De la sequía a recuperar la capacidad de siembra

Locales 06 de mayo de 2018 Por
En Santa Fe se estima que el 55% de la provincia dispone de la carga de agua necesaria para la siembra de trigo.
FOTO ARCHIVO EXTREMOS. De una de las peores sequías en los últimos 50 años a las lluvias de mayo.
FOTO ARCHIVO EXTREMOS. De una de las peores sequías en los últimos 50 años a las lluvias de mayo.
La Región Pampeana pasó de la sequía extrema a recuperar la capacidad de siembra en la mitad de su área para afrontar la campaña 2018-2019 de los granos finos. "En abril, el sistema atmosférico se transformó. Las circulaciones del mes fueron más que efectivas para lograr algo que parecía imposible hace 30 días atrás. La eficiente circulación  de humedad que se inició, sigue actuando y mantendrá a las tormentas activas hasta este sábado", indicó la Guía
Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).
La semana que comienza también incluye lluvias mientras que en estos últimos cinco días, llovió entre 20 y 180 mm en la Región Pampeana. Las diferencias de acumulados entre el este y el oeste son mayores a los 100 mm; por segunda semana consecutiva, las lluvias estuvieron presentes con volúmenes importantes y una distribución muy generosa en el este de la región pampeana.
"Tal como se preveía, el noreste de Buenos Aires, y el sur de Santa Fe y de Entre Ríos, entre el domingo 29 y el lunes 30, despidieron al mes de abril con lluvias", indicaron los autores del informe. Al sumar los acumulados que le siguieron el primero de mayo, las marcas trepan por encima de los 40 mm: "En Rojas, Buenos Aires, se midió un pico de 178 mm. Un valor semejante no se observaba desde hace más de 8 meses en la Región Pampeana".
La anomalía donde más se expresa es en el este de la región. Hay acumulados mensuales de abril en el orden de los 250 mm, cómo en Ramallo, Buenos Aires, que son dos veces y medio las lluvias promedio del mes. Tras el paso de abril, la Región Pampeana pasó de tener el 44% con las peores condiciones hídricas de los últimos 50 años a posibilitar la siembra de trigo en el 52% de su territorio.
"No se trata de tener solo la cama de siembra con humedad, lo más importante es disponer de agua suficiente en los perfiles. Pero en función de los modelos de agua en el suelo es posible tener una primera estimación a nivel no de lote pero sí de la Región", manifestaron.
Y lo que aparece tras las lluvias es que Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe están entre las provincias más favorecidas.
En Santa Fe se estima que en el 55% de la provincia se dispone de la carga de agua necesaria para el cultivo, al igual que en el 61% de Buenos Aires.
Mientras, "en Entre Ríos con estas últimas lluvias mejoraron las posibilidades en casi todo su territorio", señalaron mientras que el contraste con el oeste es muy fuerte y aparecen perjudicadas La Pampa y Córdoba. "Pero aún hay tiempo, en la región pampeana las siembras comienzan a mitad de mayo y se estiran en el sur hasta la cuarta semana de agosto", dijeron.

RECORD EN TRIGO
La Argentina podrá superar su promedio histórico de siembra de trigo por primera vez en 10 años, al implantar 5,9 millones de hectáreas del cultivo, según previsiones para el ciclo 2018-2019. Estos datos surgen de un informe del Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural Argentina, a pocos días de que comience la implantación de este cultivo.
En esta campaña, el área sembrada con trigo sería de 5,9 millones de hectáreas, cifra mayor al promedio histórico de siembra de trigo en la Argentina (5,6 millones), que hacía diez años que no era superado. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar