Qué es la Asociación Civil “Responde”*

La Palabra 12 de mayo de 2018 Por
por Alvaro Zone - integrante de la Comisión Directiva de “Responde” (Buenos Aires)
Ver galería image001
1 / 2 - archivo Responde - Recalde: Población rural bonaerense

Es una sigla que significa Recuperación Social de Poblados Nacionales que desaparecen y ése fue el nombre que se le puso en el noventa y nueve cuando se fundó. Surge en realidad como consecuencia de un trabajo de investigación de la fundadora que es Marcela Benítez en el Conicet como geógrafa y socióloga, donde ella venía trabajando la problemática de migración forzada que había. Y estaba esta migración forzada de la gente del campo a la ciudad por falta de oportunidades, empezó a investigarlo y lo siguió a través de esta organización que fundó. Había podido identificar una serie de localidades que tenían el mismo problema y fue ahí que empezó a meterse más de lleno en esto. “Responde” empieza trabajar primero con un listado que fue de alguna manera un poco arbitrario. Fue tomar los últimos dos censos y todas las localidades -pueblos rurales- de menos de dos mil habitantes que hubieran perdido más de un diez por ciento de la población entre un censo y otro, entraban en un listado interno donde el resultado en ese momento era como de ochocientos y pico de pueblos rurales en todo el país que tenían esta característica. La idea inicial de “Responde” fue generar oportunidades en los pueblos. O sea, de alguna manera tratar de frenar esa migración forzada, aunque es multifactorial y es muy difícil desde una fundación atacar problemáticas como los caminos, o falta de luz, o falta de agua, cosas básicas. Se han pensado desde hace casi veinte años, distintos proyectos de desarrollo rural, algunos tienen que ver con lo cultural, con la parte educativa, otros son más relacionados a lo productivo o al turismo. Siempre hubo como cuatro lineamientos principales en torno a eso, con la enseñanza de oficios. Y “Responde” fue llegando a estos pueblos, con un contacto que a veces surgía porque estaba dentro de un listado, y a veces también porque el principal financiador de los programas eran empresas privadas que por ahí tenían sus acciones en determinado lugar. Allí se hacían los contactos con la autoridad comunal y se trabajaba en coordinación con empresas. Siempre en torno a esto, cómo generar oportunidades y tratar de que la gente encuentre cosas de su pueblo que lo inviten a quedarse. 

Quiénes integran la entidad

“Responde” durante todos estos años pasó por distintos modelos de organización. A mediados de dos mil ocho era una organización bastante grande, con un staff fijo de diez personas, voluntarios que venían de otras partes del mundo y locales. Hoy tiene una comisión directiva de doce miembros, hay un director ejecutivo que lo coordina, y equipos técnicos que están más vinculados a proyectos concretos. La integran ingenieros agrónomos, politólogos, empresarios, geógrafos, una variedad interesante. Se achicó un poco en la estructura porque la coyuntura es un poco difícil para mantener algo muy grande. Y nos manejamos más por proyectos. Hoy tenemos dos proyectos grandes en los que estamos trabajando con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Marcela nos sigue asesorando y es como nuestra embajadora sin estar en la comisión.

Cómo se reclutan los profesionales que son necesarios

En todos estos años fuimos conociendo mucha gente, y fuimos buscando profesionales desde la comisión directiva. Hoy nuestro principal accionar es que cuando tenemos una localidad a la que vamos a trabajar, va un investigador a campo que generalmente es geógrafo o sociólogo, está quince días en la localidad trabajando con una metodología de investigación que es propia de nuestra entidad. Se va reuniendo con las autoridades y distintas instituciones, hace encuestas aleatorias a una parte representativa de la población, y en función de eso determina cuáles son las necesidades y cuáles son las mayores dificultades y las potencialidades que tienen las distintas localidades. En función de eso se piensan proyectos de desarrollo local, de acuerdo al monto que uno pueda destinarle.

Lo que veo en la gente del pueblo cuando llegamos y cuando nos vamos

Creo que hay esperanza, que es lo que nunca se pierde. También cuando “Responde” se acerca y ven que es desde las mejores intenciones. En general, siempre los resultados son buenos más allá de la importancia de las intervenciones. Quedan buenos contactos, y buenos recuerdos de los distintos proyectos. Estamos en contacto con muchas organizaciones que trabajan otros temas, y nos vinculamos para ver si ellos pueden hacer lo que el pueblo necesita. Esta red entre las organizaciones nos permite que el pueblo acceda a distintos programas que se manejan desde el estado nacional. Eso abre un montón de puertas, y para mí es importantísimo.

Una anécdota que viví en este trabajo

Hace muy poco hicimos un trabajo en Recalde, una localidad muy chiquita de la provincia de Buenos Aires. La idea era trabajar entendiendo cuál es el rol de la mujer rural, su función, no solamente en la parte productiva, sino cómo cambió en los últimos tiempos. En ese pueblo de ciento veinte habitantes fue muy difícil como entender que se estaba convocando a mujeres. Y fue un evento muy lindo porque al final convocó a un montón de mujeres de pueblos de alrededor. Fue un encuentro grande, de casi cien mujeres, muy interesante porque te das cuenta que hubo una dinámica muy buena con gente de nuestra entidad y gente externa que trabajó en distintos talleres. La idea era empoderarlas, y surgieron muchas cosas que no teníamos pensado. Hace poquito me llamó una de las promotoras de Recalde que había sido mencionada por la provincia como una de las mujeres más proactivas, más comprometidas con la comunidad, y me contó de muchas mujeres que habían empezado a hacer cosas para salir de sus situaciones personales, algunas de violencia, o de indigencia, empezando proyectos productivos. Es un caso muy concreto, que no imaginamos iba a tener esa repercusión. Tuvo resultados que fueron mucho más allá que las jornadas de ese día.

*El texto pertenece a la entrevista realizada por Raúl Vigini a Alvaro Zone

 

Te puede interesar