Ya funciona el primer tomógrafo industrial y científíco del país

Locales 17 de mayo de 2018 Por
El INTI Rafaela y la UTN Facultad Regional de Rafaela impulsaron el proyecto mientras que la Provincia aportó el financiamiento. Se trata de un equipo computarizado de alta gama de origen alemán.
FOTO SCS AUTORIDADES. Omar Gasparotti, del INTI, la ministra Erica Hynes y el decano de la UTN Rafaela, Oscar David.
FOTO SCS AUTORIDADES. Omar Gasparotti, del INTI, la ministra Erica Hynes y el decano de la UTN Rafaela, Oscar David.
Rafaela se convirtió en la primera ciudad de la Argentina en contar con un tomógrafo industrial computado de alta resolución que, con tubo de rayos X de 240 kV y un área de trabajo de 290 milímetros de diámetro por 400 milímetros de altura, puede analizar piezas de hasta 10 kilogramos. La industria automotriz o el sector agropecuario utilizan esta tecnología, instalada en el laboratorio del Centro Regional Rafaela del Instituto de Tecnología Industrial (INTI) e incluso los investigadores de la paleontología de Neuquén han enviado piezas fósiles para analizar. 
La ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Provincia, Erica Hynes, visitó ayer la ciudad para poner en funcionamiento este moderno tomógrafo adquirido en Alemania a cambio de $ 7.666.386, junto al director del INTI, Omar Gasparotti y el decano de la UTN Facultad Regional Rafaela, Oscar David.
En tanto, el financiamiento de este proyecto que tiene como socios al INTI con la UTN Rafaela estuvo a cargo de la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación (Asactei). 
Durante una conferencia de prensa que se realizó en el salón del Consejo Superior de la UTN que funciona en la sede de barrio Villa Rosas, Hynes sostuvo que “es muy satisfactorio este logro porque se puede ver cómo un instrumento de política pública logró alcanzar este estado de desarrollo en el territorio y dio sus frutos”. “Hay que destacar la decisión de invertir en tecnología que realiza la provincia. El año pasado se otorgaron aproximadamente 70 millones de pesos en proyectos a través de la agencia y en el tomógrafo se invirtieron más de 7 millones, una parte muy significativa del presupuesto”, agregó.
La ministra destacó que “los equipos no son suficientes para hacer ciencia, tecnología e innovación: lo más importante son las personas. Se puede conseguir el dinero para comprar un equipo pero lo más costoso es formar a una persona para liderar, para ponerse al frente de este tipo de proyectos y hacer que sean significativos para el entramado productivo y también para la producción de conocimiento nuevo”.
“Tenemos mucha confianza en que el equipo formado en Rafaela va a hacer de esta oportunidad algo mucho más valioso que una mera inversión. De aquí van a surgir muchísimos servicios a la industria y sin duda van a resultar proyectos de investigación que van a dar lugar a innovaciones y a empresas tecnológicas”, finalizó.
Por su parte, David destacó el valor del trabajo en equipo y de “contar con el apoyo provincial para llevar a cabo este tipo de proyectos, que están armados para vincular y poner las mejores capacidades para la producción y la innovación en todo el territorio”. “Cuando INTI nos trajo la idea, rápidamente nos pusimos de acuerdo y pensamos en potenciar el proyecto con investigación”, agregó el decano, y sostuvo que “la compra es solo una parte, porque el proyecto implica infraestructura, recursos humanos y todo un trabajo posterior”.
“Una carencia nuestra es que a la tecnología de punta siempre las miramos de atrás. Ahora estamos a la par y eso es consecuencia de la sinergia que se produce entre dos instituciones que hacen formación y transferencia de servicios al medio, que trabajan en conjunto y se ponen de acuerdo a través de una estrategia”, concluyó David.
En tanto, Gasparotti remarcó que “en institutos como el INTI, estamos cerca de lo que demanda la industria para poder resolver los problemas, pero para ver más lejos y agregar conocimiento y valor tenemos que estar con la universidad. Esta vinculación nos proyecta más adelante y es algo que valoramos mucho. El componente de conocimiento es muy alto en la tecnología actual y si no trabajamos de manera conjunta no vamos a lograr transferir conocimiento, técnica y tecnología al medio”.
El Laboratorio del INTI donde funciona el tomógrafo está a cargo del Ing. Guillermo Rubino (egresado de la UTN local), quien indicó que "debimos adecuar las instalaciones para colocar el equipo" con una inversión superior al millón de pesos en tanto que dos agentes del área se encuentran realizando un proceso de capacitación en la ciudad estadounidense de Cincinatti. 

EQUIPAMIENTO
UNICO EN EL PAIS
Por sus características, el tomógrafo que ya está prestando servicios supone la incorporación de una tecnología diferenciadora y de alto impacto que beneficiará directamente a la investigación y la industria de la provincia. Está orientado a la investigación en temáticas vinculadas al estudio de procesos mecánicos, diseño de partes y componentes, reducción de la contaminación ambiental y mejora de calidad en semillas.
A su vez, los servicios que brinda pueden transferirse instantáneamente a requerimientos industriales. Por ejemplo, la industria autopartista exige la inspección de los componentes que van al interior del motor y una de las primeras aplicaciones es esa, pero también se hicieron pruebas en quesos y en semilla para ver su calidad.
Para algunas empresas, el uso de esta tecnología representaría estar presentes en segmentos de mayor valor agregado y en una importante reducción de costos, ya que estas pruebas en la actualidad se realizan en países limítrofes.
El tomógrafo se compró a través de la convocatoria “Equipamiento de alta complejidad” abierta en 2015, con el objetivo fortalecer sus capacidades de investigación y la transferencia de tecnologías al sistema socio-productivo a través de la adquisición y gestión de equipos de alta complejidad tecnológica.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar