Industria

Editorial 06 de enero de 2018 Por
editorial

Según los últimos datos oficiales del INDEC, difundidos sobre fines del año pasado, queda confirmado que la construcción y en su mayoría la que corresponde a la obra pública, se convirtió en la gran traccionadora de la industria y también en la generadora del empleo. Es que en noviembre pasado, lo último contabilizado, creció un espectacular 21,6% y por lo tanto llevó a la industria en general a una expansión de 3,5%, razón por la cual en el año -y restando agregar aún el mes de diciembre dentro de la estadística- el crecimiento general fue de 1,9% y el de la construcción de 12,6%, debiéndose destacar que fue la séptima suba anual consecutiva de la actividad, lo cual abre sin dudas un arco de esperanza en cuanto al afianzamiento definitivo de esta tendencia.
Tenemos entonces, queda dicho, a la construcción como el rubro que se puso al frente de la recuperación, aunque también hubo otros relacionados que también empujaron fuerte, como por ejemplo la fabricación de acero un 18% a partir de la mayor demanda de la actividad construcción, como así también del sector agrícola -que mostró un sostenido nivel de pedidos para la fabricación de maquinarias e implementos para el campo- además de los desarrollados en las áreas energéticas, debiéndose sumar también entre los destacados al aluminio, cuya producción aumentó 6,2 por ciento.
En contrapartida, debiéndose ubicar en el otro platillo de la balanza, el sector automotriz que venía recuperándose experimentó en noviembre una baja de 3%, en tanto que la metalmecánica avanzó 10,2%.
En cuanto a la encuesta de expectativas que realiza el INDEC entre los empresarios dio cuenta que el 50% de las empresas tiene previsto un ritmo estable en cuanto a la demanda interna, al menos hasta el mes de febrero, en tanto que el 38% estima un crecimiento y apenas el 10% una reducción. Con relación a las exportadoras, el 54% de las consultadas anticipa un ritmo estable en sus ventas hasta febrero, mientras que 28% prevé una suba y el 18% en cambio cree que bajarán.Y finalmente, en lo que hace al personal, el 75% no indica cambios en sus planteles, el 15% espera una suba y el 10% en cambio cree que habrá reducciones.
Más empleo privado
Según cifras divulgadas desde el Ministerio de Trabajo, los asalariados registrados del sector privado superaron el nivel del mes de diciembre de 2015, explicando la mayor parte de ello la construcción, el comercio y otros servicios.
En base a datos del mes de octubre pasado del Sistema Integrado Previsional Argentino y de la AFIP, el cálculo arrojó 6.247.700 asalariados, es decir 72.300 más que en el mismo mes de diciembre de 2016 y 20.000 por sobre igual mes de 2015. 
Las estadísticas confirmaron de tal modo la tendencia de una recuperación paulatina pero sostenida, tras la fuerte baja de 2016. 
Cuando se pasa a la comparación interanual las provincias con más crecimiento fueron Santiago del Estero (8,1%), Catamarca (6), Chaco (3,4) y Jujuy y Córdoba con 3 puntos. En cambio en la industria no hubo recuperación del empleo, con un saldo de 21.300 empleos registrados menos que en octubre de 2016, confirmándose una baja permanente que viene dándose en el sector desde 2013.
Las provincias de Santa Fe y Córdoba sobresalieron por sus cadenas agroindustriales, dando un fuerte empuje, al igual que el sector metalmecánico que viene expandiéndose en todos los sectores.
Así fue que en total se contabilizaron 12.289.900 trabajadores registrados, un 2,1% más que en 2016, cifra que además del sector privado incluye a 3.166.900 del sector público y 1.575.500 monotributistas, ítem este último que viene mostrando una suba permanente, lo cual encuentra explicación por el creciente auge del sector de los servicios. También los monotributistas sociales, que fueron 429.400, junto a trabajadores de bajos ingresos y beneficiarios sociales, completaron el cuadro.
En lo que hace para este 2018, desde el gobierno se buscará avanzar con la reforma laboral, incluyendo incentivos a los empleadores para registrar a sus trabajadores. La lucha contra el trabajo en negro es uno de los objetivos centrales.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar