La ordenanza de lavacoches y una década de polémicas

Locales 12 de enero de 2018 Por
HOY SE REUNEN LOS CONCEJALES CON LA CGT A LAS 10:30
En la mañana de hoy, a partir de las 10:30, los concejales recibirán en el Palacio Municipal a los principales referentes de la Confederación General de los Trabajadores (CGT) a nivel local, para analizar el proyecto de ordenanza que busca regular la actividad de los lavacoches en la ciudad. 
Recordemos que la norma fue presentada oficialmente en las últimas sesiones del 2017, pese a que el tema lleva casi una década de discusión y que, incluso, se había presentado ya en el Concejo. Concretamente, propone crear un registro de personas que lavan vehículos en la vía pública y se faculta al Ejecutivo su organización y funcionamiento en base a las consideraciones contenidas en la futura ordenanza. Las personas registradas tendrán un permiso y cumplir con los siguientes requisitos: que actualmente realice esa actividad; ser mayor de 18 años -los menores no podrán hacerlo más-, tener 5 años de residencia comprobable en Rafaela y residencia efectiva al momento de solicitar su inscripción; no contar con trabajo formal; presentar ante la autoridad competente un certificado de antecedentes penales otorgado por la Regional Nacional de Reincidencia, que deberá ser actualizado cada 12 meses. El permiso llevará nombre y apellido del titular (será intransferible), el horario al que deberá sujetarse y zona de trabajo previamente delimitada. También se renovará anualmente. Y, una vez cerrada la inscripción, no podrán anotarse más personas ni reemplazar a unos con otros. 
La actividad de lavacoches a cumplirse en el espacio público podrá ser desarrollada en el sector delimitado entre la Zona de Estacionamiento Controlado (ZEC) de lunes a domingo de 8 a 21 horas.

ANTECEDENTES INMEDIATOS
En abril del año pasado se había hecho una reunión en donde se había presentado un borrador del proyecto. Pero, ¿por qué no se se elevó formalmente? Es que, luego de lo ocurrido con el proyecto de ordenanza de "Con casco cargás" -que fue modificado por la que es solamente una campaña publicitaria- desde el Ejecutivo tenían cautela con temas sensibles como estos. Pero, de hecho, la salida de los dos primeros -y casi únicos- funcionarios del Gabinete de Luis Castellano tras las elecciones de agosto fueron José Luis Rossetto (Desarrollo Social) y Juan José Mondino (Coordinador de Seguridad) tras un incidente en la Plaza 25 de Mayo con lavacoches.
Lo cierto es que aquel borrador es el texto que hoy tienen en el Concejo para analizar. 

ANTECEDENTES MEDIATOS
El tema comenzó a ser analizado en 2013. En aquel momento, el Intendente Luis Castellano anticipó la idea de hacer un seguimiento con las personas que hacen ese trabajo y comenzar a evaluar las diferentes alternativas. Cuando se empezó el relevamiento, en diciembre de aquel 2013, había 82 lavacoches en la zona. Para 2016, había 40.
En 2014 se presentó una encuesta al Concejo, en lo que trató de ser un primer intento en llevar el tema al recinto. Pero la fuerte postura contraria del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región dio por tierra esa posibilidad. "Queremos dejar en claro que ni Paseo del Centro Rafaela ni la Comisión de Comercio y Servicios del CCIRR participaron en el diseño y la implementación del relevamiento, desconociendo la metodología adoptada y la validez de sus resultados", indicaron. Pero, ¿que decía la encuesta? De 154 comerciantes entrevistados, 129 no tuvieron que recurrir a ninguna institución por por problemas con los lava autos relacionados a peleas entre ellos, consumo de sustancias tóxicas en la vía pública o haber ocurrido un episodio personal con alguno de ellos. "En el año 2012 por hechos de inseguridad ocurridos en el sector, más de 80 vecinos y comerciantes presentaron una nota y se reunieron con las autoridades municipales, quienes se comprometieron a tratar el tema y a realizar reuniones periódicas", plantearon desde el CCIRR a través de un comunicado en septiembre de 2014.

UNA DECADA DE PROBLEMATICA
Pero el tema viene de mucho tiempo antes. En 2009, Víctor Fardín había presentado un proyecto de ordenanza de similares características: un registro para mayores de 18 años, con certificado de buena conducta, sin relación laboral con el Municipio. Recobró mayor notoriedad luego de que se supiera que quienes confesaron el crimen de Silvia Suppo eran lavacoches. 
Una polémica que lleva casi una década, absolutamente irresuelta.

Te puede interesar