Agroquímicos: Bonafede eleva la línea agronómica a 500 m.

Locales 09/02/2018 Por
El concejal presentó un proyecto de su autoría sobre el polémico tema, después de que a lo largo de todo el 2017 no se presentara ningún proyecto. Antes, el PJ proponía mantener los 200 m. actuales en donde no se puede aplicar ningún agrotóxico y elevar a 1.000 el área en donde se debe controlar con qué elemento fitosanitario se pulveriza.
agroquimicos

A casi un año de que el Instituto para el Desarrollo Sustentable de la Municipalidad de Rafaela elevara al Concejo Municipal el informe que el Cuerpo Legislativo le había requerido en su momento con la opinión de especialistas y luego de que transcurriera todo el 2017 sin siquiera tener un proyecto en la agenda, el Dr. Silvio Bonafede presentó un proyecto de ordenanza para modificar la regulación de la aplicación de agroquímicos en la ciudad. 
El tema ha generado muchísima polémica a lo largo de casi 6 años, pero todavía no se ha podido aprobar ninguna en el recinto. Lo más cercano fue haber llegado al mismo para el debate, pero volver el proyecto a comisión "para que todas las voces fueran escuchadas". Jamás se hizo. 
Ahora, el concejal alejado del bloque oficialista decidió presentar un proyecto que aumenta las restricciones propuestas en su momento por el PJ, aunque sin llegar a lo que pretenden desde sectores ambientalistas. Concretamente, propone que se incremente la zona de restricción absoluta (en donde no se puede aplicar ningún agroquímico) de los 200 metros actuales a 500 metros. Esto aún no se condice con los 1500 o hasta 3000 metros que hablan algunos sectores. Pero sí lo fundamenta en lo que ocurre en San Jorge o en Totoras. 
Esta zona toma como punto de partida el límite urbano de la ciudad. Pero también se ve modificado en el caso de que haya "establecimientos educativos, de salud, recreativos, habitacionales u otros que se hallen emplazados en el Distrito Rafaela, fuera del perímetro urbano de la ciudad y que puedan verse afectados por la aplicación de productos fitosanitarios. En este supuesto las distancias a respetar se contarán a partir del límite externo de la propiedad en que se encuentra emplazado el establecimiento de que se trate o desde los límites de las instalaciones del establecimiento en que se desarrollen las actividades, según los casos".
Sí mantiene los 1000 en donde la Municipalidad de Rafaela deberá realizar los controles necesarios para verificar cuál es el producto que es aplicado. 
Asimismo, el texto de la ordenanza determina la prohibición para los productos de banda roja así como también la aplicación aérea en cualquier parte del distrito de Rafaela, a menos que se declare "una situación de emergencia". En este supuesto, deberá habilitarse una ordenanza específica, determinando qué productos se podrán aplicar. 
Antes de fumigar o pulverizar, deberá notificarse a la Dirección de Medio Ambiente un día antes, señalando lugar, fecha, y hora, original y copia de la Receta Agronómica de todas las aplicaciones que se realicen dentro de los 1.000 metros contados después de los 500 metros. 
Como se deroga la actual ordenanza (la Nº 3600), retoma algunos puntos que allí fumigaba, como por ejemplo que no pueden circular o depositarse en la ciudad los equipos de aplicación (aunque, se sabe, esto en la actualidad ocurre). Claro que se exceptúa a los vehículos que deben ir a talleres para su reparación.  
En el artículo 9º se afirma que "el ingeniero agrónomo que emite la receta de aplicación deberá estar presente en la aplicación", verificando que todo sea legal. Y en el siguiente, también se indica que la autoridad municipal también debe estar presente en la aplicación, tras la cual, confeccionará un acta que será firmada por los presentes. 
El Municipio deberá divulgar un número en donde hacer denuncias en caso de incumplimientos de la ordenanza y también deberá organizar "periódicamente con los Colegios y ámbitos académicos, científicos, tecnológicos y otros, jornadas, seminarios, o similares sobre temas relacionados con la presente ordenanza".
La norma entrará en vigencia 60 días después de su promulgación. 

Te puede interesar