Silencio de un inocente que no se puede defender

Información General 04 de marzo de 2018 Por
SOBRE EL ABORTO
12 SEMANAS. ¿Quien puede negar que hay vida?
12 SEMANAS. ¿Quien puede negar que hay vida?
Según el diccionario, aborto es interrupción voluntaria o involuntaria del embarazo antes de que el embrión o el feto estén en condiciones de vivir fuera del vientre materno. Ahora bien, tenemos dos conceptos muy diferentes, si es involuntario, no hay intención de interrumpir nada, se interrumpe por una fatalidad o por situaciones que merecen una especial atención por parte de los médicos y de la ley. Pero cuando hablamos de voluntaria, eso sí me preocupa y por este motivo es que voy a desmenuzar este tema:
1) Si nuestros padres hubiesen decidido abortar no estaríamos disfrutando de la vida.
2) Es fácil hablar cuando se nos dio la posibilidad de vivir.
3) En la marcha escuché que decían que las mujeres tenemos derecho a decidir sobre nuestro cuerpo…sobre nuestro cuerpo sí…quién lo toca o no, que hago con él, como me visto, como vivo, como lo alimento, pero sobre la vida de otro ser que está dentro nuestro, no.
4) Las que fuimos mamá y fuimos viendo cómo crece nuestro hijo en el vientre, cómo se alimenta, la paz que tiene en la calidez del vientre materno, no podemos ni debemos decir que no es una vida porque no es un ser independiente de su madre.
Mis queridos lectores, cómo se puede estar a favor de matar niños legalmente en el vientre de su madre, en lugar de estar a favor de la vida. Yo puedo llegar a tratar de comprender, si corre peligro la vida de la madre, si es una violación a una menor, a una niña con discapacidad y otros temas que no se me ocurren y así mismo siento que se debe elegir y es terrible. Respeto a todo el mundo y todas las opiniones, pero me da escalofríos hablar de interrumpir la vida de alguien que no se puede defender.
En la encíclica "Evangelium Vitae" de Juan Pablo II, se ve claramente lo que el aborto representa, pero rescaté un párrafo que me maravilló: "En la decisión sobre la muerte del niño aún no nacido, además de la madre, intervienen con frecuencia otras personas. Ante todo, puede ser culpable el padre del niño, no solo cuando induce expresamente a la mujer al aborto, sino también cuando favorece de modo indirecto esta decisión suya al dejarla sola ante los problemas del embarazo… de esta forma se hiere mortalmente a la familia y se profana su naturaleza de comunidad de amor y su vocación de ser «santuario de la vida»...".
En cada párrafo de esta encíclica deja en claro su visión sobre la interrupción de la vida en el vientre materno. En cuanto al papa Francisco recalca que si bien el aborto es un crimen, no se puede negar el perdón a quien se arrepiente de corazón, en cualquier momento que sea. El presidente de los argentinos Mauricio Macri se manifestó a favor de la vida desde la concepción hasta la muerte. Incluso la ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, nunca se mostró abiertamente a favor del aborto, ni siquiera aceptó dar el debate en el Congreso.
La vida es un regalo de Dios y para el que no cree en Dios es algo importante también…a todos nos gusta vivir y no queremos morir…y una vez escuché a Luis Landriscina decir que quien le teme a la muerte es porque le trampeó a la vida y me fascinó y la tengo muy presente.
Respeto a todas las personas, aun cuando piensan distinto, pero de ninguna manera me declararía a favor del aborto, yo defiendo la vida porque Dios me la dio y dispondrá cuando sea el final. El mundo está como está porque el hombre quiere ser más que Dios y eso no va a pasar, porque Dios es principio y fin…cada día que me levanto, agradezco a Dios el despertar, la familia, el trabajo, la casa, los amigos, el amor y cuántas cosas más…respeto al que piensa distinto pero este es mi pensamiento y seguramente alguien podrá agredirme verbalmente por no apoyar el aborto, pero mi límite es la vida, que es lo más importante que debemos defender de cualquier atentado a la misma.
El aborto…silencio de un inocente que no se puede defender.

Te puede interesar