"El nivel de las retenciones que se pretendía aplicar era confiscatorio"

SUPLEMENTO RURAL 15 de marzo de 2018 Por
Expresa Rubén Ferrero, quien hace 10 años era el presidente de CARSFE, durante una entrevista con LA OPINION. Está convencido que lo que hizo Cobos fue pacificar el país. Cuestiona la presión impositiva no solamente para el sector agropecuario. Concuerda con la disminución de las retenciones a largo plazo. Sobre los anuncios de Macri en Expoagro, hay que acompañar al productor con créditos blandos y eliminar los trámites burocráticos.
FOTO ARCHIVO RUBEN FERRERO./ "El maltrato del kirchnerismo a la lechería produjo la desaparición de tambos en los últimos años".
FOTO ARCHIVO RUBEN FERRERO./ "El maltrato del kirchnerismo a la lechería produjo la desaparición de tambos en los últimos años".

Con motivo de los 10 años de la resolución 125 que se cumplió el domingo último, entrevisté al productor agropecuario y abogado Rubén Ferrero, quien hace 10 años era el presidente de CARSFE (Confederación de Sociedades Rurales de Santa Fe), previamente había sido titular de la Sociedad Rural de Rafaela y hace unos años fue presidente de CRA (Confederaciones Rurales Argentinas).
- ¿Qué reflexión podés hacer de la resolución 125?
- Para los productores es una fecha que podemos recordar por la situación difícil de atropello para con el sector, que venía llevando adelante el kirchnerismo en ese momento, pero el campo supo y pudo unirse para demostrar que lo que se pretendía llevar adelante era totalmente confiscatorio y negativo no sólo para los productores sino también para el país en su conjunto porque iba a afectar fuertemente la producción. La intervención del Estado de manera abrupta en la carne hizo que decayéramos muchísimo en la producción y en la cantidad del stock ganadero del país; con un precio tope de Moreno (era secretario de Comercio) en el precio del trigo llevó que estuviéramos al borde de importar trigo para el consumo interno. Al día de esta resolución nos reunimos con otros dirigentes de CRA, SRA, Coninagro y FAA, tomándose la determinación de implementar un paro de comercialización y lo que da origen a lo que luego se llamó la "Mesa de enlace".
- Pasaron 4 meses y luego estuvo el desempate de Cobos con el voto "no positivo" en el Senado, ¿qué hubiera pasado si votaba a favor?
- Estoy convencido que lo que hizo Cobos (entonces vicepresidente) fue pacificar el país, había un malestar muy grande en la sociedad no solamente entre los productores agropecuarios sino también en la sociedad en su conjunto. A mí me tocó recorrer toda la provincia de Santa Fe y participar en muchísimas movilizaciones y actos en las plazas en distintas ciudades y pueblos, y la gente que nos acompañaba eran productores y empleados, docentes y la gente que entendía que era un atropello. No sé que hubiera pasado si votaba al revés, la dirigencia hubiera manifestado la voluntad de acatar la decisión del Congreso, pero no olvidemos que dentro del movimiento que se había conformado estaba el grupo de los autoconvocados en las rutas; no sé que hubiese pasado: la culminación del conflicto o la continuación con movilizaciones y asambleas. 
- Después de 10 años, ¿crees que la resolución 125 era una confiscación del Estado al sector del campo?
- No tengo dudas. Somos uno de los pocos países del mundo que se aplican las retenciones y el nivel que se pretendía aplicar era verdaderamente confiscatorio, llegaba en algunos casos hasta el 60% si la soja superaba los 500 dólares. Lo que tiene que entender la sociedad es que no se estaba hablando de una ganancia; la retención es una confiscación y una quita de la producción directamente, sin importar el costo que tuviste para producir eso que estás comercializando. Cada 1.000 kg que producías automáticamente el 40% iba al Estado, era algo insostenible. Lo que está llevando este Gobierno adelante con la disminución a largo plazo es acertado porque está demostrado que al favorecer la producción, lo que hacés es generar más producción, mayor ingreso de divisas, mayores exportaciones y mayor cantidad de trabajo genuino del interior. Lo vemos en nuestra zona con el maltrato del kirchnerismo a la lechería que produjo la desaparición de tambos en los últimos años.
- ¿Cuáles son hoy los problemas que más afligen al campo: inundaciones, sequía, financiamiento, ahogo fiscal?
- No hay un sólo campo, no es lo mismo producir en el norte, en el centro o en el sur; no es lo mismo producir el mismo producto en distintos regiones. En nuestra región venimos de dos inundaciones muy grandes que hicieron perder el trigo en octubre del año pasado y hoy nos encontramos con una sequía, la más grande de los últimos 40 años. También está la presión impositiva que sigue teniendo no solamente el campo sino todos los argentinos; cuando el país acomode los números necesita una reforma tributaria integral para no estar mendigando una ayuda del Gobierno cuando ocurren estas inclemencias climáticas.
- Anteayer el presidente Macri hizo anuncios en Expoagro con la eliminación de trabas para hacer más competitivo al sector y créditos blandos por la sequía, ¿cuál es su opinión?
-Ante la situación difícil que atraviesa el campo, la solución es acompañar al productor con créditos blandos. Se impone disminuir la burocracia que se inauguró en los últimos años es verdaderamente necesario, hemos tenido un número de resoluciones que trajo aparejado presentaciones que tenían que hacer los productores. Los controles tienen que unificarse porque ahora hay de la AFIP, de la Provincia y de distintos organismos nacionales, para facilitar al productor y no entorpecer con trámites burocráticos el normal desenvolvimiento de la producción. 

Te puede interesar