Los BMW se abrirán con el celular y en futuro tendrán conducción autónoma

Automotores 27 de febrero de 2018 Por
El BMW Digital Key, que se lanzará este 2018, permitirá que hasta cinco copias digitales de la llave puedan ser compartidas con otros usuarios.
FOTO ABCMOTOR.ES MUNDO TECNO. Stand de BMW en el Mobile World Congress de Barcelona. BMW. Muestra en el Mobile World Congress 2018 una gran cantidad de novedades.
FOTO ABCMOTOR.ES MUNDO TECNO. Stand de BMW en el Mobile World Congress de Barcelona. BMW. Muestra en el Mobile World Congress 2018 una gran cantidad de novedades.
En Barcelona, el Grupo BMW expone una nueva función que lleva un paso más adelante la integración del coche en el estilo de vida digital del conductor de BMW. Hoy día, los clientes tienen ya la posibilidad de usar servicios digitales y personalizados a partir de una amplia variedad de fuentes mientras planean su viaje -incluyendo smartphones, Google Assistant, Apple Watches y Amazon Alexa- antes ya de entrar en su BMW.
Una vez dentro del vehículo, la conectividad continúa en forma de aspectos como el acceso a cuentas email (Microsoft 360), integración de Skype for Business y la posibilidad de importar direcciones de destino desde un Smartphone directamente al sistema de navegación. El siguiente paso lógico verá ahora cómo los smartphones se convierten en llaves de coche.
El BMW Digital Key permite que el vehículo sea desbloqueado o cerrado de nuevo con sólo un Smartphone. Una vez en el coche, el motor puede arrancarse con la ayuda del Wireless Charging Pad. Pero eso no es todo, pues los servicios digitales formarán la base para una mayor personalización y flexibilidad de todo tipo. Por ejemplo, el Digital Key permitirá a los dueños de vehículos seleccionar hasta cinco otras personas con las que desean compartir la llave del coche.
Cuando se ponga en servicio, el Digital Key será accesible desde smartphones a través de BMW Connected, e inicialmente estará disponible para todos los smartphones Samsung (con capacidad NFC).
El BMW Digital Key se ofrecerá a partir de julio de 2018 se informó durante el Mobile World Congress 2018 que se desarrolla esta semana en Barcelona. En el futuro, un dispositivo de actualización de software permitirá la transferencia a distancia de nuevas funciones y servicios digitales al usuario del vehículo.

CONDUCCION AUTONOMA
Durante el MWC, BMW enseñará también su CoPilot, que anticipa la conducción autónoma. Estará integrado en un BMW i3 que será mostrado en su stand. En la exhibición, un BMW i3 parte (sin nadie a bordo), habiendo sido llamado a través de una app smartphone por su dueño -en este caso, un visitante al certamen- para que le recoja. El vehículo puede ser enviado a un punto seleccionado, con el smartphone utilizado como autorización de acceso, una vez llegue allí.
Otra opción de autorización ilustrada como parte de la exhibición, es la del display exterior del vehículo, que incluso saluda al visitante por su nombre. Este display permite abrir las puertas del coche por control táctil, como alternativa a usar la app Smartphone.
Como ya no será necesario (en el caso del Nivel 5) que ningún ocupante esté directamente implicado en la tarea de conducción, un Rear Seat Entertainment System de diseño experimental inicia el viaje. La dirección de destino ha sido transferida previamente al vehículo vía una app smartphone. El asiento del conductor permanece vacío. Gracias a los mecanismos de seguridad aplicados, el desplazamiento sólo puede iniciarse una vez que todos los ocupantes se han abrochado los cinturones de seguridad.
Como no se requiere otra intervención a lo largo del viaje totalmente automatizado, los visitantes del MWC pueden emplear como deseen su tiempo a bordo del vehículo, o explorar el Entertainment System, que también puede usarse para introducir paradas en el itinerario.
También es posible controlar con él diversas funciones del vehículo (esto se ilustra en el stand del certamen con el claxon, ráfagas de faros y cierre/apertura de puertas). Una vez se ha llegado a destino, el visitante cierra el coche usando el display exterior, y el vehículo se aparca él solo automáticamente.

ESIM Y LA RUTA
A CONECTIVIDAD 5G
Actualizando el vehículo con una segunda tarjeta eSIM, el Grupo BMW provee una valiosa visión del desarrollo futuro de conducción conectada y las posibilidades tecnológicas que abre.
La tarjeta eSIM integrada de serie en todos los modelos BMW desde 2016 ya permite a un coche BMW cambiar de suministrador dependiendo de la recepción (por ejemplo, al conducir en un país diferente), y así garantiza una continua disponibilidad de servicios BMW Connected Drive.
Los avances hechos en las unidades de control para comunicaciones y la incorporación de una segunda eSIM suponen que los usuarios podrán también beneficiarse en el futuro de esta flexibilidad de uso. Esta tecnología permitirá, por ejemplo, al coche BMW estar conectado al contrato existente de telefonía móvil del usuario, lo que supone que el vehículo tendrá entonces dos tarjetas SIM activas que pueden usarse simultáneamente.
La ventaja de integrar el vehículo en un contrato de telefonía móvil es que permite que las funciones seleccionadas funcionen vía la segunda eSIM, en vez de a través del dispositivo móvil. Las llamadas pueden ser directamente recibidas por el coche, por ejemplo; y la conexión establecida vía la eSIM integrada y la antena del BMW determinará una recepción perfecta.
Los usuarios pueden ya contratar un cupo ampliado de datos para su acceso WiFi integral, fácil y directamente desde el vehículo. La segunda eSIM les dará la flexibilidad de poder usar este cupo de datos u otras opciones de su contrato existente en sus BMW. En otras palabras, la eSIM actuará como una variante electrónica de una opción multi-SIM ya ofrecida por los proveedores.
Los sistemas cooperativos inteligentes de transporte (Cooperative Intelligent Transport Systems, C-ITS) pueden ayudar a hacer mucho más eficiente el tráfico y reducir significativamente el número de accidentes a base de compartir información relevante para la seguridad vial.
El Grupo BMW tiene ahora unos diez millones de coches conectados en carretera. Desde la introducción del nuevo BMW Serie 7 en 2015, los vehículos así equipados vienen con una variedad de sensores para detectar servicios, como aviso de peligros y transmisión de esta información de seguridad en tiempo real a través de BMW Connected Drive.
Hoy día, los conductores de BMW reciben todo tipo de información de tráfico, como avisos de peligros, límites de velocidad, avisos de accidentes, alertas de vehículos en sentido contrario, información de aparcamiento en la calle o en parkings y muchos más. (Fuente: ABCmotor.es)




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar