Quedó preso el quíntuple homicida de Santa Fe

Policiales 02 de enero de 2018 Por
Leer mas ...
El hombre de 33 años identificado como Facundo Solís, agente penitenciario en ejercicio acusado de cinco crímenes en la capital provincial, quedó en prisión preventiva en el marco de la investigación en la que fue imputado como autor de un femicidio, cuatro femicidios vinculados y una tentativa de femicidio vinculado.
Así lo resolvió la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sandra Valenti, a partir del pedido realizado por los fiscales de Homicidios Gonzalo Iglesias y Cristina Ferraro, y por la titular de la Unidad Fiscal de Violencia de Género, Familiar y Sexual, Mariela Jiménez.
Antes de solicitar la medida cautelar, los fiscales del MPA imputaron a Solís a quien le atribuyeron el femicidio de quien había sido su pareja, Mariela Clarisa Noguera. Por este hecho se le imputó la autoría del delito de homicidio calificado por el empleo de arma de fuego; por el vínculo; y por ser perpetrado por un hombre en contra de una mujer mediando violencia de género.
También se lo imputó como autor de los femicidios vinculados de otras cuatro personas (familiares de su expareja): Yoel Airaldi; Aylén Tamara Soto; Generosa del Carmen Loseco y Sonia Isabel Noguera. Por último, se le imputó la tentativa de femicidio vinculado en perjuicio de un menor de 17 años, también familiar de su expareja. 

LOS HECHOS
Oficialmente desde el Ministerio Público de la Acusación, los delitos que investigan los fiscales ocurrieron minutos después de las 14:00 del pasado viernes 29 de diciembre en tres viviendas ubicadas en Monseñor Zazpe al 4100 y en la vereda de una de ellas.
“En primer lugar, el imputado ingresó a la vivienda que había compartido con su expareja, donde atacó a disparos a Yoel Airaldi (novio de la hija de su expareja) y a Aylén Tamara Soto (hija de su expareja)”, precisaron los fiscales. A los dos les quitó la vida. 
"Momentos después, en la puerta de la casa atacó a su expareja con la misma arma de fuego y le impactó dos disparos en la cabeza con los que le provocó la muerte”, indicaron. “Se trató de una agresión hecha en un contexto de violencia de género, en una clara situación de subordinación de quien fuera su pareja, basado en una relación desigual de poder caracterizada por el empleo de violencia tanto física como psicológica en episodios previos y reiterados”, argumentaron los funcionarios del MPA.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar