El Luzhniki, orgullo de los rusos

Deportes 05/02/2018 Por
Leer mas ...
FOTO FIFA LUZHNIKI. El estadio tiene capacidad para más de 80.000 espectadores y se emplaza en la capital Moscú.
FOTO FIFA LUZHNIKI. El estadio tiene capacidad para más de 80.000 espectadores y se emplaza en la capital Moscú.

El Mundial no es solo una competencia deportiva y sus lúdicas expresiones; los anfitriones apuestan muy fuerte a las inversiones en infraestructura y tecnología, más allá que países como Rusia cuenten con una importante base de desarrollo ya instalada y en consecuencia, el esfuerzo en tal caso, no llegue a extremos de refundar una nación para poder acoger un evento de tan complejas características.
Los estadios se han convertido en verdaderas obras de arte en muchos casos y aquellos que son construidos para presentar la ceremonia inaugural y la final, un modelo casi perfecto de confort y seguridad, aristas innegociables para estos tiempos de aficionados exigentes y graves hipótesis de conflictos, por las advertencias de células terroristas de las que nos ocupamos de analizar, la semana anterior.
Moscú cuenta con un complejo cargado de historias y controversias; el estadio Olímpico Luzhniki fue remodelado a lo largo de seis décadas en varias oportunidades, hasta convertirse en vísperas del comienzo del Mundial en un coloso 5 estrellas como pocos en el planeta existen para este tipo de competencias.
Junto con los Estadios Olímpicos de Roma, Wembley y Berlín, el Luzhniki pasará a integrar el selecto grupo de escenarios que albergaron competencias finales de todos los niveles, es decir, Juegos Olímpicos, finales de Champions y de Copas del Mundo, todo un predicamento que habla de la mística y de la historia del deporte del mundo.

ALTA CALIDAD
Cuando faltan poco más de cuatro meses para el inicio del torneo, el lugar donde se celebrará el partido de apertura y la final de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 ha recibido un certificado de pase final del estándar internacional BREEAM.
La certificación de estadios de acuerdo con estándares sostenibles es un objetivo importante para los organizadores del torneo: la construcción de estadios deportivos alineados con "estándares ecológicos" no solo reduce su impacto sobre el medio ambiente sino que también, en gran medida, determina su uso en el futuro, incluyendo un disminución en el uso de agua y energía.
El estadio Luzhniki, que en noviembre pasado dio la bienvenida a los equipos nacionales rusos y argentinos para el primer juego en el lugar después de una renovación integral, ha pasado por un ciclo completo de certificación desde el diseño hasta la construcción con el mismo estándar. Las decisiones sobre la construcción ecológica y la eficiencia ambiental de la instalación se incorporaron al proyecto desde las primeras etapas.

ESTADIO VERDE
La conservación de la energía en el estadio Luzhniki se logra a través de modernos sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado, y reúne todas las utilidades esenciales en un solo sistema central automatizado. Esto permitirá el monitoreo y control completo de cuánta energía consume el edificio.
Usar lámparas basadas en LED en lugar de luces incandescentes ahorrará una cantidad significativa de electricidad. La iluminación fuera del lugar también se instaló utilizando estrategias de ahorro de electricidad. 
La tecnología de ahorro de agua en el estadio permitirá ahorrar cientos de miles de litros durante un partido a plena capacidad operativa.
Grandes espacios verdes y una gran cantidad de árboles ya presentes en el territorio circundante se conservaron durante la reconstrucción, mientras que se agregó aún más vegetación. Según los administradores del estadio, se plantaron 1.050 árboles y arbustos, y se colocaron 15.700 metros cuadrados de parterres.

MEDIO AMBIENTE
Además del Luzhniki, otros dos estadios de la Copa del Mundo han sido certificados de acuerdo con estándares sostenibles. En enero, el Spartak Stadium de Moscú recibió la misma aprobacion. Este lugar está rodeado de grandes espacios verdes y su suministro de energía está regulado de manera efectiva por varios sistemas de gestión que aseguran que se guarden recursos significativos.
El Kazan Arena fue otro de los habilitados según esas normas de calidad, que se establecieron como parte de los preparativos del torneo y para cumplir con el requisito obligatorio de la FIFA para la certificación verde de los estadios de fútbol utilizados para tal fin.
Un grupo de expertos que trabaja para el Ministerio de Recursos Nacionales y Medio Ambiente, y apoyado por el Comité Organizador Local (LOC) de la Copa Mundial de la FIFA 2018, desarrolló este estándar verde nacional, que es el primero de este tipo en el país. Fue diseñado especialmente para la certificación voluntaria de estos escenarios, de acuerdo con los principios de la construcción sostenible.

OTKRYTIE ARENA
La capital además, de ese lujoso estadio que describíamos, presentara otro que es propiedad del club Spartak de Moscú y en el cual, la Selección Nacional debutará el 16 de junio ante Islandia; rebautizado para esta ocasión como Otkrytie Arena, también recibirá otros tres encuentros de fase de grupo, uno de los cuales lo protagonizará Brasil y otro, en la categoría de octavos de final.
Rusia ya tiene todo listo a lo largo de su extenso territorio y las 11 sedes y 12 estadios, ya cuentan con la aprobación de los organismos encargados de la supervisión. Lo demás, dependerá de los futbolistas y también de los espectadores, resultados por los que habrá que esperar el final de este colosal campeonato, para calificarlo como una verdadera fiesta del fútbol mundial.

Periodista acreditado por LA OPINION - Rusia 2018

Te puede interesar