"Probablemente en 1853 tampoco era el momento", aseguró Tessio

Locales 08 de mayo de 2018 Por
La dirigente radical y ex vicegobernadora entre 2007 y 2011, Griselda Tessio, destacó que "ahora es el momento" para impulsar una reforma de la Constitución de la Provincia y cuestionó a Cambiemos por reducir el debate a una cuestión electoral y la cláusula de la reelección al gobernador.
FOTO ARCHIVO  GRISELDA TESSIO. Tras destacar los intentos de Binner y de Bonfatti por actualizar la Carta Magna, consideró que ya no se debe postergar la reforma.
FOTO ARCHIVO GRISELDA TESSIO. Tras destacar los intentos de Binner y de Bonfatti por actualizar la Carta Magna, consideró que ya no se debe postergar la reforma.
Griselda Tessio está convencida que la reforma de la Constitución de Santa Fe es una "necesidad" y una "obligación de este momento", lamentó que Cambiemos haya formalizado su rechazo al proyecto enviado por el gobernador, Miguel Lifschitz a la Legislatura e instó a "generar un debate abierto y participativo de la clase política y de la sociedad civil para consensuar una nueva Carta Magna". 
La reconocida dirigente radical, defensora de los derechos humanos y ex vicegobernadora de la Provincia entre 2007 y 2011 cuando acompañó en la fórmula a Hermes Binner, se definió "a favor de la reforma" al tiempo que consideró que "Santa Fe es una de las provincias de la República que está en flagrante incumplimiento con lo ordenado en la Constitución Nacional de 1994, que ordenaba adecuar las constituciones provinciales a la nacional, es una larga deuda que debemos honrar". 
-No es la primera vez que el partido de gobierno en la Provincia impulsa una modernización de la Carta Magna.
-En la gobernación de Binner hicimos contactos con las distintas fuerzas políticas, con los sectores sociales, donde trabajamos mucho también con la ONG y el poder ciudadano, pero sin embargo la oposición de aquel momento no dio el acuerdo. En la gobernación de (Antonio) Bonfatti ocurrió más o menos lo mismo, y ahora, con esta estrategia que se ha planteado el Gobernador Lifschitz pareciera que verdaderamente hay una maduración de los distintos sectores, políticos, sociales, y todos los que han sido consultados, acorde a la reforma. Creo que nadie está en contra de las temáticas que se han incluido en el proyecto que se envió a la Legislatura, pero la discusión es en torno al momento. 
-¿Es el momento o es la posibilidad de la reelección del gobernador?
-Las voces en contra, a mi modo de ver, las clasificaría en tres motivos: el primer y fundamental es estar en contra de la Reforma porque eso significa estar en contra de una posible cláusula o artículo de reelección del Gobernador. Incluso, las últimas declaraciones de Lifschitz ha dicho que no es de primordial importancia, al lado de todas las otras materias y los otros tópicos que se retocan en el proyecto enviado. Dijo que lo primordial no es la reelección si o la reelección no. Blindarse en la cuestión de la reelección no cabe dudas de que es una cuestión política, electoral. Pero que repercute en la institucionalidad de la provincia, en la organización de la Carta Magna de la provincia que es el pacto de mayor soberanía que podemos tener entre el pueblo y el gobierno en una sociedad civilizada.
-Ahora Cambiemos formalizó su oposición a la reforma. ¿Cuál es su análisis?
-Las últimas declaraciones de Cambiemos son lamentables. Más que nada porque en ese espacio hay gente que ha sido reformista toda su vida. Entonces, por una cuestión coyuntural derriban la cuestión estructural con el argumento de la poca periodicidad de los tiempos. El argumento es que hay poco tiempo, siendo que hace dos años que se está hablando de esto. Es más, se ha hecho mucho más que hablando y el equipo de Gobierno dedicado a la Reforma hace más de dos años que hace reuniones con los actores sociales, políticos, económicos, y en todos se encontró una buena predisposición.
-Cambiemos oficializó su postura negativa, el peronismo aún no lo ha hecho pero pareciera que no hay unanimidad. Da la sensación de que el Gobierno se queda solo... ¿Queda la chance de la sociedad civil como motor de la reforma? 
-Si viviéramos en un país en donde la sociedad civil se apoderara de alguna manera de la institucionalidad política, yo le diría que podría haber una posibilidad de imposición de este reclamo. Nosotros también tenemos que convenir que con los momentos que se están viviendo en estas últimas semanas, obviamente que no hay un operativo clamor en torno al proyecto de la reforma. Nunca lo hubo. Sino, nos tenemos que remontar a la Constitución de 1853 y si queremos más atrás. Entonces hoy leí que algunos dirigentes de Cambiemos decían que no es el momento. Que hay cuestiones urgentes en el país como para abocarse a todo lo que implica la Reforma Constitucional. Y eso me dio mucha pena, ya que un político no puede desconocer la historia. Estamos cansados de ver el desconocimiento supino que tienen en la historia nacional los políticos. Además, y en segundo lugar, me pregunto cuándo será el momento de las constituciones...
-Se repite todo el tiempo "lo urgente y lo importante"...
-Las cuestiones urgentes no hacen caer nunca las cuestiones necesarias. El argumento de que no es el momento, lo usó Rosas por más de 20 años, de 1820 hasta que fue derrotado, en Caseros. Y probablemente en 1853 tampoco era el momento, ya que venían de 20 años de guerras civiles. Teníamos muchos muertos atrás. Hoy se habla de las grietas, y a eso les digo que habría que recorrer la historia argentina y allí encontraríamos muchas más grietas.
-¿Cuáles son, para usted, los temas más importantes incluidos en el proyecto de la reforma que está en la Cámara de Diputados?
-En primer lugar debemos refrendar los temas que ya están incorporados en la Constitución Nacional del 94', reafirmarlos ya que son cosas importantes como los derechos humanos o pactos internacionales, aunque sabemos que los mismos los suscribe la Nación. Yo creo que las cuestiones importantes es el tema de la reelección, una sola vez, del gobernador y lo más importante es la reelección por una sola vez de los otros funcionarios que llegan a sus elecciones por el voto popular. No podemos tener senadores y diputados que hace 16 años que son reelegidos. La actual Constitución desconoce, desde todo punto de vista, la función de las minorías, cómo conformamos las cámaras, es la suma cero por un voto donde tenemos la mayoría de todos los representantes y todos saben que la mayoría puedan en algún momento en despótico y autoritario. Necesitamos otro tipo de representación de las minorías. Otro tema es el mandato de los presidentes comunales que sólo duran dos años. Actualmente, un jefe comunal ocupa el primer año en ponerse en autos de la gestión de la anterior. Y el segundo año ya está en campaña para ver lo que pasa.
-¿Y más allá de los cargos políticos?
-Otros elementos importante es la incorporación de instituciones, en las que se ha avanzado mucho, pero que están organizadas por ley. Puede ir otro partido y podemos retroceder 50 años. Me refiero a todo lo que se ha logrado en salud pública en la provincia, a todo lo que hemos descendido. Acá hay una cosa importante sobre la intransferibilidad de las instituciones previsionales y de servicios públicos de la provincia. Nosotros sabemos lo que ocurrió en esta Provincia cuando se privatizaron entes públicos, empezando por el banco. Y eso está presente.
-¿Y sobre la Justicia?
-Claro, ese es otro tema a incorporar. El Consejo de la Magistratura debe adaptarse a la manera del artículo 120 de la Constitución Nacional, es decir que no dependa del Ejecutivo y que no dependa del Judicial. Ahí está una de las raíces más importante de la democracia. Cómo se eligen y cómo se remueven los jueces. La elección por concurso puede tener sus carencias, defectos, dificultades, pero siempre es mejor que la elección del juez a dedo, como hemos hecho durante esta provincia durante años.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar