“La música amada me hace saltar el corazón...”

Información General 10 de mayo de 2018 Por
Compositor, arreglador, cantante, multi-instrumentista, productor, ingeniero...y ante todo un ser humano sensible que sabe llegar a almas con sus acordes.
FOTO ARCHIVO// PEDRO AZNAR./ Mañana se presentará en el Lasserre.
FOTO ARCHIVO// PEDRO AZNAR./ Mañana se presentará en el Lasserre.
Es uno de los mayores referentes del “rock nacional”, y una de las voces que más emocionan al público, y vuelve a Rafaela con “Resonancia”, un encuentro íntimo en el que recorre los 35 años de su carrera musical como solista. En un concierto que invita a sentir la música desde adentro, Pedro Aznar se presentará mañana  en el Teatro Lasserre, a las 21:30 horas, en el marco del Ciclo de Música Popular de la Asociación Cultural Otras Voces.

VOLVER A SENTIR…
En diálogo con LA OPINION el destacado músico cuenta:
-¿De qué se trata “Resonancia”?; ¿Por qué eliges este tipo de formato?
-Es una celebración de mis 35 años de carrera como solista. Voy a tocar canciones de cada uno de mis 18 discos, en orden cronológico, como un viaje a través del tiempo.
Resonancia no es sólo una gira, sino que también implica el relanzamiento de toda mi obra. Prepararlo me hizo tomar completa conciencia del camino recorrido, y eso es muy importante en dos sentidos: para celebrar y disfrutar lo logrado, y para encarar con más fuerza y convicción lo que vendrá.
Fue un trabajo intenso, de más de un año, emocionante y movilizador. Estamos lanzando una caja con 18 discos, muchos de ellos remasterizados, lo que los hace convivir sonoramente de manera muy congruente, con todas las carátulas reformuladas y unificadas al mismo criterio estético, un EP de cuatro canciones, y un libro de 96 páginas con fotos inéditas, anécdotas, reflexiones y todos los discos. Todo escrito en primera persona; como un testamento que mira lo pasado con cariño y satisfacción, y prepara un salto al futuro.
La cercanía que se logra en el formato unipersonal permite descubrir la esencia de las canciones, y asomarse a su arquitectura.

-¿Recuerdas cómo empezó tu vínculo con la música?
-Golpeando tachos en el fondo de mi casa, cantando en un idioma inventado. La energía del rock fue un despertar, un llamado primal que me tomó por completo. Más tarde, a los nueve años de edad, empecé a estudiar guitarra clásica, y a sacar las canciones que me gustaban de los discos. Formé mi primer grupo de barrio con tres amigos, a los doce. Y a los catorce entré en Madre Atómica, mi primer grupo profesional, como bajista.

-¿Cuál fue la sensación al editar tu primer disco solista, hace treinta y cinco años?
-¡Fue muy emocionante! Aquél disco celebraba mis influencias, las desplegaba sobre la mesa y ponía en juego todas las ocupaciones que conformarían mi trabajo como solista: compositor, arreglador, versionista, cantante, multi-instrumentista, productor, ingeniero. Recibí las primeras copias estando en Boston, adonde había ido a estudiar a la Escuela Berklee. La sensación fue la de haber puesto la piedra fundamental del edificio.

-Y desde entonces, sos uno de los referentes destacados del rock nacional, ¿qué significa eso en tu vida?
-Es un honor pertenecer a un movimiento artístico que dio tantos grandes talentos. Siempre fui consciente de lo alto que dejaron el listón grupos como Manal, Almendra, Serú Girán, Spinetta Jade y Soda Stereo. Mi intención es la de estar a la altura de ese desafío, y aportar mi propia visión de la excelencia.

DESDE EL CORAZÓN
-¿Cómo es tu vínculo con la poesía?
-Me tocó el corazón desde muy chico, y, ya en mi adolescencia, Pablo Neruda se convirtió en mi estrella guía. Los libros fueron siempre compañeros tan infaltables y atesorados como los discos. Mis rubros favoritos son el ensayo, la biografía, los cuentos y la poesía, que es como una música: se puede (y se quiere) volver a leerla innumerables veces, cosa que difícilmente me pasa con otras ramas de la literatura. Encontrarme con un poema emocionante me hace saltar el corazón fuera del pecho, tanto como escuchar una música amada.

-¿Cómo ves a la sociedad ?; si tuvieses que dejar un mensaje a los jóvenes, ¿cuál sería?
-Hemos avanzado muchísimo en estos cincuenta y tantos años que me tocó vivir. Hoy el mundo es mucho más inclusivo, justo y abierto que en los años ‘50, y los conflictos que tenemos están relacionados, mayormente, con la búsqueda de respeto a la diversidad y el reclamo de derechos y mayor libertad para todos. Eso es innegable.
Al mismo tiempo, hay sectores reaccionarios que quisieran volver el reloj medio siglo atrás para mantener su situación de privilegio. La comunicación inmediata, la información que ha encogido el mundo al tamaño de una bolita de mármol hace que mucha gente recele de otras culturas, otras nacionalidades, otras religiones, otras razas, porque la creciente proximidad de todos da miedo. Lo que me da miedo a mí son los movimientos políticos que atizan y explotan esos temores buscando culpables en los diferentes, para sacar provecho de la situación. En la era global, deberíamos estar globalizando otras cosas que el consumo descontrolado: valores como la solidaridad, el respeto y la responsabilidad compartida por preservar el único planeta que conocemos que puede albergar vida.
A los jóvenes les diría que necesitamos asegurarnos de que la democracia no siga siendo rehén de los ricos, sino un instrumento que garantice el bienestar, el desarrollo y la paz para todos.

EN RAFAELA
Las entradas numeradas se encuentran a la venta en el Teatro Lasserre de 18:00 a 20:00 hs. y en la Nueva Mutual del Paraná de 9:00 a 17:00 hs. Las consultas telefónicas se pueden realizar al 3492-503124 de lunes a viernes de 16:00 a 20:00 hs.

Te puede interesar