Fiscalía pidió 20 años de prisión a violador

Policiales 16 de mayo de 2018 Por
A PUERTAS CERRADAS COMENZO UN JUICIO ORAL
FOTO ARCHIVO JUEZA. Cristina Fortunato, junto a Hugo Tallarico y el conjuez Nicolás Rogiani conforman el tribunal colegiado.
FOTO ARCHIVO JUEZA. Cristina Fortunato, junto a Hugo Tallarico y el conjuez Nicolás Rogiani conforman el tribunal colegiado.
Si bien el lunes, la Fiscalía Regional Nº 5 anunció que a las 8:30 de este martes daría comienzo en los Tribunales locales un juicio oral y público por un abuso sexual a una menor de edad y por un robo; lo cierto es que el juicio oral comenzó media hora antes -a las 8:00- y que fue un juicio oral pero no público, ya que se llevaron a cabo los alegatos de apertura a puertas cerradas, quizás buscando resguardar la intimidad de la joven víctima de estos hechos, lo cual ciertamente es comprensible.
En la oportunidad se dieron cita el imputado, de quien sólo se conocen sus iniciales, JHA de 39 años -es juzgado por ambos delitos ocurridos entre 2015 y 2016-, el fiscal que investigó los hechos Dr. Martín Castellano, la defensa técnica de JHA, la defensora pública Dra. Mónica Ronchi; y el tribunal pluripersonal integrado por los jueces Hugo Tallarico (presidente), Cristina Fortunato, y por el abogado de la matrícula Nicolás Rogiani, que fue sorteado conjuez.

PENA
Como dato relevante del inicio de este juicio oral, LA OPINION pudo saber que el Ministerio Público de la Acusación representado por el fiscal Dr. Martín Castellano, solicitó al tribunal colegiado, una pena de 20 años de prisión efectiva para JHA por los hechos mencionados; pena que de concretarse tendría a JHA privado de su libertad hasta sus casi 60 años de edad.
En la víspera, las partes realizaron sus alegatos de apertura. De acuerdo al cronograma anunciado, el miércoles y el jueves habrá audiencias por la mañana y por la tarde, mientras que el viernes sólo serán a la mañana.
El martes y miércoles de la semana próxima las audiencias serán a la mañana y a la tarde, mientras que el jueves 24 se llevarán a cabo sólo en horas de la mañana. En total, fueron citados a declarar un total de 75 testigos.
Si bien aún no fue confirmado oficialmente, las audiencias en la que se realizarán los alegatos de clausura y en la que se dará a conocer la sentencia, respectivamente, se llevarán cabo entre el lunes 28 y el jueves 31 de mayo.

DELITOS

El fiscal Castellano le atribuyó al imputado la autoría de un hecho ocurrido en 2015 por el que le imputó el delito de abuso sexual agravado (por haber mediado acceso carnal y por haberse cometido contra una menor de 18 años aprovechando la situación de convivencia con la víctima, en forma reiterada, y porque la joven sería la hija de su pareja). JHA habría aprovechado para concretar su fin, los momentos en que la mamá de la víctima se retiraba a su trabajo.
Además, le atribuyó la autoría del delito de robo simple por otro hecho ocurrido en 2016. “Hay que tener en cuenta que JHA fue condenado en 2010 a la pena de 8 años por un caso de abuso sexual, por lo cual, en caso de ser encontrado culpable, deberá ser declarado reincidente y unificarse las penas”, explicó Castellano.

LOS HECHOS
Los primeros hechos por los que será juzgado JHA ocurrieron en fechas no determinadas pero cercanas al 11 de diciembre de 2015 en Rafaela.
“El imputado cometió actos abusivos de la integridad sexual de una menor de edad, hija de su pareja, valiéndose de la relación de convivencia preexistente con la niña y con su madre”, informó el fiscal del MPA.
“El acusado sometió en varias oportunidades a la víctima, aprovechando que su pareja –y madre de la víctima– desarrollaba tareas laborales durante la tarde”, agregó el fiscal.
El funcionario detalló que según el relato “el imputado intimidó a la menor en varias oportunidades con un arma de fuego para que no trascendiera lo que estaba sucediendo”.
En cuanto a la imputación por Robo, que sería el segundo hecho por el cual JHA es juzgado, ocurrió el viernes 8 de julio de 2016, también en Rafaela.
“Cerca de las 18:45, mientras la víctima caminaba por la ciclovía ubicada en el barrio Pizzurno, fue abordada por el imputado quien de manera intimidante le exigió la entrega de su aparato celular diciéndole que si no lo hacía le pegaría un tiro”, informó Castellano.
“El acusado se apoderó de manera ilegítima del celular mediante el ejercicio de violencia sobre la víctima para luego retirarse del lugar”, sostuvo. “Sin embargo, a los pocos minutos fue aprehendido en las cercanías del lugar del hecho, secuestrándose en ese momento en su poder el aparato celular perteneciente a la víctima”, concluyó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar