El Frente Progresista define su futuro

Locales 19 de febrero de 2018 Por
Alcanzar la Reforma Constitucional parece cada vez más inalcanzable, tal cual como lo deslizó Antonio Bonfatti. El gobernador Miguel Lifschtiz hará un relanzamiento este viernes del Frente que gobierna desde hace más de una década. Mientras tanto, se vio sacudido por un informe de TN, que expuso la cantidad de familiares que trabajan en el gobierno.
Hay actividad sísmica en el "círculo de fuego" del FPCyS. La cada vez más inocultable interna del socialismo sobresalta a los socios radicales NEO; "nosotros estamos en este espacio para seguir ganando, y creemos que así como están las cosas, si Miguel (Lifschitz) no obtiene la reelección todo será demasiado cuesta arriba", reflexionaba un encumbrado dirigente radical asociado compartiendo, elípticamente, pareceres con el referente peronista Armando "Pipi" Traferri, quien para librarse de la responsabilidad reformista suele comentar "primero que los socialistas arreglen su interna, después conversamos".
Lifschitz tiene en sus manos una encuesta - a la que accedió en exclusiva este Diario hace dos semanas - que lo envalentona, pero a su vez lo atribula: el 60 % de la población lo observa como un buen gobernante, y casi el 30 % apoya su gestión (ergo al FPCyS).
Pero no tiene reelección. Y, reiteramos una vez más: el peronismo no está dispuesto a servírsela en bandeja de plata (Ricardo Olivera, su presidente, nos hizo notar que el pasado 22 de octubre a nivel territorial "solo" quedaron abajo del FPCyS por menos de 50 mil votos). Y Bonfatti declaró a El Litoral que decrecen las chances de reformar la Constitución.

UNA JUGADA FUERTE
A casi dos años de la finalización de su mandato, Miguel Lifschitz les anunciará este viernes a empresas y entidades, junto a todo el staff de funcionarios y colaboradores, su plan de gobierno de aquí hasta el final de su mandato.
¿Será la movida definitiva bajo el sugestivo slogan "para asumir nuevos compromisos y pensar juntos el futuro" previa a la histórica decisión de remitir al parlamento la reforma constitucional?. El mismo sondeo que publicamos en este Diario le asegura al Gobernador que una amplia porción de la población (70%) respalda una reforma de la Constitución santafesina.
Lifschitz no hizo trabajar tanto a tanta gente en el proyecto reformista para dejarlo amarillar vanamente en un cajón.
Reinstalar en otro momento de la historia el debate que alguna vez propusieron, sin éxito, Reutemann, Obeid y Binner obligará a quienes se opongan a fundamentar seriamente sus posiciones, cuidándose de no desnudar segundas intenciones. De paso mediría lealtades propias para, en caso de no lograr la reelección, emprender la tarea de confeccionar las listas que acompañarán a su sucesor el año que viene.
El diputado radical Julián Galdeano surfea la ola cuando le preguntan por la reforma constitucional; tampoco cierra la puerta a la reelección: "la reelección es como un vaso de agua: no se le niega a nadie", bromea. Galdeano es el presidente de la UCR provincial, y también aguarda ansioso una cumbre socialista -que será el 14 de abril- para definir posiciones.
Sobre el filo de la semana que pasó, el socialismo se vio sacudido por lo que consideraron una artera operación de prensa nada menos que en el emblemático canal de noticias TN, que expuso la cantidad de familiares socialistas que integran, desde que el PS llegó al poder en el 2007 las sucesivas gestiones, asestando directamente a sus principales figuras: Binner, Bonfatti y Lifschitz.
"Es otra de las mentiras a las que nos tiene acostumbrado esta empresa" (Grupo Clarín) descargó Rubén Galassi. Binner emitió un comunicado con múltiples aclaraciones sobre la inexactitud de los datos mostrados; mientras que el radicalismo NEO hizo notar su "más enérgico repudio" a lo que consideran una "operación de desprestigio" contra los ex Gobernadores Hermes Binner y Antonio Bonfatti, el Gobernador Miguel Lifschitz y decenas de mujeres y hombres de nuestra Provincia", basado en "la lógica de la mala fe, y la intención de influir directamente en procesos políticos".
Algunas miradas responsabilizaron por la difusión a la diputada nacional Lucila Lehmann (Espacio Carrió), quien hace unas semanas le envió una carta al gobernador Lifschitz pidiéndole que adhiera al decreto presidencial que excluye de las designaciones en la función pública a parientes directos. Lehmann lo niega enfática y enojosamente: "eso es la vieja política; no me van a encontrar ahí; yo voy de frente", replica.
Otros, en cambio, prefieren ser más agudos y apuntan directamente a la Jefatura de Gabinete y sus estrechos vasos comunicantes con nuestra Provincia.
Todo dicho.

Te puede interesar