¿Qué hacer cuando se vaya el polvo?

SUPLEMENTO RURAL 08 de marzo de 2018 Por
Leer mas ...
Por Raúl Druetta. - La actual situación de sequía no debe paralizar al productor, ni en la acción, ni en el pensamiento.
Empecemos a movernos haciendo algunos números. ¿En qué porcentaje inferior estoy de producción con respecto al año pasado (10,15, 20%)? ¿Qué nivel de precios se puede esperar para la leche al productor en junio o julio ($ 6,50/$ 6,80)?
Estos supuestos pueden ser el puntapié inicial para comenzar a elaborar un “plan de acción” para los próximos meses, a los fines de mantener una facturación acorde a las necesidades. Hay que tener en cuenta que no debemos restringir el alimento a los animales productivos que nos permiten facturar mes
a mes. Es ya sabido que en los últimos años el productor fue intensificando y reduciendo la superficie destinada al tambo con lo cual la carga/ha aumentó y podría liquidar parte de la invernada o la recría reposición sin afectar el futuro y hacerse de dinero fresco para la compra de insumos (maíz, algodón, megafardos, etc.) y aliviar la demanda de forrajes y concentrados. Hay que tomar decisiones antes que la sobreoferta baje los precios.
Evaluar la demanda de alimentos para los próximos 6 meses y la oferta con la que contamos para hacer frente a ello (silo, pasto, etc.) y cuánto vamos a tener que comprar y qué comprar de acuerdo a los precios y la dieta que necesito.
En cuanto a las siembras de alfalfas, reponer lo habitual (25%), no más, ya que por 100 días no la voy a pastorear y luego por 50 días más (recién vamos a tener un pleno uso en septiembre-octubre). En los lotes que quedaron sin uso porque no se pudo sembrar para hacer silajes, o rastrojos o alfalfas degradadas, que es un porcentaje alto de la explotación, hacer siembras escalonadas de verdeos de distintas especies (avena, cebada, trigo) y fechas para mantener una oferta de verde durante todo el invierno y con la idea de poder hacer un silo temprano en octubre.

PREMISAS
* Privilegiar a las vacas que producen o van a producir (preparto).
* Hacer encierre de vacas para bajar el gasto de mantenimiento y poder controlar los consumos.
* Descartar vacas viejas, improductivas, con problemas de mastitis, etc.
* Pensar que ante una mala alimentación resentimos la parte reproductiva
* Armar una cadena forrajera apropiada (verdeos).
* Hacer compras anticipadas de subproductos y calzar compras con venta de animales.
* Gestión, visión a mediano plazo y presupuestación.
* Consulte al veterinario e ingeniero agrónomo.

El autor es Ingeniero Agrónomo del AER INTA Brinkmann, [email protected], cel. 3572-528728, Tel. 03562-480104.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar