Personal político y la plantilla de Santa Fe

Locales 08/02/2018 Por
Cuando se fue Obeid los cargos políticos eran 399 y ahora 1.053. La planta de agentes de 111.108 en 2007 pasó a 152.488. Las tarifas en los últimos años.

Bajo el título "Más sombras que luces" y con la firma de Mario Cáffaro se publicó ayer en Mirador Provincial una nota en la cual analiza aspectos políticos de la provincia de Santa Fe, ofreciendo datos concretos obtenidos de las sucesivas leyes de Presupuesto y de las correspondientes Cuentas de Inversión, respecto a la cantidad de personal político. Justo en este momento donde el tema está de plena actualidad por el decreto del presidente Mauricio Macri reclamando la baja de los familiares directos en los cargos públicos, solicitando la adhesión a la normativa de gobernadores e intendentes.
Aquí en Santa Fe la diputada Lucila Lehmann de CC-ARI que conduce Lilita Carrió, le reclamó al gobernador Miguel Lifschitz que adhiera a esa iniciativa, lo cual desechó prestamente el mandatario sosteniendo que "en Santa Fe no existe el nepotismo" y recordando además la existencia de controles en ese sentido.
La nota de Cáffaro, que es pura información sobre el tema, sostiene que "cuando Jorge Obeid se retiró de la gobernación lo hizo con 399 cargos políticos. Cuatro años después, Hermes Binner se fue con 662; Antonio Bonfatti lo dejó con 965; y en los dos primeros años Lifschitz ya elevó esa lista a 1.053, pese al compromiso que hizo antes de asumir de reducción en un 30%".
Por supuesto que este sucesivo incremento de personal político, que fue prácticamente triplicado en 10 años, no significa que haya existencia de familiares en los mismos, tal como lo asegura la diputada Lehmann y lo niega el gobernador, pero al menos deja en claro el significativo incremento que registró la plantilla.
En esa misma nota se puntualiza que al final de los 24 años de gobiernos justicialistas (en 2007 cuando concluyó Obeid) la planta de personal de la provincia era de 111.108  agentes, mientras que en 2017 creció hasta 152.488 agentes, aumentando prácticamente un 50%.
Cabe asimismo consignar que se aclara que "la suba está marcada por una mayor demanda de servicios, especialmente en salud, educación, seguridad y justicia, pero también en la creación de organismos cuya eficacia se cuestiona desde la política".

ALGO SOBRE TARIFAS
La tarifa de energía eléctrica de la EPE, cuya primera factura de este año vendrá con la posibilidad de abonarla en dos cuotas -lo que hace prever los montos de los que se puede estar hablando-, en los últimos 9 años tuvo un aumento acumulado de 1.700%, mientras que la del agua que distribuye ASSA junto a la prestación de otros servicios, en esos 9 años se incrementó 2.600%, de acuerdo con datos de la Unión de Usuarios y Consumidores.
En ese mismo período de 9 años, el promedio inflacionario de otros productos y elementos fue de un acumulado de 800%, quedando bien clara la comparación.
La semana anterior el diputado peronista Leandro Busatto presentó un proyecto de "emergencia tarifaria" para que se dejen en vigencia las tarifas de agua y electricidad con los valores que tenían al mes de noviembre de 2017, calificando de desmedidos los aumentos previstos ahora, que se encuentran totalmente alejados del nivel inflacionario.

Te puede interesar