Empleo: leve alza

Editorial 07 de febrero de 2018 Por
La cantidad de empleos recuperó el nivel de hace dos años, pero cayó 1,5% el poder adquisitivo.
El empleo registrado se viene recuperando lentamente, aunque el mayor impulso que recibe proviene de los monotributistas, el empleo público y el personal doméstico, mientras que por su parte los asalariados formales del sector privado por primera vez superaron el nivel hace dos años, lo que sin dudas es positivo. En cambio no lo es que el sueldo promedio real y una vez descontada la inflación, en el referido período registró una caída de 1,5% comparado con el de 2015.
De acuerdo con datos oficiales del Ministerio de Trabajo, en el mes de noviembre pasado el total de trabajadores en blanco era de 12.335.700, unos 300 mil más que en noviembre de 2015, aunque dos terceras partes de esos nuevos empleos -unos 200 mil- estuvo concentrado en el monotributo y en el monotributo social, mientras que otros 63 mil empleos provinieron del sector público y 32 mil del área doméstica, en tanto que los asalariados privados aumentaron en 11.000 puestos laborales.
Se infiere por lo tanto, luego del análisis, que una buena parte del empleo registrado obedecería a la regularización de empleos informales como así también a la tercerización de ciertas actividades. De cualquier manera, la suba del empleo en blanco fue menor a la expansión de la población activa. Por su parte los asalariados privados formales con 6.277.200 por primera vez logró superar los 6.266.800 que había hace dos años, advirtiéndose dos aspectos muy bien diferenciados, ya que durante 2016 se produjo la pérdida de 66.700 empleos asalariados en blanco, mientras que en cambio en 2017 se crearon 77.200 de esos puestos laborales. Mientras que el sueldo promedio mensual del año pasado fue de 26.191 pesos frente a los 26.572 de 2015 a valores actualizados.
Se destaca en el informe del Ministerio laboral que "una parte importante del aumento interanual del empleo asalariado registrado se encuentra vinculado con el crecimiento observado en el sector de la construcción, donde la cantidad de asalariados creció en 45.000 trabajadores. También se observó una variación positiva en términos interanuales en comercio y reparaciones con 12.300 trabajadores, actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler con 14.000, servicios sociales y de salud 9.400 y en enseñanza 7.500. Por el contrario, la industria manufacturera continúa mostrando caída interanual en la cantidad de trabajadores, con 19.300 menos".
Para el mes de diciembre la Encuesta de Indicadores Laborales del ministerio en cuestión establece una caída de 0,2% del nivel de empleo con relación a noviembre, con un aumento interanual de 1,8%, siendo las provincias de Córdoba y Santa Fe las que encabezan la suba de empleo interanual, en tanto las que descendieron fueron Jujuy y Mar del Plata, en este último caso una de las ciudades importantes del país más seriamente afectada por el desempleo.
En otro orden, también dio cuenta el Ministerio que a lo largo de 2017 se efectuaron en todo el país 183.746 inspecciones, una cantidad que es superior a los años anteriores, dando cuenta del empeño que existe por regularizar la situación de los trabajadores en general, aun cuando el empleo en negro continúa siendo elevado. En esos procedimientos fueron relevados 381.000 trabajadores, logrando detectarse que 116.500 de ellos, el 30,6%, no se encontraban registrados, pasando a ser regularizados 61.000 de ellos, mientras que el resto continuó en situación irregular, originando nuevas multas. Un dato a considerar es que el 80% de las empresas con trabajadores en negro son establecimientos de menos de 5 empleados, mientras que el Registro de Empresas Sancionadas mantenía 52.000 empresas en tales condiciones.
Según las estimaciones del Ministerio la cantidad de trabajadores en negro es de 6,5 millones, de los cuales 4,5 millones son asalariados y 2 millones cuentapropistas. Por su parte el INDEC tiene una estimación que sobre 10 empleos 4 de ellos son ocupados por trabajadores no registrados, lo cual lo ubica en un preocupante 40%, cifra que incluso está por encima de algunas estimaciones realizadas por organismos privados. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar