La desigualdad

Editorial 30 de enero de 2018 Por
Como nunca antes está profundizándose la desigualdad en el mundo.
La riqueza que se genera en el mundo entero, cada vez está más concentrada. Un informe difundido por la organización británica Oxfam sobre la desigualdad, da cuenta que el 1% más rico de la población mundial concentró en 2017 el 82% de toda la riqueza generada durante el año, mientras que la mitad de la gente más pobre del planeta no tuvo ninguna clase de beneficio.
El informe se tituló "Premiar el trabajo, no la riqueza", instándose a los gobiernos a crear una sociedad más igualitaria, durante la divulgación del trabajo en ocasión del Foro de Davos (Suiza), que concentró a 26 líderes políticos y empresariales.
Se denuncia en el documento que la recuperación económica se encuentra en manos y decisión de una minoría, dejando claro que la cantidad de multimillonarios que hay en el planeta se incrementó como nunca antes había sucedido, detectándose uno nuevo cada dos días a lo largo de todo el año pasado. Es por esa razón que la mitad de habitantes del mundo, unos 3.700 millones de personas, no tuvo ninguna clase de beneficio con el crecimiento económico. Se revela además que la economía global propicia que los más ricos del mundo sigan amasando fortunas, en tanto miles de millones se ven obligadas a una lucha diaria permanente para poder vivir con sueldos de pobreza.
Desde 2010 en adelante, cuando aún se sentían los efectos negativos de la burbuja financiera que había explotado en 2008, la riqueza de la élite económica vino aumentando a razón de un 13% anual promedio, con un techo máximo entre marzo de 2016 y marzo de 2017, lapso durante el cual se produjo el mayor aumento de personas cuya fortuna sobrepasa los 1.000 millones de dólares, a un ritmo de un nuevo millonario de estas características cada dos días.
Una definición contundente es que este boom de los millonarios no es un signo de una economía próspera, sino un claro síntoma del fracaso del sistema económico que rige en el mundo. Se marca por ejemplo que "se explota a las personas que fabrican nuestra ropa, ensamblan nuestros teléfonos y cultivan los alimentos que consumimos para garantizar un suministro constante de productos baratos, así como para engrosar los beneficios de las empresas y sus adinerados propietarios", sostiene Oxfam.
Algunas de las razones por las que las ganancias de los inversionistas se incrementan notablemente a expensas de las condiciones laborales y salariales de los trabajadores, incluye la erosión de los derechos de las personas trabajadoras, la excesiva influencia de las grandes empresas en la formulación de políticas públicas y el apremio constante de las empresas por minimizar costos, para de tal manera maximizar los beneficios de los accionistas. Aunque también se denuncia que habitualmente son las mujeres trabajadores las que se encuentran en la base de la pirámide económica, lo cual también se ve expresado en los multimillonarios, ya que de cada 10 de ellos 9 son hombres.
Para ampliar aún más el informe se habló con mujeres de todo el mundo cuyas vidas se encuentran marcadas por la desigualdad, consignándose como ejemplo concreto las mujeres que trabajan en fábricas textiles vietnamitas, lejos de sus hogares y sin ver a sus hijos durante meses, a cambio de salarios de pobreza.
Es por estas razones, que Oxfam reclama a los gobiernos que garanticen que las economías funcionen para todas las personas y no sólo para una afortunada minoría, implementando una serie de medidas como por caso limitar los dividendos de los accionistas y altos ejecutivos, garantizando que todos los empleados reciben un salario digno. Y que se termine la brecha salarial entre hombres y mujeres, protegiendo los derechos de las trabajadoras.
En todo el mundo el respaldo a la lucha contra la desigualdad es cada vez mayor, en la cual una encuesta entre 70.000 personas de 10 países, casi dos tercios piensan que se debe abordar urgentemente la brecha entre ricos y pobres. Los países encuestados fueron India, Nigeria, Estados Unidos, Reino Unido, México, Sudáfrica, España, Marruecos, Dinamarca y Holanda.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar