Deterioro en calidad y cantidad de lo que aún resta cosechar

SUPLEMENTO RURAL 17 de mayo de 2018 Por
Esta situación es debido a las condiciones climáticas de las últimas semanas.
FOTO BCSF CASTELLANOS./ Lote de soja de 2ª, sobre rastrojo de trigo, con buen estado del grano al comienzo del período húmedo.
FOTO BCSF CASTELLANOS./ Lote de soja de 2ª, sobre rastrojo de trigo, con buen estado del grano al comienzo del período húmedo.
Quinta semana con condiciones climáticas de inestabilidad y precipitaciones en todos los departamentos del área de estudio. Los contextos y escenarios que se presentaron en la semana fueron con altos porcentajes de humedad ambiente, lloviznas y lluvias.
Los valores de los registros pluviométricos acumulados en la semana fluctuaron entre 50 y 350 mm, registrándose los mayores montos en los departamentos del norte del área, con marcado impacto en toda la red vial secundaria y terciaria (de tierra), generando su total intrasitabilidad. 
Quince días en que los procesos de cosecha estuvieron paralizados y condicionados por la situación ambiental caracterizada por los eventos climáticos, elevados porcentajes de humedad ambiente, de granos, pisos de los lotes y accesibilidad a los mismos.
En este contexto las consecuencias en la producción ya se observaron particularmente en dos aspectos: calidad y cantidad, en primer término, el deterioro de los granos en un alto porcentaje con indicadores muy relevantes como el manchado, brotado, podredumbre, apertura de vainas, caída de los mismos y en segundo término la significativa merma en qq/ha, porque a lo mencionado en el párrafo anterior se sumarían las consecuencias del déficit hídrico padecido.
Se recuerdan los diferentes porcentajes de avance de cosecha en los siguientes cultivos: en arroz un 99%, en algodón un 47%, en sorgo granífero un 50%, en soja de primera un 60% y en soja de segunda un 15%.
Se mantuvieron las expectativas ante el inicio de una nueva campaña de cosecha fina, las condiciones edáficas, disponibilidad de agua útil y las comerciales dieron sustento a las mismas, por ello se estimó un crecimiento del área a sembrar de un 13 a 13,5%, con lo que la intención de siembra sería de unas 350.000 ha.
Para el período comprendido entre el miércoles 16 al martes 22 de mayo de 2018, los pronósticos prevén desde el inicio hasta el final del mismo condiciones climáticas de estabilidad, debido a la presencia de un centro de alta presión con baja nubosidad, días soleados, paulatino descenso de las temperaturas medias diarias y escasas a nulas probabilidades de precipitaciones en toda el área.
Las temperaturas medias diarias fluctuarían entre mínimas de 05 a 14 ºC y máximas de 14 a 21 ºC.
Las previsiones climáticas descritas estarían permitiendo la realización de las diferentes actividades en los distintos sistemas productivos, solo dependerían de la disponibilidad de piso en cada zona.

SOJA TEMPRANA DE 1ª
Nueva semana sin avance en el proceso de cosecha, el cual continuó detenido y paralizado por los altos porcentajes de humedad ambiente, precipitaciones, nubosidad e inestabilidad con pocas horas de sol que se produjeron en toda el área, incidiendo directamente en la prolongación del mismo.
Como consecuencia del período muy húmedo y de excesos hídricos puntuales en los departamentos del área, se observó un progreso agresivo de las malezas y la importante pérdida de calidad de grano, con lo cual la tendencia que se insinuaba en la disminución de los rendimientos sería de relevancia y alteraría lo estimado, situación que se evaluaría y monitorearía al reanudarse la recolección.
Hasta la fecha se logró un grado de avance del orden del 60%, representando aproximadamente unas 540.000 ha, sin progreso intersemanal y un retraso de 40 puntos porcentuales en referencia al ciclo anterior.
Recordando que los rindes fueron: a) en los departamentos del norte del área los rendimientos promedios obtenidos fluctuaron entre 10 y 25 qq/ha, b) en los departamentos del centro del área de estudio, variaron entre 20 y 37 qq/ha, con lotes puntuales de 40-45 y 55 qq/ha, c) en los departamentos del sur del área de estudio oscilaron entre 38 y 47 qq/ha, con lotes puntuales de 60 qq/ha.
Se observó el siguiente estado fenológico: R “estados reproductivos” R8 (madurez plena).

SOJA TARDÍA DE 2ª
Similar situación y condiciones que en los cultivos antecesores, el proceso de cosecha no presentó progresos. Los ambientes mencionados fueron la causa por lo cual no hubo actividades en todos los departamentos del área de
estudio.
Como consecuencia del período muy húmedo, se observó igual contexto que en soja de primera, un progreso agresivo de las malezas y la importante pérdida de calidad de grano, con lo cual la disminución de los rendimientos sería de importancia, coyuntura que al reanudarse la trilla se evaluaría y deciría la interrupción del proceso y el abandono del lote.
Hasta la fecha se logró un grado de avance del orden del 15%, representando aproximadamente unas 75.375 ha, sin avance intersemanal y un retraso de 33 puntos porcentuales en referencia al año pasado en similar fecha.
Recordamos los rendimientos mínimos promedios obtenidos que fluctuaron desde 4-5-6 qq/ha y los máximos 28-30-33 qq/ha con lotes puntuales de 40 qq/ha. Muy heterogéneos los resultados obtenidos, presentándose situaciones en que habiendo comenzado la trilla y no superando los 3-4 qq/ha de rendimiento, se optó por no continuar.
Se observaron los siguientes estados fenológicos: R “estados reproductivos” R5 (comienzo de llenado de semilla en nudo, semilla 3 mm de longitud) R6 - 1(semilla verde de tamaño máximo del nudo) R7 (comienzo de madurez, una vaina con color de madurez) y R8 (madurez plena).

ENTUSIASMO DE
LOS PRODUCTORES

La superficie total del área de estudio, que constituyen los doce departamentos del centro norte de la provincia de Santa Fe, tras las precipitaciones registradas en los últimos treinta días, ha revertido la situación y se observó uniformidad de disponibilidad de agua útil en los primeros centímetros de los suelos.
La incidencia directa en los sistemas productivos y su producción fue variando. La vegetación natural e implantada mostró cambios muy marcados e importantes en sus estados, que no repercutirían en el final de los cultivos agrícolas.
El panorama y las perspectivas para el comienzo de una nueva campaña de cosecha fina y con ello planificaciones y ajustes, continuó mostrando por estos días mucho entusiasmo por parte del sector de los productores.
El régimen de precipitaciones con montos pluviométricos medios a altos (puntualmente) e intensidades bajas a medias de las lluvias en este período, permitieron una buena a muy buena recarga de los perfiles de suelos, 
manifestando saturación a sobresaturación de los mismos, con presencia de sectores con encharcamiento de diferente magnitud como se observa en las siguientes imágenes fotográficas.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar