2018 Por
Garantizar un proyecto de vida alternativo para los jóvenes cuando el sueño del fútbol se derrumba. El diputado Blanco estuvo ayer en Rafaela, destacando el trabajo de inferiores en los clubes Atlético y Ben Hur.
FOTO PU EN LA OPINION./ Fernando Muriel y Joaquín Blanco.
FOTO PU EN LA OPINION./ Fernando Muriel y Joaquín Blanco.

El proyecto de ley de residencias deportivas del diputado Joaquín Blanco obtuvo media sanción en la última sesión de la Cámara de Diputados. La iniciativa propone un marco regulatorio para este tipo de instituciones que serían al menos siete en nuestra provincia, y que actualmente alojan aproximadamente a cuatrocientos niños y adolescentes que se dedican por completo a entrenar, tras el sueño de llegar a ser futbolistas de primera división.
Al respecto, en el mediodía de ayer visitaron LA OPINION el citado legislador (Partido Socialista), quien estuvo acompañado por el jefe del Nodo Rafaela Fernando Muriel. "Estamos con el trabajo de las pensiones del fútbol. La provincia de Santa Fe capta jóvenes talentos de todo el país, nuestra selección nacional es el fiel reflejo de esta situación, pero para que llegue un Messi hacen falta miles y miles de jóvenes que transiten las inferiores; es un sistema piramidal. Con este proyecto buscamos una única reglamentación y un único control a las pensiones del fútbol, tenemos más de 600 chicos en toda la provincia de manera formal dentro de las pensiones, pero aparecen departamentos y representantes que ubican pibes. Un gran ecosistema alrededor del fútbol en el que hace falta poner el control", destacó Blanco.
Y agregó: "explotó con el caso Independiente que generó una gran conmoción que generó en la opinión pública y en los clubes porque son responsable civil y penalmente por lo que pasa adentro. Hay una predisposición de los clubes a mejorar. Estuvimos en Atlético y Ben Hur que hacen un gran trabajo de inferiores con diferentes características por su presupuesto y nuestra idea es conformar una mesa de trabajo con las instituciones que trabajan en inferiores, compartir buenas experiencias, formar a los profesores. Cualquier pibe que pase por un club no solamente forma futbolistas sino también un ciudadano que tiene responsabilidades con su familia, para armar un proyecto de vida en la escuela, la salud, la educación sexual, el manejo de las redes, conocer gente fuera del fútbol, en una edad crítica desde los 13 a los 17 años cuando se forma como persona. Me llevo una buena impresión y predisposición de las dos comisiones directivas para seguir trabajando en el tema".  
En este sentido, cabe destacar que según la organización no gubernamental Save The Children, sólo uno de cada ochenta y cinco mil niños llega a convertirse en un jugador de fútbol profesional exitoso.
“En el caso de Argentina, uno de cada cien chicos que comienzan en novena división de AFA logra vivir del fútbol, una cifra impactante que nos obliga a poner foco en aquellos que apuestan todo al fútbol, abandonan sus estudios y que no lo logran”, dijo el autor del proyecto.
“Desde el momento en que empiezan a demostrar aptitudes para el fútbol, los niños son tratados más como mercancía que como personas y teniendo en cuenta que la mayoría viven muy alejados de sus familias, es sumamente necesario brindarles un acompañamiento profesional que los prepare tanto para la alta competencia como para su formación más allá de lo deportivo”, agregó.
La ley busca otorgar al Ejecutivo provincial las herramientas para trabajar codo a codo con los clubes a fin de garantizar las mejores condiciones de alojamiento y convivencia en las residencias, facilidades para el estudio, la promoción de hábitos alimenticios saludables, el acceso al sistema de salud, además de orientación para que puedan sostener una vida social, con sus amigos y familias, logrando desarrollarse en todos estos planos sin perder por eso, sus objetivos y motivaciones deportivas.
“Sabemos que la deserción escolar crece a medida que los chicos avanzan de división y se sienten más cerca del objetivo, incluso que, en muchos casos, es una situación incitada por las propias familias y entrenadores pero la realidad es que la alternativa del fútbol se acaba rápido para la mayoría -porque no llegan, por una lesión o por rendimiento-. Por eso, consideramos que tienen que tener otras opciones para construir sus proyectos de vida”, concluyó el legislador.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar