Complejos turísticos: chacras, condominios y balnearios sustentables

Hábitat 22 de enero de 2018 Por
La oferta turística de la costa uruguaya es muy completa, sobre todo en lo que refiere a alojamiento. Una de las postales más atrayentes de Punta del Este son sus condominios. Con diversas estructuras y diseños estos formatos habitacionales se han distribuido en toda la zona de la Mansa y la Brava. En cuanto a la costa argentina, desde la temporada pasada se vio un radical cambio en los parados: ahora son de containers o construcciones en seco que de un día para otro pueden levantarse y no dejarán rastro. 
5a24af946283d_639x0

En cuanto a las vacaciones, este año Punta del Este volvió a ser una de las opciones elegidas por los turistas argentinos y también por una gran cantidad de brasileros. Con una ocupación del casi 100% en la ciudad uruguaya se espera llegar a los 4 millones de turista para el final de la temporada.

La oferta turística de la costa uruguaya resulta ser muy completa y variada, sobre todo en lo que refiere a alojamiento. Una de las primeras postales más atrayentes de Punta del Este son sus condominios. Con diversas estructuras y diseños estos formatos habitacionales se han distribuido muy bien en toda la zona de la Mansa y la Brava. Punta del Este ¿la Miami del Sur?, publicaba recientemente uno de los diarios nacionales respecto al auge de estas construcciones. Sin embrago hay gustos para todos, y así como están los que prefieren el confort, la modernidad y la comodidad de tener todo cerca, están quienes eligen una chacra familiar más cerca de la zona este con el encanto de la naturaleza y la calidez de un hogar.

Respecto a estas últimas, los profesionales coinciden en que una “segunda casa”, destinada por definición al placer, no tiene que dar ningún dolor de cabeza a los usuarios y deben tener el menor mantenimiento posible. Para eso, se recomienda usar materiales que no haya que pintar, mantener ni restaurar. Los colores tienen que ser los naturales de los materiales, ya sea hormigón, cemento visto, estuco, madera, piedra o vidrio. En este sentido, no se recomiendan los revestimientos de madera, ni siquiera, aunque se les aplique barniz marino, ya que la exposición al sol es muy fuerte y requieren mantenimiento anual. Pero sí se pueden usar maderas en interiores, ya sea machimbres, carpinterías o puertas. Son muy recomendables las chapas prepintadas si las casas están alejadas del mar y mejor aún la piedra por su duración y resistencia a los factores climáticos.

Pensando en que el tiempo de vacaciones ha cambiado, y la gente opta por períodos más corto, los espacios deben ser realmente cómodos y pensados para la actividad del veraneo. Esto es, la cocina tiene que tener sólo lo estrictamente necesario porque la gente durante el veraneo cocina poco y almacena menos, así que no se necesitan grandes despensas ni muchos artefactos. También los dormitorios deben tener apenas lo indispensable porque son sólo para dormir, no para vivir. Por otro lado siempre tiene que haber un ingreso alternativo al acceso principal para utilizar cuando se vuelve de la playa, en el que se puedan dejar objetos llenos de arena, tales como sombrillas y bolsos, sin entrarlos a la casa. Puede ser un baño separado con ducha, un lavadero grande o un lugar aledaño al quincho, para no tener que dejar todo en el baño interior de la casa.

59b55fa19d9ee                        > La Torre Trump, uno de los condominios para llamativos. Estará terminada en el 2019

Balnearios ecosustentables: la otra cara

Ya desde la temporada pasada en la costa Argentina, puntualmente en Pinamar, se vio un radical cambio en los parados: ahora son de containers o construcciones en seco que de un día para otro pueden levantarse y no dejarán rastro. La normativa municipal que apunta a lo sustentable hizo que los históricos balnearios se tiraran abajo y aparecieran renovados, en línea con la onda eco friendly del distrito, paradores desmontables de menores dimensiones construidos en madera, acero y chapa, con grandes terrazas para disfrutar de ver el mar. Así, hay paneles solares camuflados que aseguran gastar solo lo necesario, tachos que separan lo orgánico de lo reciclable y bidones que acumulan el aceite usado de las frituras.

El nuevo Manual Metodológico que presentó el área de Servicios Urbanos para la construcción de los paradores indica que se deben usar sistemas constructivos removibles, como los realizados con madera, Steel frame o premoldeados de hormigón. Además, estipula que los paradores no se pueden apoyar en la playa y deben construirse sobre pilotes para que permitan la libre circulación de la arena. El tope son 320 metros cuadrados en su superficie, cuando antes llegaban a los 2.000 metros cuadrados, en tanto que la altura máxima no debe superar los 3 metros y medio.

2      > Ecoparador en el balneario de Cariló

*LEA EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA EDICIÓN IMPRESA

Te puede interesar