Pluralidad de voces sentaron el ordenamiento de la ciudad

Región 30 de enero de 2018 Por
LA OPINION entrevistó a Luciano Scarafía e Italo Palomeque quienes fueron integrantes del primer Concejo Municipal que se desempeñó en la ciudad a partir del 25 de mayo de 1973 y hasta el 24 de marzo de 1976, cuando fue destituido por un golpe militar.
FOTO F. MELCHIORI// EVOCACION./ Luciano Scarafía e Italo Palomeque rescataron parte de la historia política de la ciudad.
FOTO F. MELCHIORI// EVOCACION./ Luciano Scarafía e Italo Palomeque rescataron parte de la historia política de la ciudad.
SUNCHALES ( De nuestra Agencia).- En el presente año el Concejo Municipal de esta ciudad cumplirá 45 años de su creación, el actual titular del cuerpo, Fernando Cattaneo, el día que asumió al frente del Cuerpo Colegiado, en su mensaje resaltó este hecho como un hito trascendente que será recordado durante 2018, volvió a recordarlo y además señaló la posibilidad de  celebraciones, en oportunidad de la sesión extraordinaria, celebrada días atrás, si bien no puntualizó ninguna fecha, estimamos que tal festejo estará previsto para el 25 de Mayo, fecha en la que se cumple el aniversario.
Aquel primigenio cuerpo deliberativo sunchalense estuvo conformado por  Luciano Scarafía, Aldo Costamagna, Italo Palomeque, Carlos Toselli, Julio Oroná y Bernardino Demarchi, que pertenecían a diversas agrupaciones políticas, el Partido Demócrata Progresista, el Fre Ju Li - Frente Justicialista de Liberación, una alianza con el Desarrollismo-Partido Radical y Justicialismo.
Estos  debutantes legisladores sunchalenses tuvieron que empezar de cero para armar todo lo concerniente al funcionamiento del Concejo y con profunda vocación de servicio a su comunidad, en medio de un marcado disenso- surgido de las diversas expresiones políticas que lo conformaban- supieron encontrar el consenso buscando siempre lo mejor para la ciudad.
Tanto Palomeque como Scarafía reconocieron que ninguno de ellos estaba preparado para ser concejal, tuvieron que aprender sobre la marca, basándose en la militancia de cada uno en su agrupación política.
Scarafía remarcó que en ese entonces " prácticamente nos conocíamos de vista los seis concejales, Sunchales era chico, pero no teníamos una amistad, yo tenía mayor relación con los mayores, Bernardino Demarchi y Julio Oroná, con Carlos Toselli también, porque era vecino, y Aldo Costamagna- que estaba en mi bloque-. La primera reunión fue bastante fría, porque veníamos con un gobierno con muchos problemas
Palomeque agregó " había dificultades a nivel nacional, no había una amistad entre todos, nos conocíamos pero nada más, el Justicialismo estaba dividido, como Partido Justicialista y Fre Ju Li, a nivel local ingresaron Oroná y Demarchi, representando al Justicialismo, y  a nivel provincial los había representado Bonino, pero se impuso el Fre Ju Li, y luego quedaron las divisiones.
Más adelante Scarafía  puntualizó que " la frialdad se remarcó en la primera reunión, pero conforme avanzábamos en el trabajo pudimos constatar una gran armonía, creo que de los proyectos que se presentaron no se rechazó ninguno, se estudiaban, se analizaban, Sunchales era mucho más chico, pero había tanto que hacer, había un desorden en la Municipalidad. Era unipersonal, Aldo Trinchieri, que de presidente comunal había pasado a ser interventor, no había Concejo, no había corralón municipal, no había maquinarias, agarramos una cosa que quemaba las manos, y entre nosotros, los concejales, fuimos tomando confianza y el día que tuvimos que separarnos un poco más llorábamos, habíamos hecho una amistad, logramos una relación en la que nos llevábamos muy bien, teniámos una secretaria que coordinaba bastante bien las cosas, Mirta Rodríguez y se trabajó bien, con el Intendente, Julio César Sartini, también, hubo algunos choque de entrada  pero  fueron tres años en los que se trabajó bien".

RECURSOS
En otro pasaje se refirió a los recursos con los que contaba el Municipio y manifestó que " las tasas que se cobraban no alcanzaban ni para el combustible, tuvimos  que aprobar un aumento de tasas, de golpe, en un 100%, y tuvimos a todo rl pueblo en contra". Además remarcó que " por seis meses los concejales no cobraron su dieta, porque la Ley Orgánica decía eso, hasta que un día vino el Dr. Prece que era ministro de Hacienda y nos indicó que debíamos cobrar y la fijamos lo más bajo posible".
Reflexionó " a mi me parece que funcionamos muy bien, pese a que era una época muy difícil, no había ingresos, además el Municipio pertenecía a un partido que no estaba en sintonía con la Provincia y tampoco con la Nación".

REGLAMENTO

En esa época los ediles tuvieron que empezar de cero y buscar elementos que les permita  sentar las bases para el funcionamiento del cuerpo colegiado, Palomeque enfatizó que " no recuerdo con precisión, pero todo se iniciaba,  y debimos conectarnos con otros Concejos Municipales, lo que si recuerdo de esa época es que se dejó el yo de lado y lo reemplazamos por el nosotros, representando a la gente como realmente corresponde, sin dejar la representatividad política institucional a la que pertenecíamos cada uno de nosotros, fue un trabajo en conjunto, muy bien hilvanado con la administración municipal, que en ese entonces era Julio Sartini, pero lo que recuerdo y no dejo de señalarlo cada vez que tengo una oportunidad  es que esa, para mi, fue una de las mejores administraciones municipales que tuvo Sunchales, por la forma en que se trabajó, como bien lo decía Luciano, había mucho desorden y se contaba con la voluntad que le ponía la gente que estaba en el Municipio, y eso es lo que tratábamos de aportar nosotros con el trabajo en conjunto, teniendo siempre en cuenta la necesidad de la gente y no la necesidad de los dirigentes".


PLATAFORMA

Con satisfacción, Luciano Scarafía  puso de relieve que " la plataforma que presento´nuestro partido en aquel entonces, al tercer año de mandato ya se había cumplido porque nunca tuvimos una oposición como la que hay ahora, todo se cumplió, las ordenanzas que se presentaron desde el Ejecutivo, como las que elaborábamos los concejales se aprobaban, con modificaciones, discutiendo cada punto, pero se buscaba siempre lo mejor para la ciudad, desempeñándonos en distintos bloques, pero con gran compromiso y valorando las necesidades de la gente, y repito, se trabo´tal amistad que, cuando tuvimos que dejar, nos extrañábamos".
Recordó el golpe de 1976  y la intervención aplicada al Municipio local la consideró  " una injusticia".


DISCUSIONES

Señalamos la realización se sesiones maratónicas en las que se discutía mucho, Italo Palomeque  sentenció que " se discutía con mucho respeto, se respetaban todas las ideas, como lo dijo  Luciano, se tenía en cuenta lo que la gente necesitaba en primer lugar , cambiaba tanto la cosa que hoy está primero el ego y después está la gente, nosotros primero teníamos las necesidades de la gente y luego nosotros, pero primero la gente, y era muy difícil no llegar a un acuerdo, llegábamos siempre, porque era la necesidad y no podíamos sustraernos a esos problemas",
Luciano Scarafía  agregó " la gente nos demandaba, durante muchos años hubo gobiernos unipersonales, que se manejaban solos, eran otros tiempos, ni caja había, no había dinero, y como personal ingresaba cualquiera, no había control de nada, pero cuando aumentamos la tasa,  ahí empezaron a demandarnos, fue duro, pero no teníamos otra forma, del gobierno provincial no podíamos esperar nada,
Palomeque agregó que " era muy poca la colaboración que había desde el punto de vista económico y acá teníamos que brindar servicios porque la gente reclamaba, el servicio hay que pagarlo y debíamos recurrir a los contribuyentes,".
Por su parte Scarafía evocó que " recuerdo que sacamos un préstamo en el Banco Rural - hoy desaparecido- para comprar dos camiones que no estaban en estado óptimo, pero  la idea era tener maquinaria para hacer algo. En aquel entonces hicimos muchas cuadras de pavimento, en poco tiempo, porque hubo que armar todo, no había planta para el hormigón. Lo hacíamos con satisfacción y la gente se concientizó de que estábamos haciendo las cosas bien".
Por otro lado recordó también la polémica que generó la remodelación de la Av. Independencia - ocupación y preocupación de todos los jefes de gobierno locales-, "pero después la aceptaron y estuvieron contentos".
Dos hombres,que perteneciendo a distintos partidos políticos,imbuídos en la voluntad de servir a sus mandantes forjaron las bases , en una época difícil, para que la representación de los ciudadanos en el cogobierno de la ciudad funcione como hoy lo está haciendo, indudablemente muchas de aquellas premisas, incorporadas por los primeros seis ediles son las que los actuales legisladores locales tienen en cuenta para la actividad del cuerpo.




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar