Canal Norte y Tránsito Pesado: 2 obras estratégicas para Rafaela

Locales 05 de febrero de 2018 Por
La primera forma parte de un plan de desagües general y es clave en momentos en donde hay lluvias con registros superiores a los históricos. También porque permite mejorar sanitariamente varios barrios. La segunda, mejorará el tránsito pasante por la ciudad, así como también brindará la posibilidad de darle un acceso seguro al sector denominado Paseo del Este.
FOTO PRENSA MUNICIPALIDAD CON LOS VECINOS./ Integrantes de las comisiones vecinales recorrieron las obras con funcionarios locales y el Ministro.
FOTO PRENSA MUNICIPALIDAD CON LOS VECINOS./ Integrantes de las comisiones vecinales recorrieron las obras con funcionarios locales y el Ministro.
El intendente Luis Castellano y el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay, y el secretario de Obras Públicas del Municipio, Luis Ambort, recorrieron dos obras que se están ejecutando en nuestra ciudad y que fueron gestionadas ante el gobierno de la provincia.
La primera fue el Desvío de Tránsito Pesado. La traza tiene una longitud de 9.500 metros y se ejecutan desagües laterales y la iluminación del total del recorrido a través de 316 artefactos. Además, se construirá un nudo vial en Ruta 70 y Tettamanti con semaforización y giro a la izquierda para el acceso al barrio Paseo del Este.
“Se trata de una obra que es clave y estratégica para sacar los camiones de avenida Gabriel Maggi donde viven muchas familias, muchos chicos que van a la escuela y gente que va a trabajar todos los días en moto y en bicicleta”, expresó el Intendente.
También “es muy importante para que los camioneros puedan circular rápidamente y enganchar la Ruta 70 y la 34 sin tener ningún tipo de peligro y tampoco lo generen para las familias que allí viven”.

OTRA OBRA FUNDAMENTAL
La obra del Canal Norte tiene un plazo de ejecución de 24 meses y es otra inversión muy importante para la ciudad de Rafaela.
“Son más de cien millones de pesos que se invierten en desagües. Es una obra clave por dos cuestiones. Primero porque pertenece a un plan de desagües general y, en estos momentos que vivimos el cambio climático, los regímenes de lluvia son muy altos. Segundo porque es un reclamo de cinco barrios y de muchos vecinos porque es un tema sanitario que implica sacar las cunetas, los yuyos y la mugre para poder resolver definitivamente esta cuenta pendiente”, explicó Castellano.
Por otro lado, recordó que “la primera etapa se había terminado cuando todavía estaba Omar Perotti en la Intendencia de Rafaela. Ahora estamos haciendo la segunda etapa ya con Miguel Lifschitz como gobernador”.
También destacó que “junto con el reclamo de todas estas obras, estuvieron siempre presentes los presidentes vecinales. Son obras que tienen años de reclamos, de gestión, pedidos y llamados. Los presidentes vecinales y sus comisiones estuvieron siempre trabajando y acompañándonos en esos pedidos”.
Garibay, a su turno, comentó que “son fondos que salen de la voluntad del gobernador de invertir en infraestructura y de la autorización que nos dio la Legislatura para tomar este endeudamiento de 500 millones de dólares y estar desarrollando estas pequeñas obras pero de tanto impacto para los vecinos de toda la ciudad y la provincia”.

EL ACOMPAÑAMIENTO DE LOS VECINOS
En la visita al Canal Norte, estuvieron presentes integrantes de las comisiones vecinales de los barrios Barranquitas e Italia.
Liliana Muñoz, presidenta de la vecinal de Barranquitas, contó: “Fueron cuatro décadas de gestiones. Quiero agradecer al señor Pascual Vignatti que luchó mucho y fue el presidente anterior de nuestro barrio y que me enseñó a respetar y trabajar por el vecino. Hoy vemos realizado lo que se gestionó a lo largo de estas cuatro décadas así que es una mejora en sanidad, un tema principal. Estamos todos los vecinos muy felices. Nuestros hijos y nietos van a tener una mejor calidad de vida”.
Después, fue Gonzalo Gómez, integrante de la comisión de barrio Italia, quien tomó la palabra: “Estamos muy contentos de ver comenzar la obra del Canal Norte. Nosotros también lindamos con J. V. González, el canal secundario que desemboca allí. Estamos muy contentos porque nos cambia la calidad de vida al no tener que convivir con este foco infeccioso. Somos los beneficiarios directos pero, indirectamente, es en beneficio de toda la ciudad porque gran parte del agua se escurre por estos canales”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar