Por orden de Trump, EE. UU. junto a sus aliados bombardearon Siria

Internacionales 15 de abril de 2018 Por
Apoyado de Reino Unido y Francia, el presidente estadounidense ordenó una represalia militar contra el régimen de Bashar al Assad por el presunto ataque químico del 7 de abril en Duma.
FOTO AFP-NA DAMASCO. La capital siria fue centro de uno de los ataques.
FOTO AFP-NA DAMASCO. La capital siria fue centro de uno de los ataques.

WASHINGTON, 15 (AFP-NA). - Estados Unidos, Francia y Reino Unido llevaron a cabo este sábado bombardeos selectivos en Siria contra el régimen de Bashar Al Asad, acusado por el presidente Donald Trump de haber cometido ataques químicos dignos de "un monstruo".
El presidente de Estados Unidos saludó el sábado las operaciones militares "ejecutadas perfectamente" en coordinación con Francia y Reino Unido contra objetivos en Siria, a pesar del dramático agravamiento de las tensiones con Rusia.
"¡Misión cumplida!", expresó Trump en la red social Twitter, aunque el tema se trasladará este sábado a la ONU, donde el Consejo de Seguridad discutirá los ataques realizados por los tres países occidentales por el alegado uso de un arma química hace una semana en Duma.
Corresponsales de AFP en Damasco reportaron que poco antes del amanecer comenzaron a escucharse las explosiones alrededor de la capital siria, estallidos que se extendieron por 45 minutos y que se mezclaron con el rugido de los aviones de combate. Al inicio del día era posible ver columnas de humo elevándose al norte y al este de la capital siria, reportaron los corresponsales de AFP.
De acuerdo con Trump, las operaciones militares fueron "un ataque perfectamente ejecutado". El mandatario agradeció la participación de Francia y de Reino Unido "por su sabiduría y por el poderío de sus excelentes militares".
"No podría haber tenido un resultado mejor", añadió el mandatario estadounidense.

REACCIONES AIRADAS 
En Damasco, el presidente Asad afirmó que esta "agresión" no hace más que "reforzar su determinación de seguir luchando y aplastar el terrorismo", un término con el que designa a los rebeldes. Rusia, por su parte, solicitó una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad para discutir esta situación.
El viernes, durante otra reunión de emergencia del Consejo sobre Siria, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, había formulado un dramático llamado a las partes a actuar con "responsabilidad" para evitar una "escalada militar total".
En Irán, el guía supremo Alí Jamenei tachó de "criminales" a los dirigentes de Estados Unidos, Francia y Reino Unido por los ataques. En el Pentágono, la portavoz Dana White afirmó este sábado que los ataques permitieron golpear "exitosamente todos los objetivos" que los tres países occidentales se habían propuesto.
A su vez, el general Kenneth McKenzie dijo en conferencia de prensa que los ataques selectivos retrasarán el programa sirio de producción de armas químicas en "años".
En tanto, el ejército ruso aseguró este sábado que las defensas antiaéreas sirias lograron interceptar 71 de los 103 misiles lanzados por las fuerzas estadounidenses, francesas y británicas, y no se ha registrado ninguna víctima.
Esta información sobre interceptación de misiles contrasta claramente con la versión divulgada por el Pentágono.
De acuerdo con McKenzie, los misiles de interceptación sirios fueron lanzados cuando ya los ataques habían terminado.
"La campaña de desinformación ha comenzado", apuntó White.

INVESTIGACION
DE LA OPAQ
En Damasco, los partidarios del régimen reaccionaron. De madrugada se congregaron en la emblemática plaza de los Omeyas. Algunos sonreían, hacían la V de la victoria, agitaban banderas sirias, se sacaban selfis o bailaban y cantaban.
Para ellos los bombardeos occidentales son una señal de la victoria del gobierno, que recuperó el bastión rebelde de Guta Oriental, a las puertas de Damasco. "La historia se quedará con que Siria derribó los misiles, pero no sólo eso. Derribó la arrogancia estadounidense", dijo con orgullo Nedher Hamud, de 48 años.
A media jornada, los medios de comunicación públicos sirios anunciaron la entrada de las fuerzas de seguridad del régimen en Duma, el último bastión rebelde en Guta.
Los insurgentes de Yaish al Islam aceptaron evacuar esta ciudad un día después del presunto ataque químico atribuido a Siria por las potencias occidentales.
El presunto ataque químico del 7 de abril causó más de 40 muertos en Duma, según los socorristas de esta localidad. Siria y Rusia desmintieron estar implicados.
Las autoridades de Damasco denunciaron una "agresión bárbara y brutal" y acusaron a las potencias occidentales de intentar obstaculizar una misión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que este sábado debe iniciar una investigación en Duma sobre el presunto ataque químico.
La OPAQ aseguró que su equipo de investigadores "seguirá con su despliegue" en Siria "para establecer los hechos relativos a las acusaciones de uso de armas químicas en Duma".
Instantes después del inicio de los ataques, los tres países occidentales justificaron las acciones militares como una respuesta por el uso de arma química.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar