Chocolate: a un año de su muerte

Sociales 11 de enero de 2018 Por
HECHO DE GRAN REPERCUSION
CHOCOLATE. Cuando se intentó su recuperación. FOTO ARCHIVO
CHOCOLATE. Cuando se intentó su recuperación. FOTO ARCHIVO

Sucedió hace un año y tuvo una repercusión enorme por tratarse de un hecho de crueldad pocas veces visto. La muerte de Chocolate, el cachorro que en San Francisco fue prácticamente despellejado en vida, por parte de alguien a quien le molestaban sus ladridos. Un verdadero desalmado, para quien no alcanzan los calificativos para describir su maldad.
Ayer Radio Rafaela entrevistó a Gretel Monserrat de la Fundación Bio Animals, del Instituto de Derecho Animal del Colegio de Abogados de San Francisco y la asociación de Funcionarios y Abogados por loa Derechos de los Animales.
“A un año de la muerte de Chocolate -dijo-  su asesino está suelto. La imputación que recae sobre Gómez es violación a la 13.346 y violación del domicilio, el entró al domicilio cuando el animal empieza a llorar enciende la bordeadora. El juicio, es una causa que se ha llevado con bastante agilidad, y estamos esperando la fecha para la audiencia para debate que será oral y publico, el primero que se da en el país. Desde un punto de vista es bueno, en una audiencia oral al ser pública la gente podrá conocer todos los testimonios... Las penas en estos casos es de 15 días a un año, y por lo tanto excarcelable, en el caso de llegar a una sentencia condenatoria quedará en libertad .De todas formas es facultad de los jueces establecer la efectividad o no de la prisión. Si se llegara a dar una prisión efectiva sería algo histórico. No me animo a adelantar nada, el peso de la opinión pública es muy fuerte pero todo dependerá del juez. Desde el punto de vista de la condena social, en San Francisco lo que sucedió fue muy fuerte, la reacción de la gente, tengo muchas causas elevadas a juicio de maltrato pero el caso de Chocolate me sorprendió, nunca vi algo igual".
En San Francisco estaba previsto para el anochecer un acto para recordar a Chocolate, pero más que eso, para hacer conciencia que este tipo de episodios nunca más pueden volver a repetirse.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar