Una pareja asaltada en la zona céntrica

Policiales 02 de junio de 2018 Por
MOTOCHORROS EN ACCION
FOTO ARCHIVO MOTOCHORROS. Peligro en nuestras calles.
FOTO ARCHIVO MOTOCHORROS. Peligro en nuestras calles.
Mientras algunas estadísticas hablan de mejoría, de reducción del delito y todos esos números que suelen utilizarse adecuadamente para tratar de presentar un escenario mucho mejor que el que diariamente nos ofrece la realidad, o bien buscar disimularlo, las acciones delictivas continúan sucediéndose en la ciudad, especialmente en las calles, donde los motochorros siguen sus andanzas a diestra y siniestra, podría decirse casi sin el menor reparo y un elevado sentido de impunidad pues arrecian en cualquier sitio, incluso en las mismas cercanías de las sedes policiales.
En este caso, el artero ataque a un matrimonio se produjo el jueves poco antes de la medianoche, en cercanías de la esquina de Necochea y Salta, cuando el mismo tras realizar una visita había dejado el automóvil en una cochera cercana y se dirigía al domicilio de calle Belgrano, ocasión en que aparecieron tres individuos en una motocicleta, dos de ellos saltando a la vereda y cercando al matrimonio, arrebatándole el bolso que llevaba la mujer y tratando de quitarle un pequeño portafolio al hombre -donde sólo llevaba algunas fotografías y elementos sin valor-, quien en el forcejeo perdió pie y fue a dar con su cuerpo contra la verja de una vivienda y sufrió una seria herida en su rostro, sobre el mentón.
En cuestión de un par de minutos, los tres delincuentes -muy jóvenes- montaron la motocicleta y se perdieron en la noche. Mientras que el hombre atacado y herido debió concurrir al hospital "Jaime Ferré" donde fue diligentemente atendido, después a formular la denuncia en la Seccional 1a., con el interés de recuperar documentos que portaba la mujer en su bolso y que a veces son arrojados a la vía pública por los malhechores.
El robo en si no fue demasiado, un celular en el bolso lo único de valor, ya que el resto eran tarjetas, documentos de identidad y algunos otros objetos personales, pero en cambio lo que se vive al pasar por una situación de esta naturaleza es difícil de contar. Y también el enorme riesgo físico que se enfrenta, ya que esta vez quedó en esa profunda herida en el rostro -en vías de sanación-, pero todo puede ser muchísimo peor, por ejemplo si los delincuentes están armados o si los golpes son más violentos que en este caso.
La modalidad es habitual. Los motochorros salen de "cacería" y se movilizan por las calles de la ciudad a la búsqueda de potenciales víctimas, en especial aquellas que portan bolsos colgados de sus hombros o algún paquete a la vista. En este caso, y en muchos otros, también.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar