Septiembre, el mes de Santiago Maldonado

VARIOS 31 de diciembre de 2017 Por
Si bien Maldonado desapareció el 1º de agosto, en este mes se realizaron muchos reclamos y marchas por el joven mapuche.
"La desaparición de Santiago Maldonado" se refiere al caso de la desaparición de Santiago Andrés Maldonado el 1 de agosto de 2017, investigados en las causas 8232/2017 y 8233/2017 de la justicia federal argentina, víctima de una presunta desaparición forzada en el marco de la represión de una protesta que incluyó cortes de ruta, realizada por la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen,​ ubicado en la provincia argentina del Chubut.
La represión fue llevada a cabo por la Gendarmería Nacional, una fuerza de seguridad que opera en el ámbito del Ministerio de Seguridad del Poder Ejecutivo.​ El presidente de la Nación Mauricio Macri, el jefe de Gabinete de Ministros Marcos Peña, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y otros altos funcionarios del gobierno nacional fueron denunciados por la Liga Argentina por los Derechos del Hombre «por la figura penal típica de desaparición forzada de personas en concurso con encubrimiento y violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad», según dice textualmente el objeto de la denuncia.​
El 18 de octubre de 2017, la fiscal de la causa informó que desde hace varios días, uno de los gendarmes que actuó en el operativo represivo había quedado en situación de imputado.

MOVILIZACIONES
Con fuertes reclamos al Gobierno, miles de personas se movilizaron el 2 de septiembre en varias ciudades del país al cumplirse un mes de la desaparición de Santiago Maldonado y, ante una Plaza de Mayo colmada de manifestantes, familiares del joven exigieron la renuncia de la ministra Bullrich. "Somos maltratados por la ministra de Seguridad, que ha demostrado no estar capacitada para ocupar ese puesto y esclarecer la desaparición de Santiago. Le pido que dé un paso al costado y deje el lugar a alguien realmente capacitado", señaló sobre el escenario principal el hermano del joven artesano, Sergio Maldonado, mientras que a sus pies la multitud se hacía eco con el canto: "¡Fuera Bullrich, fuera!" y "Que se vaya, que se vaya".
En su mensaje de cierre de la movilización central a la histórica plaza, Sergio advirtió que "a un mes de la desaparición forzada de Santiago, el Estado sigue negando su desaparición forzada en manos de Gendarmería y pareciera querer negar su existencia".
"En ningún momento cuestionó la actuación de la Gendarmería: lo único que hicieron fue cuestionar a Santiago y a nuestra familia. Fuimos hostigados con información falsa que sólo sembró desesperanza y tuvimos que soportar declaraciones de funcionarios que aportaron dudas y confusión", se quejó.

EN RAFAELA
Rafaela se sumó al reclamo nacional por la aparición con vida de Maldonado, en lo que fue una importante movilización por la cantidad de manifestantes, poco habitual en nuestra ciudad.
Para las 20 de ese día, se escuchaban los bombos de murga en el nacimiento del Bv. Santa Fe, mientras que iban llegando aquellos que terminaron manifestándose. Las banderas de partidos políticos y otras con consignas como "devuelvan a Santiago", más los cánticos sumaban al marco. "Yo sabía, que a Maldonado, lo llevó Gendarmería" o "que quede claro, que devuelvan a Santiago Maldonado", fueron algunas de las que más se cantaron.
Cerca de las 20:30, comenzó la movilización propiamente dicha. Al frente, una bandera que decía: "Macri Bullrich Nocetti: devuelvan a Santiago. Indiferencia Nunca Más". Detrás, una columna que tenía una cuadra de extensión. Para los manifestantes, cerca de 500. Para la policía, unos 100. "Creo que son más", se animó a decir un agente de la GUR, sin querer contradecir al agente que tenía enfrente.
La gente comenzó a marchar por la calle interna de la plaza, mientras que se cortaban las diferentes arterias. Fueron hacia el norte, y dieron una vuelta y media a la plaza, pasando dos veces por la Municipalidad. Mientras tanto, se pegaban con engrudo algunas leyendas en las estatuas en los vértices de la Plaza. Algo innecesario. "Deciles que vayan a laburar", dijo a dos periodistas el conductor de un auto. Segundos más tarde, otro, tocaba bocina en señal de apoyo.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar