Cosquín Rock, esa cita tan esperada

Información General 10 de febrero de 2018 Por
Llegó el día. Desde las 14, en el Aeródromo de Santa María de Punilla, se desarrolla el mítico festival que este año se desdobla en dos jornadas inolvidables. Creedence, Ciro y Los Persas, Las Pelotas, The Offpring, Residente, Guasones, Los Pericos, Los Ratones Paranoicos, La Mississippi, La Vela Puerca, los artistas más representativos. Habrá 200 bandas en 6 escenarios. Mañana se presentan los rafaelinos de 4to Tiempo. Cobertura exclusiva de LA OPINION.
FOTO PRENSA CR COMUNION. La gente y el rock, los pilares del Cosquín.
FOTO PRENSA CR COMUNION. La gente y el rock, los pilares del Cosquín.

(Enviado especial a Santa María de Punilla). - También era sábado pasado el mediodía, también sería al día siguiente la segunda jornada. La escenografía era otra, es cierto. Una imagen conocida, aunque por el folclore y el famoso grito de “aquí Cosquín”. El desafío, gigante. Mucho más que la mismísima Plaza Próspero Molina.
Era nada más y nada menos que desafiar a la historia y crear un festival de rock en tiempos difíciles. Unos meses después sabríamos que Corralito era una mala palabra, que la Convertibilidad tenía los días contados y que un presidente elegido por el pueblo saldría por última vez de la Casa Rosada en helicóptero un tristísimo día de diciembre de ese mismo 2001.
Claro que para los primeros días de febrero el reto era otro. Había que llenar de rock nacional un lugar históricamente identificado con el folclore. No había muchas personas que pudieran tener eso en la cabeza, claramente podía ser José Palazzo. Y fue ese sábado 10 y ese domingo 11 de febrero de 2001 cuando las sierras de Córdoba dieron a luz a un niño mimado y difícil de hacer crecer.
Sí, tal cual. Como hoy, como mañana. Claro que 17 larguísimos años atrás. Hubo 4 plazas Prospero Molina. Hubo enormes figuras, estandartes, próceres de la música de acá que le pusieron el pecho, que dijeron presente, que escribieron una a una las letras de la historia. Hubo años difíciles. Hubo después de la cuarta edición que buscar nuevos horizontes.
El Valle de Punilla, tan cordobés como la peperina, siguió siendo la casa paterna. La que vio nacer al festival y veía cómo iba quemando etapas. La Comuna de San Roque sería su nuevo hábitat durante los 5 años venideros. El “niño” crecía y también debía ser cobijado en otro ámbito.
La entrada a la pre adolescencia hizo que hubiera que tomar nuevos rumbos, nuevos destinos. Claro que el valle jamás le daría la espalda. Ahí nomás, nuevamente sobre la Ruta 38, su nueva casa sería el Aeródromo de Santa María de Punilla. A comienzos de 2011 nadie podía saberlo, pero sería el lugar que se terminaría convirtiendo en la casa, en el hogar. Así siguió creciendo, cuidado por su familia, por su gente. Y hace un año se encontraría con que la familia se iba a agrandar. De repente, el padre de la criatura entendió que era el momento de darle al hijo mayor, los hermanos menores. Llegó México hace justo un año. Luego vendrían Colombia, Perú y Bolivia. Y dicen quienes están más cercanos, que este año se vuelve a agrandar la familia.
Hoy el Cosquín Rock, ese niño díscolo, rebelde por naturaleza, pero querible y entrañable comienza a festejar sus 18. Sí, sus primeras 18 ediciones. Están todos invitados. La familia por supuesto. Los Padrinos (Las Pelotas, presentes desde 2001) no podían faltar. Amigos que vienen desde la más tierna infancia. Y los otros, los que se fueron sumando en el camino. También habrá invitados que por primera vez vienen a disfrutar del festín.
El Mito de las Sierras está de fiesta y lo festeja con todo. El calendario hizo un guiño cómplice: 10 y 11 de febrero. Como aquel, como siempre, con la música como gran aliada. Llegó la hora de calzarse mochila, buscar la bandera, reunir a los amigos y peregrinar por la 38 hasta Santa María.

MAS POR MENOS
“No lo hicimos adrede, nosotros siempre utilizamos el fin de semana de Carnaval y esta vez justamente se dio que coincidía esta fecha con aquella y quisimos hacerle un homenaje al Festival”. José Palazzo explicaba días atrás en charla con LA OPINION el por qué de programar el Cosquín Rock solamente con dos días. Claro que esa decisión supuso muchas otras. Por ejemplo, no bajar la oferta musical en calidad y cantidad.
¿Cómo hacerlo? Mucho antes de anunciar la fecha de esta edición, Palazzo y los suyos ya imaginaban una grilla bien cargada, claro que se pusieron la vara bien alta. Más artistas que en 2017, en dos días y menos escenarios. Con lo cual, cada jornada arranca bien tempranito -las puertas se abren a las 14- y se extiende hasta bien entrada la madrugada.
Y no se guardaron nada. Cada día tendrá por lo menos dos combos grandes de buenas bandas que podría ser el cierre de una jornada. Sin embargo, este año muchos tocarán en horas tempranas, en horarios no habituales.
Hoy, por ejemplo, en el Principal la acción fuerte comienza a las 17.25 con El Bordo y sigue con los invictos Las Pelotas a las 18.30, para culminar este primer combo explosivo con Ciro y Los Persas a las 20.10. De ahí para adelante queda otro combo impresionante: Creedence, Skay y el cierre de Las Pastillas del Abuelo en la madrugada del sábado. El Temático estará hoy dedicado al Reggae, con Los Pericos, los Cafres, Zona Ganjah y Dancing Mood, entre otros artistas destacados. En el Universo Geiser se destacan Massacre y el debut de Airbag.
La niña mimada del festival será como en 2017, La Casita del Blues. Sax Gordon, Deborah Dixon y Bex Marshall, lo recomendado de hoy. Para mañana estará el gran cierre de La Mississippi que está cumpliendo años.
Para la segunda jornada, el panorama es bastante similar. Muy tempranito a las 15, arranca La que Faltaba, la banda liderada por Miki Rodríguez -ex bajista de Los Piojos-. Luego vendrán Estelares, el debut de El mató a un Policía Motorizado, Los Espíritus y Residente allá por las 19. Claro que ese solo será el primer capítulo del Principal. Para la continuidad quedarán nada menos que La Vela Puerca, el esperado regreso de Los Ratones Paranoicos, The Offspring, Guasones y Los Gardelitos. Potente cierre como para que no falte nada.
El Temático estará dedicado al heavy, con Horcas, Carajo, Asspera, Acido Argentino y Viticus, entre otros. Lo dicho, en La Casita del Blues La Mississippi estará de cumpleaños. En el Universo Geiser sobresalen Banda de Turistas, Piti Fernández (como solista), Chuky de Ipola (ex Piojos) y Vanthra (proyecto solista de Fernando Ruiz Díaz, líder de Catupecu).

Te puede interesar