Japoneses verifican la calidad de la miel

SUPLEMENTO RURAL 08 de marzo de 2018 Por
Leer mas ...
FOTO INTA RECORRIDA./ Los visitantes japoneses en el laboratorio del INTA Rafaela.
FOTO INTA RECORRIDA./ Los visitantes japoneses en el laboratorio del INTA Rafaela.
El jueves 1 de marzo visitaron la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) del INTA Rafaela cuatro empresarios japoneses que están haciendo el seguimiento del sistema de gestión de calidad de la miel producida por la Cooperativa Apícola #Cosar, siendo el INTA miembro fundacional.
En la oportunidad, los visitantes Jutaro Kato (Kato Brothers), Taro Haruki (Kataoka Tokyo), Satoshi Nakamura (Kataoka Buenos Aires) y Gustavo Nicolas Sano (Kataoka Buenos Aires) fueron recibidos por la responsable del laboratorio de calidad de miel y forrajes licenciada Mónica Gaggiotti y el ingeniero Javier Caporgno.
Conviene destacar que Japón es uno de los países que importa la producción de #miel de #altacalidad que se produce en la Cooperativa, mediante las empresas Kataoka (Buenos Aires) y Kato Brothers.
"Viven en Argentina, tienen una empresa en Buenos Aires y le proveen al cliente de Japón. Todos los años hacen una visita a los proveedores de productos para verificar todo el sistema de calidad: hablan con productores, recorren el campo, ven si los registros coinciden con la cantidad de colmenas y van a las plantas de extracción de miel. Se aseguran lo que realmente le decimos sobre cómo producimos y para la cooperativa también es una tranquilidad", destaca Caporgno, quien es el responsable de la agencia de extensión del INTA de Ceres, que depende de la Experimental de Rafaela, durante una entrevista con este cronista de LA OPINION.
-¿Es un control y seguimiento sobre el trabajo de campo?
-Es todo el proceso hasta el final del producto. Van rotando los directivos de la empresa Kato Brothers y son intermediarios de la empresa en Japón. Cosar es el cliente exclusivo de miel que tiene Kataoca, pero también comercializan jugo de limón y otros productos, y pasan por esta intermediación de la empresa en Buenos Aires. 
-¿Cómo surgió la Cooperativa Apícola Cosar?
-El origen fue a través de grupos de Cambio Rural, en su momento cinco y después se agregaron más grupos, hoy son trece grupos de productores. Están ubicados en Reconquista-Avellaneda hasta Gálvez, todo el centro-norte de la provincia de Santa Fe.
-¿Cuáles fueron los lugares visitados?
-Se visitó la planta de depósito que está en Sauce Viejo donde está la sede de la cooperativa y el depósito donde se consolidan los contenedores, luego en el laboratorio de calidad de INTA Rafaela porque hay un acuerdo para que la miel de Cosar sea analizada en la EEA y después visitaron un apiario (colmenar) en la zona de Humboldt y se visitó la planta de extracción en Humboldt. El año pasado la recorrida se hizo en Ceres, visitando la planta de extracción y luego la visita al depósito con una reunión.
-¿Cuáles fueron las conclusiones que realizaron los japoneses?
-Siempre hace algunas sugerencias, por ejemplo cuando estuvieron en Ceres para que seamos más estrictos en los controles de los insectos (las abejas) dentro de lo que es la planta de la zona limpia, en esa oportunidad con la presencia de la responsable de calidad de la empresa. En esta visita quedaron muy conformes porque técnicamente no detectaron ninguna anomalía.
-¿Cómo fue la vinculación con esta actividad?
-Estamos muy vinculados porque desde Ceres se coordinaban hace varios años atrás se coordinaban todos los cambios rural apícola. Quedamos con ese legado del seguimiento de la cooperativa y el INTA lo tiene como el gestor de la organización y constantemente piden ayuda y seguimiento mediante un convenio firmado y seguimos trabajando juntos.

Te puede interesar