Renault aumentó sus ganancias y reporta ventas récord en 2017

Automotores 23 de febrero de 2018 Por
La automotriz francesa controla cinco marcas de automóvil: Renault, Dacia, Renault Samsung Motors, Alpine y Lada, a la vez que tiene una alianza estratégica con Nissan.
Renault obtuvo un beneficio neto de 5.100 millones de euros en 2017, un aumento del 50% en un año, anunció el grupo tras renovar el mandato de su presidente y director ejecutivo, el brasileño Carlos Ghosn. "Hemos batido un nuevo récord en ventas, en facturación, en margen operativo y en resultado neto", se felicitó Ghosn en una rueda de prensa.
El grupo, que controla cinco marcas de automóvil (Renault, Dacia, Renault Samsung Motors, Alpine y Lada), vendió 3,76 millones de vehículos el año pasado. La compañía elevó su dividendo propuesto en un 12.7% a 3.55 euros por acción, prevé seguir aumentando su facturación y se comprometió a mantener su margen operativo por encima del 6 por ciento en 2018, a pesar del empeoramiento de los efectos cambiarios que borraron 303 millones de euros de sus ganancias de todo el año.
"2018 será un año de crecimiento moderado", dijo Ghosn, que el jueves fue confirmado por el consejo de administración del grupo para un nuevo mandato de cuatro años en el cargo. Para obtener esa renovación, Ghosn aceptó rebajarse un 30% su remuneración total (7,25 millones de euros en 2016) a petición del Estado francés, principal accionista del grupo, y nombró a Thierry Bolloré como número dos para preparar su futura sucesión.
Las ventas de Renault en 2017 aumentaron un 14,7%, hasta 58.800 millones de euros, gracias a la integración por primera vez en sus cuentas de su filial rusa Avtovaz, que comercializa la marca Lada.
El sólido desempeño financiero de la automotriz podría ayudar a Ghosn a resistir la presión del Gobierno francés, el mayor accionista de Renault, para lograr una alianza más estrecha con Nissan que también sirva a los intereses nacionales. El Estado francés tiene una participación del 15 por ciento en Renault y dos puestos en su directorio.
Pero Ghosn dejó en claro que Renault y Nissan no tienen prisa por fusionarse y reiteró su opinión de que era imposible un acuerdo completo mientras Francia mantenga una participación importante en Renault.“No veo cómo el lado japonés va a aceptar nuevos pasos (hacia una fusión) con el Estado francés como principal accionista”, dijo Ghosn a analistas.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar