Lugar inolvidable

Notas de Opinión 13/02/2018 Por
Leer mas ...

He tenido la dicha de visitar algunos lugares del mundo, no la cantidad que hubiese deseado, pero suficientes para estar más que dichoso por eso. Entre ellos algunos santuarios de los más famosos como Guadalupe en México, Fátima en Portugal y Lourdes en Francia. Cada uno con sus diferentes características, y si bien impregnados por fuerte espiritualidad en cada caso distinta. La que observamos en Lourdes, de enorme y absoluto recogimiento, silenciosa, con gente despojada de curiosidad, que aún concentrada en multitud e incluso participando de la procesión bajo la lluvia y con sus cirios encendidos -como nos tocó ser parte- ni siquiera en un instante nadie deja de su lugar. Por el contrario, la adversidad pareció hacer aún más profunda la fe, mucho más conmocionante el silencio, apenas interrumpido por las gotas que caían del cielo estrellándose contra en el piso adoquinado.
Lourdes, una pequeña ciudad enmarcada en las montañas, donde las nubes conviven opacando las ventanas de los dos o tres pisos superiores de los holetes, no más que eso, pues están construidos de manera, es una verdadera maravilla. 
Francia tiene atracciones únicas, especiales, pero la verdad que visitarla y no ir siquiera por un día a Lourdes es una pena. Recuerdos que son reavivados por este nuevo milagro de la Virgen.
Roberto Actis.

Te puede interesar