¿Fracaso nacional o materia pendiente?

Nacionales 14 de enero de 2018 Por
JUSTICIA EN ARGENTINA...

¿Qué tema no? Justicia, una palabra que significa mucho y para algunos no significa nada. Según el diccionario: principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde. Es simple de entender y simple para aplicar…obvio si no fuera que existen tantos intereses creados, tanta corrupción, tantos acuerdos que anulan la aplicación verdadera de la justicia.
En realidad cuando uno mira televisión, lee los diarios, escucha la radio, si posee una conciencia normal siente angustia, pesar, tristeza, porque cuando en la formación de uno prima la honestidad, no alcanza a comprender tanta miseria humana. Cuando le explicamos a dos pequeños que pelean, por qué los retamos o como pretendemos que se porten, tratamos de aplicar un principio de justicia…vos le pegaste, le pedís perdón, vos le sacaste, le devolvés…fíjense que simple es el principio de justicia con los niños y debería ser igual con los adultos, pero que pasa, se ha llegado a un nivel de corrupción tal, que parecemos todos anestesiados y de lenta reacción. Quiénes deberían hacer que la ley se aplique, los jueces, pero qué jueces tenemos, no sabemos, hay jueces honestos, hay jueces que miran para otro lado y hay jueces que aplican injusticias, muchos de los cuales tranzan con el poder político y quedan atrapados en una tela de araña, de la que si buscan zafar, quedarán definitivamente prisioneros de sus propias acciones.
Cuando una persona del común de la gente se equivoca, nadie evita ponerlos presos, pero si observamos a grandes personajes de la historia argentina y digo grandes porque incidieron mucho en nuestro futuro y en de la patria, es como que ninguna prueba es suficiente…se roban todo, estafan, existen muertes dudosas, como las del atentado de la AMIA, como la muerte del fiscal Nisman, como tantos enfermos oncológicos que murieron por falta de remedios idóneos para poder llevar adelante sus tratamientos y así podríamos seguir largo rato. Es entonces que me pregunto, que nos pasa a los argentinos, es que no podemos de una vez por todas, aplicar la justicia sin distinción de bolsillo, de rango, de poder, es que hemos caído tan bajo todos, que no nos quejamos, no protestamos, no exigimos que se juzguen rápidamente a quiénes llevaron a esta situación a este país…¿no salimos a pedir que sean juzgados todos aunque sean diputados, jueces, senadores?...los lugares que ocupan las personas, no deben evitar que sean juzgadas, ya que si son inocentes, serán absueltos…o es que temen, porque saben que son delincuentes.
La Justicia debe ser impartida por personas idóneas y el que no lo sea debe irse o debe ser juzgado para poder sanear la justicia y que esta patria arranque de una vez por todas.
Los cargos públicos no deben usarse para ampararse y no enfrentar a la Justicia, deben ser para hacer más grande a la patria. Cuando indignada observo, como el ex Vicepresidente sale libre habiendo cometido tantos ilícitos…yo me pregunto, cómo sociedad no salimos a exigir, que los jueces corruptos vayan presos y que se termine la impunidad…por favor… Presidente, espero que exija que la justicia cambie y que pida juicio político para los jueces corruptos, estamos en un momento crucial y muchos lo seguirán apoyando si se sigue avanzando con la justicia y no que por conveniencia trance en acuerdos que no son transparentes.
La Justicia es un pilar fundamental para encaminar una sociedad que está en peligro y se debe llegar a fondo para sanear este querido país, de eso van a depender muchos votos en el 2019.

Con la Justicia no se juega, la Justicia es cosa seria. La Justicia puede ser una materia pendiente, pero hoy es una vergüenza nacional.

Te puede interesar