Desafían al mundo conservador

Sociales 14/01/2018 Por
SEBASTIAN LELIO Y SU"MUJER FANTASTICA"
Por Javier Tovar 
LOS ANGELES, 14 (AFP-NA). - Insultos, golpes, acoso policial, amor "ilegítimo": así pasa sus días la "mujer fantástica" que el director Sebastián Lelio creó en un Chile muy conservador para reflejar una "crisis humana" global.
Aclamada por la crítica de Estados Unidos, la película protagonizada por Daniela Vega, la primera actriz chilena transgénero, fue nominada al Globo de Oro a mejor cinta extranjera y lidera las predicciones al Óscar en la misma categoría.
"Una mujer fantástica" cuenta la historia de Marina Vidal, una transgénero que enfrenta la muerte de su compañero en medio de prejuicios, reproches y violencia. La producción busca llevar a la reflexión de por qué se complica algo tan sencillo como el amor entre dos personas.
"No sólo ilumina aspectos de la sociedad chilena, de la cual la historia emana, sino aspectos de la crisis humana por la que estamos pasando", señaló Lelio, de 43 años, en una entrevista telefónica este viernes con la AFP acompañado de Vega.
"Tiene que ver con los límites de la empatía, lo que estamos dispuestos a permitir del otro, quién se arroga la autoridad para determinar que existen personas ilegítimas o amores ilegítimos, quién traza la línea, con qué autoridad", explicó el cineasta chileno sobre el filme, que ya ha llegado a varios países latinoamericanos.
Vega indicó que no se trata de una película biográfica. "Marina y yo compartimos que somos trans, que nos gusta cantar la ópera y los hombres guapos, nada más".
"Soy muy diferente a Marina", siguió. "Es mucho más elegante que yo, tiene más paciencia, es una mujer mucho más pacífica, yo soy más explosiva, más latina".
Marina es acusada de ser un "monstruo" destructor de familias, antes de que dos hombres violentamente le tapen el rostro con cinta adhesiva.
"No las habría permitido, no lo sé", respondió sobre cómo habría sido su reacción a esta situación.
"He vivido procesos de violencia como muchísima gente en el mundo", sostuvo. "En mi caso, la violencia fue institucional, hasta hoy el Estado chileno no reconoce la identidad trans y eso hay que tomarlo como violencia también".
Lelio dijo que la película, que se estrena en Estados Unidos el 2 de febrero, ha ido sumando poco a poco seguidores en Chile.
"En Chile nos cuesta vernos", afirmó. "No pretende ser un documento de la realidad y, en ese sentido, a la gente le costó entregarse a la película".

Te puede interesar