La obra pública

Editorial 09 de marzo de 2018 Por
En la Provincia el trabajo en la construcción creció 4 veces más que el promedio país.
"El 88 por ciento de la inversión pública que se hizo en Santa Fe en 2017, fue ejecutada por el gobierno provincial. De cada 100 pesos ejecutados el año último, 88 los puso la provincia y 12 la nación. De esos 88 que ejecutó la provincia, sólo 3% fue financiado a través de transferencias discrecionales de capital del gobierno nacional. El 97 por ciento restante fueron fondos genuinos de nuestro gobierno". La contundente definición de cifras, que deja bien claro la forma en que se desarrolló la obra pública en nuestra provincia, corresponde al ministro de Economía, Gonzalo Saglione.
Pero además, dejó claro que el importante nivel de inversión es sostenible en el tiempo, y que además, no se encuentra sustentada con endeudamiento externo, ya que la provincia de Santa Fe en este aspecto se encuentra en un nivel de deuda muy por debajo de otras provincias de similares características y condiciones, como por ejemplo Córdoba, Mendoza y Entre Ríos. Recordó además que durante 2016 y 2017 la inversión pública nacional ejecutada en Santa Fe no llegó a 3.000 millones de pesos, lo cual está muy alejado de los anuncios y promesas que se hacen desde el gobierno nacional, que finalmente quedan sólo en eso, pudiéndose recordar en tal sentido un reciente anuncio de inversión de 90.000 millones en los próximos cuatro años.
La obra pública afrontada por la provincia, además del consabido beneficio que tienen para cada lugar en el cual son ejecutadas, constituyen un importante empuje para la reactivación laboral, consignándose que entre noviembre de 2015 y noviembre de 2017 -es decir dos años completos-, y tomando datos del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción, el empleo del sector justamente de la construcción creció el 4% en el país, mientras que en nuestra provincia tuvo una suba del 16%. Queda claramente expuesto: Santa Fe tuvo una expansión cuatro veces mayor al promedio nacional en cuanto a puestos laborales en la referida actividad.
Puede ampliarse este concepto con datos del propio Ministerio del Interior, dando cuenta que hasta el mes de septiembre del año anterior por cada peso enviado por la nación a Santa Fe la provincia invirtió 7,25 pesos, mientras que en Buenos Aires esa misma relación fue de 1 a 1,20 y en Entre Ríos de 1 a 2, en tanto que en algunas otras provincias -como Neuquén por ejemplo- la inversión nacional es mayor que la provincial.
Un dato muy preciso y concreto fue que el año pasado la inversión pública en la provincia fue récord histórico con una inversión de capital cercano a los 20.000 millones de pesos, constituyendo su más alto nivel en relación al producto bruto santafesino en lo que va desde el año 2000 en adelante.
Justamente con este buen momento que tiene la obra pública en la provincia y también en todo el país, constituyéndose en uno de los pilares reactivadores, tiene que ver el dato que uno de los insumos básicos de la construcción como lo es el cemento, en el mes de febrero registró un aumento de despachos del 14,2%, llegando de tal manera a su mayor nivel de los últimos 5 años. 
Esta cifra se conoció esta semana, según informe de la Asociación de Fábricas de Cemento Portland, indicando concretamente que en febrero se despacharon 916.019 toneladas, incluyendo las exportaciones, muy por sobre las 801.782 toneladas de febrero de 2017.
El cemento portland es el principal insumo de la construcción, utilizándose en casas, edificios, pisos, pavimentos y obras de infraestructura con hormigón. Es por esa razón que se trata de un indicador de la demanda de la obra pública, y en menor medida, de la privada. 
Los datos del sector reflejan que febrero fue el mejor mes desde 2013, recordándose que además de las cifras ya citadas, el acumulado de 2017 en despachos de cemento fue de 12,2 millones de toneladas, apenas por debajo del máximo logrado en 2015.
Completando esta perspectiva, la encuesta oficial a las grandes empresas muestra expectativas favorables hasta el mes de abril. Aquellos que estiman cambios se inclinan en general hacia la suba de la actividad, con mayor énfasis quienes se dedican a la obra pública, aunque también prevalece el optimismo entre quienes realizan obras privadas. La ocupación del sector aumentó 11,4% y hoy los trabajadores de la construcción suman 449.276.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar