El presidente de la Nación estuvo en la ciudad e hizo anuncios importantes

VARIOS 31 de diciembre de 2017 Por
Macri destacó en Rafaela que la futura autopista transformará la región para siempre.
En una visita tan breve como distendida a Rafaela, el 13 de septiembre pasó por nuestra ciudad un optimista Mauricio Macri que expresó que la Argentina "hace cinco trimestres que crece", que "está en el camino correcto" a la vez que desafió a los gobernadores e intendentes a realizar "obras para que la gente pueda mejorar y progresar", decía a la hora de la siesta de ese día.
A su lado lo escuchaban atentamente el gobernador santafesino, Miguel Lifschitz, y el intendente, Luis Castellano, quienes fueron los anfitriones de la onceava visita del Presidente a la provincia en menos de dos años.
El acto se desarrolló en el cruce del camino Nº 5 con la Variante de la Ruta 34 -cerca del Complejo Ambiental noroeste de la ciudad-, como cierre de una recorrida por la obra de la autopista. Si bien no hubo anuncios, el Presidente ofreció un discurso motivacional sobre la recuperación del país desde que ocupa la Casa Rosada y la necesidad de trabajar en equipo más allá de los signos políticos de intendentes o gobernadores. "Cuando esta autopista se termine será una transformación que va a ser para siempre y va a devolver seguridad y tranquilidad", subrayó parado sobre la futura circunvalación que se construye al oeste de Rafaela.
Al mismo tiempo, advertía que "no queremos ver más noticias" de personas que pierden la vida en accidentes viales: "Eso no puede ser, es como que ha habido un desprecio a la vida por parte de la política, que lo más importante que tiene que hacer es cuidar a cada argentino".
Para Macri, "si el argentino puede viajar, se puede conectar, uno lo está cuidando", y puso de relieve que las obras viales también son esenciales para potenciar "toda la maravillosa capacidad productiva" que tiene la provincia de Santa Fe. En tal sentido, afirmó que "con caminos rurales bien cuidados y con autopistas como esta vamos a poder llevar al mundo todo lo que producimos con trabajo argentino".
El Presidente aterrizó en el Aeródromo rafaelino a las 14:20 junto a su esposa, Juliana Awada, proveniente de Santiago del Estero y de Ceres -desde donde se dirigió a Selva para visitar la casa de Mabel Díaz-, y los ministros del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y de Transporte, Guillermo Dietrich. Macri y la comitiva llegó a la Variante a las 14:40 y a las 15 todo terminó. 
Tras los saludos de Lifschitz, Castellano y también el intendente de Santa Fe y titular del Comité nacional de la UCR, José Corral, ascendieron a un minibus para atravesar la ciudad por el centro hasta llegar al punto de encuentro donde esperaban más de 50 periodistas -en una especie de corralito, prácticamente inmovilizados- y unas 150 personas entre dirigentes de Cambiemos y operarios de la empresa entrerriana Losi que tiene a su cargo la ejecución de la autopista. En tanto, la Primera Dama optó por quedarse en uno de los hangares del Aeródromo.
Tras descender del vehículo, Macri saludó a pura sonrisa con su mano derecha y rápidamente se acercó a los dirigentes que lo esperaban en una especie de sector vip al que no pudo acceder ni la prensa ni el resto de los curiosos. Entre ellos estaban Albor Cantard y Lucila Lehmann, candidatos a diputados nacionales por Cambiemos, y los integrantes de la lista de postulantes al Concejo Municipal rafaelino, Leonardo Viotti, Raúl Bonino y Alejandra Sagardoy.
Lifschitz ofreció un mensaje de tres minutos para luego cederle la palabra al Presidente, no sin antes avisar que era el día de su cumpleaños, lo que disparó una escena divertida en la que Macri preguntó si alguien había llevado una torta mientras pedía cantarle al final el feliz cumpleaños.
Media hora después se alejó de la ciudad a bordo del Tango 010 desde el aeródromo local, por lo que su estadía en Rafaela fue de algo más de una hora.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar