Ceschi

Información General 14 de marzo de 2011 Por
Leer mas ...
Preservativos

Por supuesto, el simple título de la nota, firmada por un sacerdote católico, invita a la lectura. Es lo que está haciendo usted. El tema da para mucho, pero mi propósito es responder a esta pregunta concreta: ¿está permitido el uso de preservativos para evitar el contagio del SIDA?
Ante todo, hay que decir claramente que el preservativo no evita el contagio, sino que sólo disminuye el riesgo. Los datos técnicos sobre la porosidad del látex (o materiales equivalentes) y sobre la pequeñez de los distintos virus han sido suficientemente documentados.
Por otra parte, quisiera distinguir entre el uso del preservativo para evitar el surgimiento de la vida, y su uso para evitar una grave enfermedad, que por ahora suele conducir -aunque no en todos los casos- a la muerte. Son dos cosas totalmente diferentes.
La Iglesia seguirá proclamando el principio de que no puede recurrirse a métodos que impidan la fecundación con medios artificiales, sean de tipo químico (pastillas, inyecciones...), mecánico (preservativos, espirales, diu...) o de cualquier otro que no respete la regulación de la natalidad en forma natural.
En cambio, el uso del preservativo o de otro medio artificial para evitar un eventual contagio plantea el tema del mal menor: es menos malo usar preservativo que exponerse a contraer la enfermedad (o a contagiarla).
La Iglesia nunca permitirá oficialmente el uso del preservativo, porque es anticonceptivo (no siempre con éxito total, por lo demás). Y creo que no contradigo la doctrina de la Iglesia (con la que me siento identificado) cuando expreso que, si de todos modos dos personas mantendrán relaciones sexuales en ámbito distinto al matrimonio, es preferible usarlo a no usarlo.
Un problema muy serio se da cuando, en el matrimonio constituido, uno de los dos tiene SIDA y el otro no. ¿Sólo queda el camino de la abstinencia heroica? Creo que este es un buen tema para un buen debate.

Te puede interesar