"Nuestro gremio nos atendió 30 segundos"

Locales 11 de febrero de 2018 Por
Uno de los empleados de la empresa TopLine, con más de 13 años de antigüedad, cargó contra la UOM y comentó el difícil momento que están viviendo los trabajadores, que en la semana tuvieron una nueva audiencia en el Ministerio de trabajo.
Tras realizarse el pasado martes una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo de nuestra ciudad, para llegar a un acuerdo, los trabajadores de la firma TopLine y la patronal, volvieron a desencontrarse y no se avecinan buenas noticias para estos empleados que hace de noviembre que no cobran un peso.
Recordemos que el empresario dueño de la empresa, no se presentó y no anunció su falta, ni la de sus abogados. Por eso el encuentro quedó trunco y estos 17 trabajadores afectados por la falta de pago de los últimos 4 meses, siguen a la deriva.
Ezequiel Astudillo, empleado de la empresa durante 13 años, describió la situación que están viviendo y comentó porqué actúan de esta manera: "salimos en los medios a informar lo que pasa, todo pacíficamente. Nuestro sindicato nos dedicó mucho tiempo, nos atendió 30 segundos, políticamente nada y recién ahora están saliendo a la luz...", dijo irónicamente, en contra de la Unión de Obreros Metalúrgicos, que encabeza el Roberto Oesquer.
En tanto, destacó que "nos encajonaron la problemática que teníamos, de no cobrar nuestros haberes desde el mes de noviembre, con el aguinaldo en el medio, más el bono no remunerativo, que ronda los 2 mil pesos", explicó Astudillo y agregó: "el sindicato nos sugirió a nosotros a hacer todo esto pacíficamente. Y estamos hablando desde el mes de noviembre a esta fecha. Pasamos las fiestas sin un peso. La gente está desesperada, pero a la vez presionada. Ibamos a la empresa a estar sentados, era un trabajo insalubre, porque ni materia prima había. No tocamos ni una tuerca adentro, fue todo muy pacífico. Nosotros vemos en Buenos Aires que en las protestas hay bombos, fuego, rompen vidrios... Todo lo contrario a nosotros, que buscamos una solución", dijo el empleado.
El empleado dijo que esperaban una "supuesta negociación", algo que quedó rápidamente descartado. "El sindicato nos llevó a esto, era una estrategia de llevarlo así para llevar adelante de las negociaciones. A lo mejor están en el medio de las negociaciones en vez de preocuparse de lo que nos debían a nosotros", describió en Radio ADN, FM 97.9.
Astudillo relató que fue lo que recibieron desde el mes de noviembre hasta febrero: "el empleador necesitaba sacar un desarrollo que había empezado en agosto del año pasado. Era para unas tapas que ya no se hacen más. Entonces hicimos un desarrollo con lo poco que teníamos. Entonces nos consiguieron 5 mil pesos para dividirlo por 17 empleados. Al no recibir nada, la única salida que teníamos fue eso, y activamos la empresa por una semana. Y ese fue el único trabajo que teníamos. El paro que hacíamos, para el empleador no era nada, porque él ni siquiera tenía para darnos trabajo", dijo, destacando el pequeño monto que le ingresó a los empleados.
Por su parte, dijo que "en la Secretaría de Trabajo encontramos un montón de cartelitos que dicen que hay que tratar de arreglar pacíficamente, entre los empleados y el empleador. Esa es la Ley, pareciera. Pero lamentablemente no se llegó a ningún acuerdo ni nada, y la respuesta del dueño fue no ir a la audiencia, esa fue la respuesta", finalizó: "a mi parecer, esto se da por un mal manejo de la empresa".

“SIN PERSPECTIVAS”
Daniel Pedrotti es el abogado de los trabajadores. Se hizo cargo desde un primer momento y contó que este martes se ha intimado, nuevamente a la empresa (ya llevan más de 5) por los haberes de los empleados. "La situación es dificilísima y sin perspectivas por otro lado. Si bien hace un tiempo atrás había alguna esperanza que otro empresario pudiese hacerse cargo de la operatoria de la empresa, eso ya no existe", exclamó Pedrotti.
El abogado contó que los trabajadores intimaron por última vez el pago de los salarios y si no concretan los contratos de trabajo se extinguen y ahí se declina toda posibilidad de que la empresa se recupere. "Es una actividad muy particular, muy puntual. Fabrica tapas de cilindros para autos de competición. Creemos que es la única fábrica que hay en el país y se trata de una empresa que no está pasando por una crisis por alguna situación coyuntural, sino que por falta de impulso y de vitalidad, por lo que vemos, y por lo que nos dicen los trabajadores, de recomponer la actividad que pudiese darle contenido a toda la maquinaria y a la parte industrial", dijo el facultativo.
En tanto agregó que "ante la falta de paga de salarios y de la materia prima, la empresa se encuentra cerrada y al trabajador no le queda otra alternativa que reclamar la indemnización que le corresponde", dijo.
Por su parte expresó que "es extraño que no tengan continuadores” y se refirió a uno de los socios que tiene TopLine: ·”el propietario es una persona conocida en el mundo industrial y es una persona mayor, de unos 80 años. Le he notado con falta de entusiasmo y vitalidad para seguir con esto. Lo raro es que no quieran continuarla con terceros. No hay interesados ahora, pero por el estado de abandono en la empresa y el gran endeudamiento, no accedió", finalizó el abogado de los trabajadores.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar