Venezuela desbarranca

Editorial 04 de febrero de 2018 Por
La situación en Venezuela es insostenible. Se anuncia 13.000% de inflación para este año.

Venezuela no sólo está viviendo una situación desesperante en el presente, sino que se agravará durante el correr de este año, con pronósticos del FMI que sostienen que su actividad económica se desplomará nada menos que el 15% y la inflación alcanzará al 13.000%. De confirmarse tales anticipados, lo que es muy probable de no producirse una drástica reversión de lo que viene sucediendo estos últimos años en el país caribeño, la economía experimentaría una reducción del 50% en los últimos 6 años. Es decir, la mitad de la riqueza del país se habría esfumado en tan breve lapso, impactando de lleno no sólo en todo el aparato estatal sino muy especialmente en la población, que es la viene siendo duramente castigada, al punto de estar produciéndose una constante y masiva emigración hacia países vecinos, especialmente Colombia, cuyos pasos fronterizos se encuentran abarrotados de venezolanos que quieren irse del país. Incluso hasta la Argentina han arribado algunas decenas de miles en los últimos meses.
Volviendo al análisis que hace el FMI sobre la economía venezolana, en 2016 experimentó una caída de 16,5% y en 2017 terminó cayendo 14%, siendo el resultado de "distorsiones microeconómicas y desequilibrios macroeconómicos exacerbados por el colapso de la exportación petrolera", según los economistas del Fondo, puntualizándose además que la inflación del año anterior fue de 2.400%, pero habiendo ingresado el país en franco tránsito de hiperinflación por lo cual estará rondando 13.000% este año, fogoneada por los profundos rojos fiscales y la absoluta pérdida de confianza en su propia moneda.
Este informe fue distribuido justo en momentos que la vida institucional y política venezolana atraviesa uno de sus momentos más críticos, con el anuncio de anticipo de elecciones presidenciales para antes del mes de mayo, en las cuales por la brevedad de los tiempos y estando la mayor parte de los dirigentes de la oposición detenidos, es altamente probable que no se presente a los comicios la oposición. En cambio el presidente Nicolás Maduro, aún con el desastre a sus espaldas y con todas las señales para siga agravándose, podría decirse que ya se encuentra en campaña para esos comicios, que de ninguna manera significarán la posibilidad de una salida del país de sus graves problemas.
En realidad, y aún sin las cifras astronómicas que pronostica el FMI, Venezuela ya ingresó en hiperinflación a mediados del año pasado, lo que hizo que desde entonces los precios tengan una fluctuación en cuestión de horas, debiéndose sumar a eso la escasez de alimentos y medicamentos, que agrava muchísimo la situación de las familias, en especial aquellas que tengan a alguno de sus miembros enfermo y dependiente de tratamientos médicos.
Aunque el gobierno obligue a los comerciantes a mantener precios fijos, eso en la realidad es imposible de sostener, originándose el mercado negro y la constante disparada del dólar, ya que la moneda propia es prácticamente papel pintado que nadie quiere, incluso ni el propio gobierno.
Durante el gobierno de Hugo Chávez, según puntualiza el diario español El País analizando lo que sucede en Venezuela, había recibido 960.589 millones de dólares por las ventas de crudo entre 1999 y 2014, aunque esa inmensa masa de dinero no fue volcada en el desarrollo del país no de su economía, estimándose por parte de un integrante del gobierno de aquellos años, que al menos 300.000 millones de dólares fueron saqueados por los jerarcas de entonces. Una situación que no es desconocida para la Argentina, pues aquí se produjo similar fenómeno con la soja durante más de una década, aunque gran parte de los recursos ingresados fueron a parar a la corrupción -que aún hoy sigue descubriéndose- o bien desperdiciados en proyectos que no tuvieron significación para el crecimiento del país.
Recordemos que Venezuela posee las reservas de petróleo más importantes del mundo, pero no puede aprovechar el aumento del precio del crudo por su enorme deuda y por la caída de la producción. Muchas de las principales consultoras han declarado a la nación caribeña en default parcial.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar