ASSA defendió el incremento y hubo fuertes críticas por la suba

Locales 02/02/2018 Por
Sebastián Bonet, Director General de Aguas Santafesinas, indicó que el pedido de aumento de un 50% de la tarifa se debe a los aumentos de la energía eléctrica, un componente importante en sus gastos. También buscan achicar el déficit de la empresa. Por otra parte, el diputado provincial Rubén Giustiniani, dijo que la Provincia sufre un proceso de "arangurenización", por los permanentes tarifazos
FOTO PRENSA ENRESS EN ROSARIO../ Allí la empresa justificó los incrementos
FOTO PRENSA ENRESS EN ROSARIO../ Allí la empresa justificó los incrementos
A horas de la audiencia pública sobre la nueva tarifa, el titular de Aguas Santafesinas, Sebastián Bonet, justificó el pedido de aumento del 50 por ciento para 2018 formulado por la empresa y explicó por qué el porcentaje supera largamente la inflación proyectada.
“Nuestra canasta de insumos tiene una estructura muy diferente a la canasta familiar. Por ejemplo, la energía eléctrica representa una porción muy importante de nuestros gastos (somos el principal consumidor de luz de la provincia), y durante el 2017 tuvimos un ajuste del 57 % en ese rubro, más los aumentos que se están aplicando en 2018. Niveles similares de incrementos recibimos en materiales, reparaciones, insumos químicos, servicios de tercero. Un conjunto de rubros que son esenciales para prestar el servicio y representan casi el 75 % de nuestros gastos”, dijo el funcionario a Radio 2 de Rosario.
Pero además, Bonet sostuvo que es necesario achicar el déficit de la empresa, que en 2017 fue de 400 millones de pesos, monto que fue cubierto por el Estado provincial al igual que todas las inversiones de capital.
“Si se aprueba el aumento ese déficit será en 2018 de 300 millones”, precisó, y agregó que la aspiración es llegar a un equilibrio entre ingresos y egresos.
Bonet destacó las inversiones de los últimos años, que significaron una mejora en los servicios y un aumento en el número de clientes.
“Aguas Santafesinas es una empresa del Estado provincial y de los municipios que en sus 12 años de existencia ha incorporado cientos de miles de nuevos usuarios de agua potable y cloacas, ha avanzado en tecnología y eficiencia y presta un servicio que mejora día a día en su calidad”, aseguró.
Por otra parte, Bonet explicó que el aumento del 50 por ciento se aplicaría desde el segundo semestre del año, con lo cual los ciudadanos ya habrán cobrado los aumentos salariales que se resuelvan en las paritarias

"SE ARANGURENIZO LA PROVINCIA"
Uno de los expositores en esa instancia de consulta fue el diputado provincial Rubén Giustiniani, quién en algún momento formó parte del Frente Progresista, pero que hoy está enfrentado políticamente a sus pares socialistas. Durante su alocución, el legislador habló de "efecto contagio nacional con los tarifazos" y utilizó el término "arangurenización", en clara referencia al Ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren.
En esa línea tildó de "excesivo" el aumento del 50% solicitado por la empresa de aguas, dijo que "no hay fundamento" para tal incremento y recordó que el año pasado hubo una suba de 70% en la tarifa. El diputado también se quejó de que la Audiencia Pública no sea vinculante y deslizó que al no ser determinante lo que de allí salga, es una medida para la tribuna.
Cabe recordar que en el mismo sentido se expresó el diputado provincial Carlos Del Frade en contacto con UNO Santa Fe. "Creemos que hay un retiro del gobierno de Lifschitz que se convierte de esta manera en un gobierno absolutamente conservador. Con este aumento se pone en contra de la gente y a favor de una concepción de reducir el Estado en pos de los negocios privados. El ejemplo más clarito son los famosos corralitos de Aguas en donde se hacen reparaciones que muchas veces son parches, pero que demandan muchísima guita que tiene que pagar el Estado, en vez de hacer reparaciones estructurales", aseveró.
"Nosotros decimos que frente a este aumento estamos en presencia de una política de retiro del gobierno provincial en un esquema absolutamente regresivo, retrógrado. Pedimos la suspensión del aumento, y al mismo tiempo decimos que frente a las agresiones que sufre el pueblo de la provincia por el gobierno nacional con las tarifas que está aplicando, necesitamos crear un Fondo de Equidad Impositiva", remarcó Del Frade y anticipó que presentará un proyecto de ley para la creación de dicho fondo.
"Solamente cobrando el 5% de la facturación a las principales tres empresas exportadoras, Santa Fe no tendría por qué cobrar el aumento de luz ni de agua", agregó.

Te puede interesar