Importancia del monte reparo

SUPLEMENTO RURAL 31 de mayo de 2018 Por
Uno de los trabajos que debe realizarse en todo campo o establecimiento agropecuario es plantar un monte reparo para proporcionar sombra a los animales en verano y abrigo en invierno.
FOTO ELRINCONDELNORTE.COM.AR INGRESO./ Plantar árboles en los establecimientos agropecuarios.
FOTO ELRINCONDELNORTE.COM.AR INGRESO./ Plantar árboles en los establecimientos agropecuarios.

Aprovechando que estos son los meses ideales para la plantación de árboles, no vendría mal recorrer un poquito los potreros de nuestros establecimientos y fijarnos qué condiciones les estamos brindando a nuestros animales, ya sea tanto en invierno como en verano y así estaremos en condiciones de pensar si hace falta o no formar algún monte reparo.
Por otro lado, siempre pensando un poquito en la estética de las entradas de los campos no sería mala idea armar toda una línea de plantación con árboles que sean de nuestro más preciado gusto.
Uno de los trabajos que debe realizarse en todo campo o establecimiento agropecuario es plantar un monte reparo. No solo para proporcionar sombra a los animales en verano sino también abrigo en invierno; para ello, debemos tener en cuenta: clima, vientos predominantes, y también tipo de suelo donde iremos a plantar.
Cualquiera sea la importancia del monte reparo para la hacienda, debe este estar constituido por una o dos hileras alternas de especies de abrigo.
Al hacer un monte reparo, es aconsejable plantar árboles forestales de hojas perennes intercalados con árboles de hojas caducas, alternándolos de porte elevado con los de estatura mediana.
De todas maneras siempre habrá que estudiar o planificar cada caso en particular viendo la posibilidad de adaptarse a cada exigencia.
Con fines de abrigo, se pueden plantar en terrenos de consistencia media:
* Álamo chileno
* Cupressus lambertiana
* Acacia melanowylon
* Acacia mollisima
* Eucaliptus globulus, rostrata y robusta
Para suelos secos, pueden utilizarse:
* Acacia dealbata y melanowylon
* Cupressus lambertiana y sempervirens
* Eucaliptus globulus, resinífera y robusta
Las plantaciones de abrigo, especialmente reparo para la hacienda, pueden hacerse en forma de cortina o macizos.
En el primer sistema se plantan 1, 2 o 3 hileras de árboles próximos a los alambrados, rodeando el campo o especialmente los lados que corresponden a los vientos predominantes.
El macizo es una isleta de árboles, consiste en arbolar cada lote o potrero, una superficie variable (según tamaño del potrero) con plantas muy próximas una a otras (entendiendo próxima aquella distancia capaz de dejar que cada especie se pueda desarrollar sin entorpecer a la especie vecina), que sirven de esta manera de protección para la hacienda.
En el caso de que estemos diseñando el camino de entrada al establecimiento, la cantidad de posibilidades son muchísimas. Acá juega mucho el gusto del propietario, las dimensiones del camino, el tipo de terreno, etc., pero para ir teniendo una idea, les nombro algunas especies que a mi parecer quedan muy bien:
* Roble americano o de los pantanos
* Liquidámbar
* Álamos chilenos
* Ciprés calvo
* Pino heliotis
* Plátanos
* Acer sp.
* Palo borracho
Espero haya sido de su utilidad, y como siempre les comento, no duden en consultar ante la menor incertidumbre. Suerte. Chau.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar