Falleció Rubén Galván

Deportes 14 de marzo de 2018 Por
Fue una gloria de Independiente que llegó a jugar con la pierna fracturada, y que dejó un legado de siete títulos internacionales en Avellaneda. Es el primer integrante del plantel del seleccionado nacional de fútbol campeón del mundo en el '78 que fallece.
galvan_independiente-650x446
FOTO ARCHIVO - RUBEN GALVAN. Dejó de existir a los 65 años de edad.

Rubén Galván falleció a los 65 años como consecuencia de la fragilidad en su salud, producto de una cirrosis que en 2007 le produjo una hepatitis y le demandó el reemplazo del hígado. Como futbolista ganó tres Libertadores, una Intercontinental y tres Interamericanas.

Memora hoy diario Popular, que con la 7 en la espalda formó parte del plantel que ganó el Mundial en 1978, sin haber jugado un partido ya que era suplente de Américo Gallego.

Y que es el primero de los campeones de aquel mundial en morir, pero el segundo en la triste lista, ya que José Luis Cucciufo (campeón en el '86) falleció en 2004.

PASADO "ROJO"

Con Independiente ganó las Libertadores ‘73 ‘74 ‘75, la recordada Intercontinental de 1973 ante Juventus y las Interamericanas en 1973, ‘74 y ‘76.

También se alzó con el Metropolitano 1971, el Nacional de 1977 ante Talleres y el del año siguiente. Con la camiseta del Rojo, ganó 10 títulos, y terminó su carrera en Estudiantes, a los 27 años de edad.

Para graficarlo como jugador, la anécdota que mejor lo pinta sucedió en la quinta fecha del Metropolitano de 1976, cuando en un partido ante Ferro trabó una pelota con un rival -Roberto César Franco- que lo dejó en suelo con mucho dolor.

El médico del plantel -Miguel Fernández Schnorr- le aplicó el spray analgésico y recomendó el cambio, pero cuando el entrenador Miguel Ignomiriello le preguntó a Galván si podía seguir, este dijo que sí.

En el entretiempo lo infiltraron y salió a jugar la segunda parte, pero notaron que se movía con dificultad. 

"Si el 'Negro' renquea después de las infiltraciones es que realmente está jodido", dijo el médico Fernández Schnorr y a los 10 minutos ingresó Pedro Magallanes en su lugar.

Galván fue trasladado al Hospital Argerich, donde le realizaron radiografías que dejaron en evidencia una fractura en el peroné.

El "Negro" había jugado entonces casi media hora de la primera parte y los 10 que alcanzó a jugar en el segundo con una fractura en la pierna.

Lo que queda claro, es que la historia del "Rojo de Avellaneda" se escribió con la gambeta de Bochini,  pero también con pierna fuerte como la de Galván.

Rubén Armando

Sección Policiales

Te puede interesar