Ahora el gasoducto

Editorial 07 de marzo de 2018 Por
El gasoducto, junto a la autopista 34 y el acueducto, son obras trascendentales.

El viernes de esta misma semana, lo que deja definitivamente consolidada la cercanía de lo que cabe calificar de verdadero acontecimiento, comenzarán los trabajos desde la zona de Esperanza del gasoducto que se extenderá hasta Rafaela, con una estimación de plazo de ejecución de un año. Las tareas, se iniciarán desde el lugar referido para seguir una traza paralela a la ruta provincial 70, para después de llegado aquí el tendido continuar hasta la ciudad de Sunchales.
De esta importante obra, tuvimos el aporte de novedades esta misma semana, cuando autoridades visitaron las instalaciones del obrador en el vecina distrito de Bella Italia. Un dato que deja claramente expresada la trascendencia que tendrá este conducto transportador de gas, en especial para nuestra ciudad, es que permitirá ampliar de manera significativa la red de gas domiciliaria, proveyendo del fluido a cerca de la mitad de la población que aún no cuenta con este trascendental servicio, y que por lo tanto depende del abastecimiento por medio de tubos, garrafas o algún otro sistema, mucho más costoso e incómodo que el gas natural que llega hasta la misma puerta de la casa de los clientes en el caso de los hogares, y también hacia las plantas industriales que lo necesitan para su funcionamiento. Cabe recordar, como aspecto destacado, que en este caso la red de tendido continuará por la ruta nacional 34 hacia Sunchales, abasteciendo a las nuevas empresas en el Parque de Actividades Económicas.
En el caso del tendido domiciliario, se recuerda que barrios como Amancay, Los Nogales, Güemes, Martín Fierro y Antártida Argentina no cuentan con gas natural, al igual que algunos otros sectores de la ciudad, por lo cual ahora habrá que ir apresurando las obras de la red para que cuando llegue hasta aquí el gasoducto, exista el menor tiempo posible para que los vecinos puedan concretar su conexión al mismo, y dejar atrás de tal manera los inconvenientes que le significaron no contar con este elemental servicio. Se estima que se favorecerá a unos 23.000 domicilios que podrán incorporarse al sistema.
El Gasoducto Regional Centro II -también conocido como "lechero"-, contempla la ejecución de cinco etapas, de las cuales la más importante será la primera, que comprende un tramo de 112 km y que va desde Recreo hasta Esperanza, luego hasta Rafaela, y finalmente de aquí a Sunchales. Para llevar adelante la obra de grandes gasoductos se realizaron tres licitaciones: la primera fue la compra de los caños, esos mismos que se mostraron en el obrador cercano de Bella Italia; la segunda fue para adquirir los motocompresores, y la tercera fue para la contratación de la mano de obra para ejecución de los trabajos. Todo listo en consecuencia para -como decimos- esta misma semana comiencen los trabajos de ejecución. La primera etapa del gasoducto lechero demandará una inversión del orden de los 1.300 millones de pesos, dinero que será aportado por el gobierno nacional. Las otras etapas, que son las Nº 2 (Esperanza y Lehmann), Nº 3 (Ataliva y Bella Italia), Nº 4 (Pilar, Nuevo Torino y Felicia) y Nº 5 (Tacural), estarían a cargo de Litoral Gas, que recibirá una actualización de tarifas y a cambio deberá hacerse cargo de las obras con redes secundarias que llegarán a distintas poblaciones.
Este gasoducto en marcha, junto a la autopista de la ruta nacional 34 en la cual se viene trabajando desde hace tiempo -actualmente con la mayor dedicación en la "variante Rafaela", la circunvalación por el sector oeste-, y el acueducto Desvío Arijón que se encuentra en su instancia final en cuanto al financiamiento con el préstamo del Fondo de Abu Dhabi, son las tres obras clave para Rafaela. Una vez concluidas quedarán definitivamente superados algunos de los problemas que nos afectaron tan sensiblemente en los últimos años, justamente cuando la ciudad estaba en un tiempo de crecimiento y desarrollo. El abastecimiento de agua es esencial, también la autopista que dará seguridad en el tránsito siendo que actualmente esa carretera atraviesa la zona urbana de la ciudad, y finalmente el gas natural que permitirá abastecer a toda la planta urbana, poniendo en igualdad de condiciones a todos los rafaelinos. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar