Vigésimo aniversario de la muerte de Quarracino

Información General 01 de marzo de 2018 Por
Leer mas ...
MURAL./ Frente al mismo Baruj Tenembaub, Lech Walesa. En el ángulo inferior izquierdo monseñor Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco.
MURAL./ Frente al mismo Baruj Tenembaub, Lech Walesa. En el ángulo inferior izquierdo monseñor Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco.
Al cumplirse el vigésimo aniversario del fallecimiento del Cardenal Primado de Argentina, Antonio Quarracino, la Fundación Raoul Wallenberg difundió un parte de prensa que seguidamente reproducimos.
El 26 de diciembre, celebramos el vigésimo aniversario de la carta que el Cardenal Primado de Argentina, Antonio Quarracino, enviara a su amigo Baruj Tenembaum. La misiva está dedicada al Mural Conmemorativo del Holocausto y de los atentados a la Embajada de Israel (1992) y la AMIA (1994).
El Mural se encuentra en la Capilla de la Virgen de Luján, dentro de la Catedral Metropolitana de Buenos Aires, junto a la sepultura del Cardenal Quarracino (8 agosto 1923 – 28 febrero 1998.
La Fundación Raoul Wallenberg propone conocer el Mural Conmemorativo de las Víctimas del Holocausto visitado desde su inauguración por millones de personas.
Se trata de una pieza de fina orfebrería en plata de 1,80 de largo por 1,20 de ancho. Está compuesto por dos cristales entre los cuales se exhiben hojas de libros de rezo rescatadas de las ruinas de los campos de concentración de Treblinka y Auschwitz, así como del gueto de Varsovia. La obra del artista orfebre Carlos Pallarols recuerda también a los asesinados en los atentados a la embajada de Israel en Buenos Aires y a la AMIA. Fue inaugurado en abril de 1997 por el Premio Nobel de la Paz, Lech Walesa, junto al Cardenal Primado Antonio Quarracino, a instancias de una idea de la Fundación Raoul Wallenberg.
En abril de 1998 el Primado de la Argentina y Arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco, miembro fundador de la Fundación Raoul Wallenberg, ofició una misa en memoria del Cardenal Quarracino. Así, el entonces Cardenal Bergoglio rindió tributo a los millones de asesinados por el nazismo junto a un memorial sin precedentes en la historia de las relaciones judeo-cristianas. 

Apertura interreligiosa 
Donde yace, en una capilla lateral de la catedral porteña, el cardenal quiso colocar escritos de textos recogidos de biblias de sinagogas atacadas en Alemania y de la voladura a la AMIA. Su reacción de condena a ese brutal atentado fue inmediata, no hacía mucho tiempo había visitado esa sede. Fue un intenso cultor del diálogo interreligioso, tanto en el orden local como latinoamericano, cuando se desempeñó en el CELAM. Mantuvo relación con el rabino reformista León Klenicki, que hizo una guía de la celebración de Pésaj, la Pascua judía, orientada a su comprensión por los cristianos, cuya publicación Quarracino promovió desde el organismo de los obispos latinoamericanos. También fue muy amigo de Baruj Tenembaum, ciudadano argentino residente en Estados Unidos que promovió laCasa Argentina en Israel Tierra Santa y luego la Fundación Raoul Wallenberg. En una ocasión, compartió con él un acto junto con Emilie Schindler, que pasó sus últimos años en la Argentina, y quien, con su marido salvó a muchos judíos durante el régimen nazi (lo que dio lugar a la famosa película “La lista de Schindler”, de Steven Spielberg). Y su amigo judío organizó en 1992 un viaje peregrinante del arzobispo a Tierra Santa. Por otra parte, Quarracino llamó al país a las religiosas de Nuestra Señora de Sión, para favorecer el diálogo y el encuentro con los hermanos mayores en la fe. 





Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar